Rod Almayate, los joyeros de la Reina: "Hemos dicho que no a Beyoncé y Rihanna"
  1. Estilo
  2. Moda
ENTREVISTA

Rod Almayate, los joyeros de la Reina: "Hemos dicho que no a Beyoncé y Rihanna"

Curiosos, diferentes, atrevidos, hablamos con los diseñadores que triunfan más allá de nuestras fronteras

placeholder Foto: La Reina, con sus pendientes de Rod Almayate. (EFE)
La Reina, con sus pendientes de Rod Almayate. (EFE)

'Rod' significa en inglés 'bastonazo' y es el que los diseñadores han dado en el mundo de la moda. Han roto moldes, más allá de los pendientes que hemos visto en la reina Letizia en la mañana de este martes (las piezas que imitaban unos cordones y que han llamado la atención de todos los expertos).

Hablamos con sus creadores horas después del revuelo. ¿Cuáles son los claves del éxito de una de las firmas más atrevidas e irreverentes del momento en lo que a joyería se refiere? Sus fundadores, Diego Díaz y Roberto Ferlito, nos cuentan: "Es un sueño. Es la cuarta vez que usa nuestros productos. Confía en la marca". Pero lo más curioso es que no es la primera vez que viste sus diseños, pero sí la que más ha llamado la atención por la originalidad de la pieza.

Al ver sus colecciones, no nos extraña la elección de Letizia. Están plagadas de piezas simbólicas, hiperoriginales, únicas, totalmente vinculadas a la actualidad y a unos precios accesibles. Por ejemplo, los pendientes que lucía la Reina rondan los 220 euros y se realizan bajo pedido.

De Milán a Torre del Mar

Diego era fotógrafo de moda, hacía portadas de grandes publicaciones y campañas para Roberto Cavalli. Roberto, su socio, fue diseñador de joyas para marcas como Versace o Alberta Ferretti, pero después de años viviendo intensamente el mundo de la moda decidieron cortar con otras firmas y crear la suya propia. "Cuando creamos la marca hace 15 años la llamamos Shield. Al empezar entendíamos la moda de la forma clásica, abrimos showrooms en Nueva York, París, Londres y Milán", pero la locura de las colecciones cada pocos meses y la falta de libertad les hizo reflexionar: "Queríamos cambiar de aires y cambiar los cimientos, así que nos vinimos a vivir a Málaga, a Torre del Mar. Cambiamos el mundo de la moda por una vida bonita en la playa, e internet nos lo permite".

De eso solo hace 24 meses, en los que han cambiado completamente su forma de trabajar: "Cambiamos el nombre por Rod Almayate hace dos. Queríamos dar un bastonazo ('rod' en inglés), un golpe, un cambio, una declaración de intenciones. Probamos acompañarlo de París, Milán... y de repente probé Almayate, el pueblo en el que me crie. Y por votación unánime salió esta opción". Con el nombre vinieron otros muchos cambios: "Hemos centralizado todo desde aquí, cerramos todas las oficinas internacionales y buscamos un trato directo con el cliente. Una relación que nos ha permitido bajar los precios un mil por cien y democratizar nuestras joyas". Eliminaron intermediarios y cambiaron su forma de producir: "Hacemos lo que nos apetece cuando nos apetece, pero no seguimos calendarios. Si queremos una pieza, la diseñamos y la producimos, pasamos de temporadas".

Sus talleres están en Italia, su origen creativo, y para sus diseños utilizan un metal que bañan en oro y también trabajan con piedras de Swarovski. "Creamos entre los dos el concepto", nos dice Diego. "Y nuestros tempos son únicos, hemos tenido que decir que no a Beyoncé, Rihanna y Miley Cyrus. Lo querían todo para ya y la verdad es que no damos abasto".

Lo que sorprende es la capacidad de sus diseñadores para moverse de una forma silenciosa, pero realmente eficiente, en el entorno de las celebrities. Pero es que su trayectoria habla por sí misma.

Cuando le pregunto cómo llegaron a las capitales internacionales o a ver piezas en artistas de la talla de Lady Gaga, Diego Díaz lo habla con normalidad, como si nada, sin media soberbia, una auténtica muestra de humildad cuando en su agenda están los más grandes. El perfil de Instagram @rodalmayate es un no parar de celebrities y actrices de renombre del panorama patrio con sus piezas, como Candela Peña o Blanca Suárez. Pero también cantantes extranjeras como Céline Dion (son amigos del que era su estilista, el también malagueño Pepe Muñoz) posan con sus pendientes sin problema.

Su futuro está claro, cerca del mar, y con el nuevo proyecto que van a lanzar en una semana: "Nos morimos de ganas de que veáis en nuestra web una nueva colección de bolsos de alta calidad democratizando también la marroquinería de lujo -según relata Díaz-. Son bolsos que en comercio rondarían los 2.000 euros, pero que con su estructura podrán vender por unos 300". Seguro que tendrán la misma 'suerte' (al saber le llaman suerte) que con las irreverentes creaciones que hemos conocido hasta ahora.

Beyoncé Rihanna Reina Letizia Instagram Málaga Celine Dion
El redactor recomienda