Emilia Clarke y Gigi Hadid se manifiestan en contra de los retoques (al menos en su piel)
  1. Estilo
  2. Belleza
Al natural

Emilia Clarke y Gigi Hadid se manifiestan en contra de los retoques (al menos en su piel)

Tanto la actriz como la modelo han hecho declaraciones acerca de los retoques estéticos en su profesión y ambas comparten punto de vista en concreto sobre los rellenos

placeholder Foto: Emilia Clarke, en los Bafta de 2020. (EFE)
Emilia Clarke, en los Bafta de 2020. (EFE)

“Despedido”, esa fue la respuesta de Emilia Clarke al escuchar el veredicto de un facialista que le recomendó que comenzara a utilizar rellenos faciales cuando apenas tenía 28 años. La actriz se sinceraba con la edición británica de 'Elle' sobre el uso de los rellenos faciales en la industria del cine: no los ha usado ni los usa, pero no puede asegurar que no vaya a usarlos en el futuro, pero lo que tiene claro es que no recurrirá a la medicina estética porque alguien se lo sugiera.

placeholder Emilia Clarke, embajadora de Clinique (Getty)
Emilia Clarke, embajadora de Clinique (Getty)


En la entrevista, la Madre de Dragones de ‘Juego de tronos’ explicaba con naturalidad que está contenta con el aspecto de su piel, con las arrugas que se le forman en la frente o alrededor de los ojos porque son como cicatrices de su vida. “A los 34, soy más sabia, más inteligente, he tenido más experiencias, he hecho muchas cosas y estoy orgullosa de eso. Solo puedo decir que he logrado todo eso por la edad que tengo. El tiempo es lo único que te permite hacer esas cosas. Así que si mi rostro va a reflejar el tiempo que he pasado en esta tierra, estoy dispuesta a ello”, explicaba a la revista.

Foto: ¿Cuándo es un buen momento para comenzar con el bótox? (Imaxtree)

Según narraba, cuando Emilia Clarke acudió a un facialista a los 28 años, en pleno éxito de la serie que la hizo saltar a la fama, se quedó a cuadros cuando el experto le dijo que podía recuperar su tono de antes. Su respuesta fue “lárgate”. La actriz defiende que en su trabajo es necesario poder expresarse con el rostro y que una piel llena de volumen o paralizada no permite hacerlo. “Si mi trabajo me dice que necesito algo más que un poco de bótox cuando tenga 45 años o lo que sea, entonces dejaré de hacer el trabajo”, confesaba con rotundidad.

placeholder Emilia Clarke, en el estreno de 'Last Christmas'. (Getty)
Emilia Clarke, en el estreno de 'Last Christmas'. (Getty)


Sin embargo, tras ver los resultados de la toxina botulínica en la cómica Caitlin Moran, su opinión cambió un poco: “Pensé ‘ok, puede ser una opción’, definitivamente no lo quiero ahora pero no digo que no me permita cambiar de opinión en un futuro”. Pero sobre lo que la británica quería llamar la atención era sobre la popularidad de este tipo de retoques en la sociedad: “No me gusta el hecho de que de repente se haya vuelto normal que todo el mundo simplemente se haga retoques”, admitía a 'Elle'.

placeholder Gigi Hadid, en la Paris Fashion Week Womenswear Fall-Winter 2020/2021, antes de su embarazo. (Getty)
Gigi Hadid, en la Paris Fashion Week Womenswear Fall-Winter 2020/2021, antes de su embarazo. (Getty)


Hace unos meses, era Gigi Hadid la que hablaba sobre el uso de la medicina estética. Gigi comparte postura con Emilia: no se ha hecho ningún retoque ni se plantea hacérselos, aunque su punto de vista es distinto. La modelo aseguraba en un directo en Instagram que le aterroriza que el resultado no le guste y que al mirarse al espejo vea su rostro muy cambiado y no se reconozca. “Creo que soy demasiado friki del control. ¿Y si sale mal?”, confesaba a sus seguidores. Aunque también hacía mención a sus inseguridades. En más de una ocasión, su peso o sus facciones han sido cuestionadas, sin embargo, la modelo, que era madre hace unos meses ha explicado que ahora acepta cómo es.

Gwyneth Paltrow es otra de las celebrities que se ha manifestado recientemente sobre los inyectables; sin embargo, su experiencia personal la ha hecho cambiar de bando. En un directo en Instagram, desvelaba sin ningún tipo de reparo que sí había probado los inyectables pero que la experiencia no fue demasiado buena y ahora les temía. La actriz, asegurando que no tenía secretos de belleza y que lo contaba todo, se ha convertido en la imagen de Xeomin, un inyectable para la zona del entrecejo, de reciente aprobación en los Estados Unidos y que tiene un resultado mucho más natural, en palabras de Paltrow. Sus efectos son similares a los de la toxina botulínica, paraliza el músculo evitando que se marquen las arrugas.

La actriz defendía el uso de los inyectables como una medida para verse mejor. En una entrevista a 'Harper's Bazaar' declaraba que en la sociedad parece que el hecho de utilizar inyectables es algo parecido a admitir una vulnerabilidad y que aún hay mucho estigma a la hora de hablar del tema: “Creo que a veces la honestidad se percibe como una debilidad”.

placeholder Gwyneth Paltrow, en la presentación de 'The Politician'. (Getty)
Gwyneth Paltrow, en la presentación de 'The Politician'. (Getty)

Se normalice o no el uso de los inyectables, de lo que parece no haber duda es de que hay que hablar abiertamente de bótox, vitaminas y rellenos. Están a la orden del día y todo el mundo tiene una opinión sobre ellos.

Emilia Clarke Gigi Hadid Medicina estética Botox
El redactor recomienda