Varios clásicos y ninguna española: las 10 mejores películas según Filmaffinity (y dónde verlas)
  1. Estilo
  2. Ocio
las repasamos una a una

Varios clásicos y ninguna española: las 10 mejores películas según Filmaffinity (y dónde verlas)

De 'El Padrino' a 'Cadena perpetua', repasamos los diez títulos más votados en la famosa web española y te decimos dónde puedes encontrarlos

Foto: Varios clásicos y ninguna española: las 10 mejores películas según Filmaffinity (y dónde verlas)
Varios clásicos y ninguna española: las 10 mejores películas según Filmaffinity (y dónde verlas)

Las listas sobre lo mejor y lo peor de alguna materia se han convertido en una obsesión. En el mundo digital abundan los artículos sobre las diez mejores canciones, los diez mejores libros o los diez mejores productos de lo que sea. Todos ellos intentan reflejar y acotar lo que nos gusta o no nos gusta. En nuestro ajetreado día a día necesitamos poder elegir bien qué hacer con nuestro tiempo libre.

Filmaffinity, un sistema de recomendación de cine creado en Madrid en 2002, ha dado la vuelta al mundo. En su página, es el público quien vota y el que tiene la palabra soberana aunque podamos ver críticas de varios medios, incluidas las de El Confidencial. En este caso, los gustos de los espectadores coinciden bastante con los de la crítica especializada aunque nos duela un poquito que no haya ni un solo clásico de nuestro cine. ¿Cuáles son las películas que ocupan su top de las mejores de todos los tiempos? En Vanitatis las repasamos una a una para saber qué puedes esperar de ellas si te decides a buscarlas... y dónde puedes encontrarlas.

1.- El Padrino (Francis Ford Coppola, 1972)

Marlon Brando, en 'El Padrino'. (Paramount)
Marlon Brando, en 'El Padrino'. (Paramount)

Nadie diría que Francis Ford Coppola dirigió esta adaptación de la novela homónima de Mario Puzo casi por obligación y para pagar las deudas de su productora, Zoetrope, tras varios fracasos de la misma. La generación del nuevo Hollywood venía pisando fuerte y el estudio puso a sus pies un holgado presupuesto para realizar una buena película a partir de una novela que no era más que un 'bestseller'. Sin embargo, durante el rodaje pasó de todo: desde el empeño (correcto) de Marlon Brando en meterse bolas de algodón en los carrillos para encarnar a don Vito a la traición del montador hacia el director. También hubo presiones por parte de Paramount para que se incluyesen más secuencias de acción.

Aunque estuvo a punto de ser sustituido por Elia Kazan, 'El Padrino' se acabó convirtiendo en la obra maestra de Coppola. También en un éxito de taquilla que convirtió a la familia Corleone en el gran símbolo pop del gangsterismo. Casi medio siglo después de su estreno, la película nunca falta en las listas de la crítica, en cualquier conversación cinéfila o en los textos de los libros que analizan el nuevo Hollywood y cómo el cine europeo influyó (y mucho) en el cine norteamericano de los 70.

Dónde puedes verla: Netflix y Amazon Prime

2.- El Padrino. Parte 2 (Francis Ford Coppola, 1974)

Al Pacino, en 'El Padrino 2'. (Paramount)
Al Pacino, en 'El Padrino 2'. (Paramount)

Michael Corleone heredó el trono de la mafia neoyorquina y Al Pacino se coronó interpretándolo en esta obra maestra que combina dos tiempos: el del propio Michael y aquel pasado en el que un joven Vito (encarnado por Robert De Niro) llegó a un Estados Unidos lleno de inmigrantes. Cuando se dice que segundas partes nunca fueron buenas, el tópico se desmonta con 'El Padrino 2'. Para muchos, de hecho, es incluso mejor que su predecesora. Ganadora de 6 Oscar, 'El Padrino 2' le dio por fin la estatuilla a un Coppola que había perdido por su primer 'Padrino' en favor de Bob Fosse, que la ganó por 'Cabaret'. Aunque no alcanzó la recaudación de la anterior, volvió a llenar las arcas de la Paramount como para hacer una tercera parte, que llegaría a los cines en 1990.

Dónde verla: Netflix y Amazon Prime

3.- Doce hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)

Henry Fonda y sus hombres sin piedad. (MGM)
Henry Fonda y sus hombres sin piedad. (MGM)

El sistema judicial norteamericano fue puesto en entredicho en una película que utiliza un espacio único (la sala en la que un jurado ha de deliberar la culpabilidad o la inocencia de un hombre) y sale airosa del desafío. Pese a ese recurso teatral, 'Doce hombres sin piedad' te mantiene con el corazón en un puño. Henry Fonda encabezó un reparto plagado de grandes secundarios (de los reconocibles Lee J. Cobb o Martin Balsam a otros más desconocidos pero igualmente magníficos) en una película de Sidney Lumet que en nuestro país fue adaptada a la televisión dando lugar a un magnífico capítulo de 'Estudio 1'.

Dónde verla: Filmin

4.- La lista de Schindler (Steven Spielberg, 1993)

Liam Neeson y Ben Kingsley, en una secuencia de 'La lista de Schindler'. (Universal)
Liam Neeson y Ben Kingsley, en una secuencia de 'La lista de Schindler'. (Universal)

Steven Spielberg, rey Midas de los taquillazos hollywoodienses, se puso serio y dramático con una película que arrasó en los Oscar y se convirtió en el legado cinematográfico definitivo sobre el Holocausto. Liam Neeson dio vida al empresario alemán que salvó cientos de vidas de judíos con su célebre lista. También encontró el papel de su vida en esta historia en blanco y negro que puso un nudo en la garganta en los espectadores de medio mundo. Uno de ellos fue el mismísimo Billy Wilder, judío expatriado y candidato a dirigirla en algún momento de su gestación. "Ayer vi 'La lista de Schindler', por tercera vez, y la semana que viene iré otra vez con mi mujer. En realidad, a ella no le gustan las historias de guerra, pero esta película, Dios mío, no es una película, es toda una experiencia. Un documento sobre la verdad", dijo en su momento. Ni Wilder ni nosotros hemos podido olvidar a aquella niña de rojo que corretea en mitad de la agonía, el caos y la muerte.

Dónde verla: Sky y Furbo

5.-Testigo de cargo (Billy Wilder, 1958)

Marlene Dietrich y Charles Laughton, en 'Testigo de cargo'. (MGM)

Nos comimos las uñas con la intriga judicial que rodeaba a Tyronne Power y una Marlene Dietrich disfrazada. Además, nos morimos de risa con la mordacidaz del juez encarnado por Charles Laughton y sus peleas con la enfermera (y su esposa en la vida real) Elsa Lanchester. Esta adaptación de una obra de teatro de Agatha Christie era, según la crítica, un Billy Wilder menor. Eso no ha impedido que el público la haya disfrutado durante muchos años gracias a un reparto lleno de estrellas y a pesar de un clímax algo tramposo.

Dónde verla: Filmin

6.-Luces de la ciudad (Charles Chaplin, 1931)

Charles Chaplin y Virginia Cherrill, en un fotograma de la película. (Warner)
Charles Chaplin y Virginia Cherrill, en un fotograma de la película. (Warner)

Dicen que el amor es ciego. Y podemos comprobarlo viendo este cenit de la comedia romántica que dirigió y protagonizó el inolvidable Charlot junto a Virginia Cherrill, una de las primeras mujeres de Cary Grant. La historia de amor entre una florista ciega y el vagabundo al que cree millonario estremeció el corazón de los espectadores pese a ser un anacronismo: el cine sonoro ya se había impuesto a principios de los 30, pero Chaplin se empeñó en seguir rodando sin sonido.

El anectorario sobre la película es rico pero el que más nos interesa tiene que ver con España. En cierta ocasión, Tony Leblanc vio 'Luces de la ciudad' y se dio cuenta de que el hilo conductor de la misma era 'La violetera', una melodía compuesta por José Padilla. Tras comprobar que no se mencionaba al autor ni a su obra en los títulos de crédito, Leblanc avisó al propio Padilla. El músico no tardó ni dos segundos en interponer una demanda contra Chaplin que, por supuesto, acabó ganando. Las posteriores ediciones en DVD y Blu-ray le hicieron justicia a una música cien por cien española.

Dónde verla: Filmin y Amazon Prime

7.-Cadena perpetua (Frank Darabont, 1994)

Tim Robbins y Morgan Freeman, en 'Cadena perpetua'
Tim Robbins y Morgan Freeman, en 'Cadena perpetua'

'Rita Hayworth y la redención de Shawshank' no era más que la novela corta de un Stephen King que se salía de su habitual vertiente terrorífica. El autor de 'El resplandor' narró la historia de una amistad entre dos hombres en la prisión en la que pasan varias décadas de su vida. Frank Darabont la convirtió en un canto a la esperanza cinematográfico. Para ello contó con las magníficas interpretaciones de Tim Robbins y Morgan Freeman y la atmosférica músical de un Thomas Newman que ese año (también compuso la banda sonora de 'Mujercitas') estuvo más inspirado que nunca. En su día fue un fracaso en taquilla pero el VHS y la televisión le hicieron justicia y la acabaron convirtiendo en un clásico indiscutible de una década, la de los 90, en la que Hollywood mezcló con maestría arte y negocio.

Dónde verla: Movistar

8.- Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)

John Travolta y Uma Thurman. (CP)
John Travolta y Uma Thurman. (CP)

Tarantino cambió el rumbo del cine con la ayuda de un guion rompecabezas que mezclaba humor, diálogos ingeniosos, violencia y referencias al cine (y al Burger King). En su éxito tuvo mucho que ver el hoy denostado Harvey Weinstein, que apostó desde el principio por la película y la supo vender bien desde su productora, Miramax. 'Pulp Fiction' ganó la Palma de Oro en Cannes. A nadie se le olvida queTarantino hizo una peineta a aquellos que lo abuchearon y dijeron que la cinta era "una porquería". Aunque en los Oscar de Hollywood el premio gordo de aquel año fue para 'Forrest Gump', nadie duda de que la gran película de 1994 fue este cóctel posmoderno con mil alusiones a la cultura pop. El baile de Travolta y una Uma Thurman pasada de rosca ya forman parte del imaginario colectivo.

Dónde verla: Netflix, Amazon Prime, Movistar, HBO

9.-El gran dictador (Charles Chaplin, 1940)

Charles Chaplin. (Warner)
Charles Chaplin. (Warner)

Charles Chaplin se burló de los totalitarismos y del mismísimo Hitler en esta sátira que además fue su primera película sonora. Los delirios de grandeza de un dictador le sirvieron para poner en su sitio al fascismo y al antisemitismo de la Alemania nazi y de cualquier país. Hacerlo en aquel año aún era una osadía: Estados Unidos aún no se había involucrado en la Segunda Guerra Mundial y los ánimos estaban muy caldeados. El discurso final del personaje (para muchos el canto de cisne de un Charlot que ya no volvería a aparecer en ninguna película) aún resuena en un siglo XXI en el que los extremismos están a la vuelta de la esquina.

Dónde verla: Filmin y Amazon Prime

10.- Tiempos modernos (Charles Chaplin, 1936)

Chaplin, en un fotograma de 'Tiempos modernos'. (Warner)
Chaplin, en un fotograma de 'Tiempos modernos'. (Warner)

Y para cerrar la lista... de nuevo nos topamos con Chaplin. El humanista del cine por excelencia retrató los sinsabores del trabajador medio en plena Depresión, cuando miles de norteamericanos los sufrían en sus propias carnes. Firme creyente en las posibilidades del cine mudo, esta vez permitió que su Charlot cantase. En la película también participó su pareja en la vida real, Paulette Godard, encarnando a una adorable vagabunda. Aunque con los años el Comité de Actividades Antiamericanas se le echó encima por las posibles tendencias comunistas de la película, Chaplin filmó una obra maestra. Para el recuerdo queda su tema musical, que con los años se transformó en 'Smile', una canción de éxito para la voz de artistas tan dispares como Nat King Cole o Michael Jackson.

Dónde verla: Filmin y Amazon Prime

Movistar Hollywood Netflix HBO Amazon
El redactor recomienda