Logo El Confidencial
el triunfo del fast fashion

La marca toledana que plantó cara a Zara

Hablamos con la responsable de la marca de la firma toledana que ha cerrado el año con impresionantes resultados que demuestran que el fast fashion español tiene un gran futuro

Foto: Koker ofrece continuas novedades, exclusividad y ropa que sienta bien. (Cortesía)
Koker ofrece continuas novedades, exclusividad y ropa que sienta bien. (Cortesía)
Autor
Tiempo de lectura4 min

No es fácil crear una firma de moda y terminar el año con resultados positivos, pero esta hazaña es aún más complicada si hablamos de una pequeña marca nacida en Toledo que ahora compite con gigantes del fast fashion de la talla de Primark. Este es el caso de Koker, una firma toledana que ha cerrado el año con un crecimiento de un 32% respecto a 2017. Fue un préstamo de 20.000 € concedido a mujeres emprendedoras el que posibilitó que en octubre de 2014 naciera una pequeña tienda ubicada en una calle secundaria del casco antiguo de Toledo que hoy cuenta con un equipo de 15 personas y con más de 100 al sumar el personal de sus ya múltiples locales.

Las cosas han cambiado mucho desde 2014. “Estamos teniendo un gran crecimiento en poco tiempo, aunque bien asentado y con pilares firmes. Tenemos dos vías de crecimiento, las tiendas propias -contamos ya con 14 unidades de negocio, todas abiertas gracias a los beneficios generados sin mayores apoyos financieros- y las franquicias. En total juntamos 40 tiendas, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Toledo, quizá por ser donde empezamos y donde contamos ya con cuatro tiendas en las mejores ubicaciones, es donde más respuesta de aceptación sentimos por la clientela”, responde Priscilla Ramírez, responsable de marca.

Priscilla Rodriguez. (Koker)
Priscilla Rodriguez. (Koker)

El método Koker

“El método Koker consiste en tener muy pocas unidades por modelo y color, y todas las semanas renovar la colección. Es una locura pues movemos más de 240.000 prendas al año, pero nuestras clientas demandan eso, novedades semanales, exclusividad de modelos para no ir todas uniformadas y ropa que les guste cómo les queda, de forma que al 90% de las señoras que nos visitan les sienta bien con independencia del cuerpo que se tenga”, explica Priscilla, que asegura que su clientela más fiel la componen mujeres de entre 30 y 70 años.

Fachada de Koker. (Cortesía)
Fachada de Koker. (Cortesía)

Priscila aclara que la ventaja de producir en Europa es la inmediatez, por lo que desde que detectan una tendencia hasta que esta queda plasmada en diseños en la tienda, tan solo han de pasar dos semanas. “Las tendencias de la ropa que hay en tienda las decide el público. Contamos con un programa informático que nos dice no solo qué prendas salen o no (al tener pocas unidades todas acaban saliendo), sino la velocidad de venta. Estas son las que marcan la tendencia”, explica Priscilla.

Ni uniformes, ni problemas de talla

Koker por dentro. (Cortesía)
Koker por dentro. (Cortesía)

De cada modelo, tan solo hay tres prendas por color con un máximo de una gama de 8 colores. “En el caso de accesorios es diferente y abrimos más el abanico, pudiendo tener 20 unidades de un modelo de collar o pañuelo por ejemplo. Damos más exclusividad a la ropa sin masificar que a los complementos”, aclara Priscilla Ramírez. “Hemos conseguido, tras varios años de ensayo y error, dar con la tecla de un estándar que abarca desde la talla S a la XL, y no solo hablo de tallajes, sino de tejidos que puedan dar cobertura a estas tallas únicas. Son prendas que por patronaje sientan bien de hombros y tienen muy buena caída. Una chica delgada luce esa prenda de forma preciosa y ocurre lo mismo con un cuerpo con más volumen”, sentencia Priscilla.

El marketing sensorial

“Nuestras tiendas están enfocadas y pensadas para la compra por impulso, por lo que nuestro marketing son las mismas unidades de venta. En Koker lo llamamos marketing aplicado a los sentidos y está basado en el marketing sensorial. Principalmente cuidamos cuatro de los sentidos: vista, a través de unos escaparates atractivos basados en nuestro rosetón de flechas y luces LED; oído, con una música que nos identifica como marca; olor, gracias a la selección de un ambientador exclusivo que nos representa; y tacto, debido a las distintas texturas con las que confeccionamos nuestras prendas.

Hablar de marketing y no hacer mención a las influencers es harto complicado. Aunque Koker recibe peticiones por parte de blogueras, que por supuesto atienden gustosamente, no tienen una estrategia con ellas de forma activa. Como cabe esperar, sin embargo, los resultados son muy positivos cuando un personaje conocido luce sus diseños.

Cuando Julia, María y Marilia llevaron abrigos de pelo de la marca en una actuación de 'Operación Triunfo', los resultados fueron muy positivos. El número de seguidores y el tráfico de visitas se disparó. “Sí que también más de uno ha descubierto gracias a esta difusión que Koker, aparte de una raza de perro, también es una marca de ropa”, bromea Priscilla.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios