Por qué el 'wolf cut' es el corte de pelo más arriesgado (pero con rollo) de Instagram
  1. Estilo
  2. Belleza
Tendencias setenteras

Por qué el 'wolf cut' es el corte de pelo más arriesgado (pero con rollo) de Instagram

El estilismo setentero se ha convertido en la inspiración preferida de diseñadores e influencers y el wolf cut es su máxima representación en lo que a cortes de pelo se refiere

Foto: Debby Ryan apostó por el wolf cut en 2020. (@debbyryan)
Debby Ryan apostó por el wolf cut en 2020. (@debbyryan)

Corto pero largo, con capas y muy alternativo. Bajo el hashtag #wolfcut Instagram registra cientos de fotografías al día. Detrás de este ‘corte de pelo lobo’ se esconde la versión más trasgresora de aquel mullet que Miley Cyrus, Úrsula Corberó o Sara Carbonero volvieron a colocar en el mapa de las tendencias capilares el pasado año.

Pero probar el wolf cut es asumir varios riesgos que no tienen otros cortes de pelo. Aunque no se trata de un cabello demasiado corto, la superposición de capas de distintas longitudes, con su respectivo crecimiento irregular, precisa de las experimentadas manos de un profesional, además de estar más recomendado a algunos tipos de cabellos y rostros.

Su nombre hace referencia al pelaje de los lobos, irregular y de aspecto desaliñado, precisamente el efecto que se busca alcanzar con cada mechón del wolf cut. Pero, para que ese aire rockero haga relucir cada tijeretazo, el tipo de cabello es determinante. Los pelos gruesos, abundantes u ondulados son los que se ven más beneficiados puesto que los mechones más cortos ven potenciado su volumen sin necesidad de ningún tipo de peinado. Por el contrario, si se tiene el cabello fino, el wolf cut necesitará un aliño diario de champú en seco o tenacillas para lograr un peinado estratégicamente desordenado.

La estructura del corte

Podría decirse que el wolf cut es la transición entre el mullet y el shaggy, dos cortes de pelo muy setenteros y de rabiosa actualidad fashion. Mientras el mullet entra más en la clasificación de un ‘pelo corto’, con mechones irregulares que generan esa sensación de minimelena, el shaggy es una melena recta y alborotada que sobrepasa los hombros. El wolf cut es una melena que puede tener el largo que tú desees, siempre que mantengas la parte alta del cabello con mechones más cortos, creando una diferencia muy marcada entre la parte de arriba corta y los mechones finos que harían de melena. Hay quienes incluso aseguran que se trata de un corte shag de los 70 peinado al estilo de los 80.

De dónde viene el wolf cut

Nada más ver las fotografías que se postean en las distintas plataformas y cuyas búsquedas no dejan de crecer en Pinterest, es fácil identificar el corte de pelo como un estilismo retro de los 70 rockeros o de Joan Jett y Cherie Currie; sin embargo, el éxito y la reciente fama de este corte de pelo no viene de los Estados Unidos sino de Corea del Sur. El gigante de la belleza comenzó a demandar este corte de pelo con el que triplicar el volumen de la melena hace un par de años y parece ser la progresión lógica del corte noventero short bob que arrasó en Japón a comienzos del fatídico 2020.

@coolmadsgames

My hair is rlly uneven woops 😭 ##xyzbca##hair360##wolfcut##05

♬ deja vu - Olivia Rodrigo

Parte del éxito y la rápida expansión del wolf cut está en que no tiene por qué realizarse en melenas muy largas o cabellos muy cortos, sino que se adapta a las necesidades y gustos de cada persona. El flequillo también es un elemento que incorporar o evitar y que puede ser determinante para conseguir un wolf más o menos retro. Los flequillos cortos, de mayor mantenimiento, sin embargo parecen una opción poco repetida, siendo el ganador el curtain fringe y sus superpoderes para aparecer y desaparecer.

La inminente llegada del wolf cut al panorama celeb, se la debemos a ex chicas Disney como Debby Reynolds o Demi Lovato, iconos millenial que rompían con su anterior imagen eligiendo un look algo más gamberro y rápidamente han sido seguidas por influencers, lo que parece más que afianzar el éxito del wolf cut. De los 70 a Corea, de Disney a Instagram y la siguiente parada será al street style.

El redactor recomienda