Logo El Confidencial
moda

'Fast fashion': la moda se inspira en la comida rápida. Un bocado chic sin calorías

La llegada de Jeremy Scott a Moschino ha hecho de la comida rápida un bocado gourmet. Sáltate tu dieta. La moda se llena de prendas hipercalóricas

Foto: La colección invierno 2014 de Moschino hace de McDonalds un icono (Foto: I.C)
La colección invierno 2014 de Moschino hace de McDonalds un icono (Foto: I.C)

La llegada de Jeremy Scott a Moschino ha hecho de la comida rápida un bocado 'gourmet'. Sus prendas, plagadas de los colores icónicos de McDonald´s (con el logo distorsionado para emular el corazón insignia de la marca italiana), se han convertido en el último pelotazo de la moda. Pero, para rapidez, la velocidad a la que alguna de las piezas más controvertidas se han agotado.

La primera en hacerlo ha sido la mochila, que cuesta bastante más que un menú. En concreto, 685 euros. El bolso de cadena rojo y amarillo, un claro guiño (o mofa) a Chanel, que en el pasado denunció a la firma por parodiarla, también ha desaparecido de las tiendas. Lo mismo que la funda para iPhone con forma de patatas fritas. Normal que viéramos, a pocos días del desfile, los blogs de street style plagados de la funda french fries (48 euros). Y las páginas de las revistas de moda 'engordadas' con prendas hipercalóricas. Los fashionistas han abrazado sus propuestas, pero los trabajadores de McDonald´s… no. El colectivo considera una burla, por sus sueldos, que los vestidos de la firma superen los mil euros. Y que hagan del logo de la empresa que les da trabajo su bandera.

Moschino prepara un menú 100% McDonald´s
Moschino prepara un menú 100% McDonald´s
El diseñador ha hecho de la comida rápida una fuente de inspiración recurrente a lo largo de su historia. En 2006, ya dio una lección de hábitos poco saludables en cuestiones de alimentación. Presentó una colección con estampados de hamburguesas y patatas fritas. La firma 212 también encontró en las patatas el dibujo perfecto para sus camisas. Y también se las quitaron de las manos. Incluso Lazy Oaf diseñó calcetines french fries. Patatas hasta en el cuello, gracias a la firma de joyas Louise Gray. Esta vez, incluso España ha pasado de la dieta mediterránea. Davidelfin incumple una de las normas básicas de toda madre: no comerás en la cama. Ha presentado un edredón hamburguesa, que volverá locos a los que intentan cuidar su figura. ¿Quién dijo que los hidratos estaban prohibidos por la noche?

Colgante de Louise Gray, camisa de 212 y edredón de Davidelfin
Colgante de Louise Gray, camisa de 212 y edredón de Davidelfin

El salto de dieta no es exclusivo de esta temporada. Para celebrar la Exposición Universal de Shangai (2010), Karl Lagerfeld creó una colección de complementos exclusivos inspirados en China y sus leyendas. No podía faltar el bolso, ideal para las fanáticas de esta gastronomía. Aunque su precio superaba los 5.000 euros, voló a las pocas semanas de ponerse a la venta. Mucho más caro que una comida en el chino, pero mucho más ligero. Esta temporada, Kate Spade retoma la idea y apuesta por bolsos que emulan el packaging de la comida rápida china. Igualmente, Charlotte Olympia propone bolsos que mantienen la misma estructura para el invierno 2014. El take away oriental se vuelve el motivo por excelencia del fashion.

Chanel y Kate Spade se apuntan a la comida rápida china
Chanel y Kate Spade se apuntan a la comida rápida china

En 2010, la agencia publicitaria Access presentó una divertida iniciativa para las Semanas de la Moda de Londres, Nueva York, París, Milán, Sydney y Hong Kong, llamada McFancy. Su intención era potenciar las ventas de McDonald´s en las eventos de moda. ¿Cómo? Con menús en envoltorios de lujo relacionados con las grandes marcas. Y con restaurantes temporales, en los que los uniformes de los camareros, la decoración, e incluso la iluminación, eran dignos de comida de lujo.

McFancy, de Access Present
McFancy, de Access Present

Hasta los bolsillos más ajustados han podido darse un atracón de moda fast food. Eastpack sacó una mochila con estampado de hamburguesa que abría el apetito a cualquiera, mientras que Topshop nos sorprendió el verano pasado con un bikini-perrito caliente. Lo bueno es que esta vez cuentas con el visto bueno de tu nutricionista. Estas compras ni chorrean aceite ni engordan. ¿Todavía necesitas razones para hincarle el diente a la comida rápida de moda?

Mochila de Eastpack y bikini de Topshop
Mochila de Eastpack y bikini de Topshop

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios