Logo El Confidencial
La ruta del espumoso

Cinco santuarios en los que venerar el cava

Cerca de quince regiones españolas elaboran y comercializan cavas de gran calidad, que poco tienen que envidiar a las grandes marcas comerciales.

Foto: La imponente entrada a las Bodegas Codorníu
La imponente entrada a las Bodegas Codorníu

Aunque la producción se centra fundamentalmente en la comarca catalana del Penedés, cerca de quince regiones españolas elaboran y comercializan cavas de gran calidad desde hace más de 30 años, que poco tienen que envidiar a las grandes marcas comerciales. La denominada Región del Cava está formada por 159 municipios, en su mayoría catalanes, pero La Rioja, Álava, Zaragoza, Badajoz o Valencia también cuentan con etiquetas muy valoradas dentro y fuera de España. Como hablar de cava es hablar de Navidad, te mostramos cinco rutas y cinco alojamientos en las ciudades imprescindibles para una primera inmersión en el mundo del espumoso nacional.

Vilafranca del Penedés (Cataluña)

Vilafranca es la principal comarca productora de cava español. Allí se encuentran algunas de las bodegas más emblemáticas de nuestra cultura del cava, como Gramona, Recaredo, Antonio Mascaró, Codorniu, Freixenet, Raventos i Blanc o Juvé y Camps.

Dónde alojarte: Premiado con la Medalla de Oro al Mejor Diseño Arquitectónico 2011 en Shangai, el Cava & Hotel MasTinell de Vilafranca del Penedés  es la novedad en Cataluña. Un lugar para enamorarse de Penedés con los cinco sentidos. Aquí la sostenibilidad y la filosofía 'slow food' se llevan por bandera, y en boca nos enseñarán a conocer los diferentes sabores y matices del cava, maridados con los productos de la tierra catalana. En los oídos, el sonido de pájaros cada mañana. En la piel, los mejores tratamientos de vinoterapia. Los aromas de la vid y la bodega nos despertarán el olfato. Y para la vista la propia habitación, una burbuja que hace un guiño al imaginario de Gaudí. 

Requena (Valencia)

Bajo la denominación de origen Utiel-Requena se elaboran cavas de gran calidad, particularmente de la variedad brut nature, que acompañan a la perfección a una gran variedad de platos. Si te decides por esta zona valenciana, no dejes de visitar las bodegas de Andrés Valiente e Hijos, Pago de Tarsys o Artemayor.

Dónde alojarte: Doña Anita es un pequeño establecimiento familiar lleno de encanto de integrado en el conjunto histórico-artístico de Requena, en el barrio Medieval de La Villa. La localidad es conocida por su fortaleza árabe, que aún domina la zona. Es fácil sentirse como en casa en cualquiera de sus 14 habitaciones de decoración rural. El hotel cuenta también con un restaurante rústico y moderno que sirve cocina mediterránea tradicional, con su propia terraza, donde pueden degustarse los mejores vinos de la D.O. y realizar actividades de enoturismo en las bodegas familiares de la zona. Su proximidad al parque natural de las Hoces del Cabriel también permite vivir actividades de naturaleza o acercarse a la localidad de Buñol, famosa por la fiesta de La Tomatina, a sólo 20 minutos en coche.

Haro (La Rioja)

Además de sus buenos vinos conocidos internacionalmente, La Rioja cuenta con la tradición de elaborar cava desde principios del siglo XX. De hecho, es la cuarta región productora de cavas y cuenta con tres empresas elaboradoras de este vino espumoso, entre las que se encuentra Bodegas Bilbaínas, Muga y Escudero.

Dónde alojarte: Los Agustinos se encuentra en el bellísimo casco histórico y medieval de Haro, ciudad de vino y excelente gastronomía en La Rioja. Se ubica en un bello edificio fundado como convento en el año 1373 y utilizado más adelante como hospital, escuela y cárcel. Ahora, convertido en un lujoso y confortable hotel, destaca su espectacular construcción y su famoso claustro cubierto con una majestuosa cúpula de cristal. Entre sus paredes históricas de piedra se esconden espacios de confort y elegancia, un magnífico restaurante, piano bar y amplios salones sociales. En definitiva, un lugar perfecto para disfrutar del turismo en La Rioja y conocer su vertiente menos popular: la ruta del cava.

Calatayud (Zaragoza)

Aragón es la tercera región española que más cava produce y entre ellas destaca Calatayud. El clima frío de esta zona se suma al toque personal de los enólogos para dar como resultado unos cavas con matices peculiares y personalidad propia. Para probar el sabor más auténtico de esta tierra, solicita una cata de cava en las Bodegas Langa.

Dónde alojarse: El Hotel Castillo de Ayud es un lugar de encuentro moderno e innovador en el centro de Calatayud, una ciudad que de posición estratégica y muy bien comunicada. Una galería excavada en el sótano alberga la zona de spa, bodega, sala de catas y una tienda de productos seleccionados. Desde el hotel se puede acceder a Green Fee en el campo de golf cercano. Además, por su buena situación estratégica, este hotel es el punto de partida de varias rutas turísticas por la comarca.

Almendralejo (Extremadura)

En 1983 Aniceto Mesías descorchaba la primera botella de cava extremeño, pero hasta 1987 el Tribunal Supremo no dictaminó que Almendralejo entrara en el mapa nacional del cava. Los cavas de la D.O. Extremadura son particularmente cotizados en Madrid, Galicia y Euskadi. Las bodegas Marcelino Díaz figuran entre las cuatro industrias 'oficiales' del cava extremeño.

Dónde alojarte: Acosta Centro es un hotel confortable y moderno. Construido en el 2006, tiene 115 habitaciones exteriores, perfectamente equipadas, además de una gran variedad de servicios que garantizan una estancia confortable Se ubica en el centro de Almendralejo, conocida como la ciudad internacional del vino. 

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios