Logo El Confidencial
el modisto de las celebrities

Givenchy, el diseñador capaz de crear iconos de la moda

Givenchy se ha convertido en toda una leyenda de la moda. Estuvo rodeado siempre de mujeres que son consideradas iconos de la elegancia, como la eterna Audrey Hepburn

Foto: Imagen del último desfile de Clare Weight Keller para Givenchy. (EFE)
Imagen del último desfile de Clare Weight Keller para Givenchy. (EFE)

Hubert Taffin de Givenchy se ha convertido en una leyenda en el sector de la moda. Su nombre está unido a mujeres que son consideradas iconos de la elegancia, como su musa y gran amiga Audrey Hepburn. Este diseñador nació en 1927 Beauvais (Oisé, Francia) en el seno de una familia acomodada –dueña de una fábrica de tapices– y fue criado por su madre y su abuelo.

A pesar de que su familia prefería que se dedicara a la abogacía, él apostó por la moda. Por ello, se fue a estudiar a la Escuela de Bellas Artes de París. Allí comenzó a trabajar para las casas más importantes del momento: Jacques Fath, Elsa Schiaparelli, Lucien Lelong y Piguet.

Givenchy. (Getty)
Givenchy. (Getty)

A mediados de la década de los 50 monta su propia Casa de Modas Givenchy y un año después (1953) inicia su amistad con Balenciaga. Este fue una de las mayores fuentes de inspiración para el modisto. De hecho, el propio Givenchy se convirtió en uno de los principales impulsores del Museo Balenciaga de Getaria (País Vasco).

Tras fallecer Fath, el empresario Jean Prouvost le planteó crear la primera colección de alta costura de prêt-à-porter para mujeres. Denominada 'Givenchy Université', dicha colección se fabrica en la capital gala con máquinas industriales importadas desde Estados Unidos.

Meghan Markle eligió un modelo de Givenchy para su boda con el príncipe Harry. (Getty)
Meghan Markle eligió un modelo de Givenchy para su boda con el príncipe Harry. (Getty)

Algunas de sus creaciones más destacadas son el vestido saco y la blusa Bettina. En sus colecciones predomina el gusto por los diseños elegantes, frescos, puros, muy femeninos, pero a la vez innovadores. Sin embargo, no fue hasta 1973 cuando lanzó su primera línea masculina. Posteriormente, en 1988, vendería su maison al grupo LVMH. Ya en 1995 decidió retirarse y en marzo de 2018, esta leyenda de la moda nos decía adiós mientras dormía.

Audrey Hepburn, su musa

Givenchy también apostó por la creación de perfumes. En 1957 fabrica su perfume L’Interdit. Cabe destacar como anécdota que antes de lanzarlo al gran público, la única que pudo utilizarlo durante un año fue Audrey Hepburn. Como hemos señalado anteriormente, es inevitable asociar el nombre de la actriz con este gran diseñador. Ambos se conocieron durante el rodaje de ‘Sabrina’ (1954). Un vestido blanco con bordados y escote palabra de honor convertirían en una auténtica belleza a la protagonista. Este no fue el único diseño que aún se mantiene en nuestras retinas. Precisamente, los diseños de Givenchy ayudaron a convertir a Hepburn en el icono de la elegancia.

Vestidos diseñados para Audrey Hepburn.  (Getty)
Vestidos diseñados para Audrey Hepburn. (Getty)

A partir de ahí, la vestiría en más de 10 películas, en las que los vestidos pasarían a la historia. Algunas de ellas son títulos tan míticos como ‘Desayuno con diamantes’. ¿Quién no recuerda ese vestido negro tantas veces imitado y que ella lució con guantes negros largos? En ‘Una cara con ángel’, los vestidos con vuelo sentarían las bases del estilo de la época. Del mismo modo que también lo hizo ese total look negro que pudimos ver en ese mismo film.

Los abrigos, guantes y sombreros también serían protagonistas de ‘Charada’, donde Hepburn interpretaba a una espía aficionada junto a otro icono de la elegancia masculina, Cary Grant. ¿Cómo olvidar esa gabardina con un pañuelo atado en la cabeza o ese vestido negro con encaje y máscara a juego en ‘Cómo robar un millón’? Son tantos los diseños inolvidables…

Oscar de la Renta, Hubert Givenchy y Philippe Venet. (Getty)
Oscar de la Renta, Hubert Givenchy y Philippe Venet. (Getty)

Sin embargo, ella no fue a la única celebridad a la que vistió. Entre sus clientas más selectas figuran los nombres de Marlene Dietrich, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Greta Garbo, Jacqueline Kennedy, la duquesa de Windsor, María Callas, Grace Kelly… Sin duda, fue un gran modisto rodeado de estrellas.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios