Logo El Confidencial
ES LA CUARTA EDICIÓN

La fiesta más exclusiva de Barcelona: el Baile de Máscaras del Círculo del Liceo

A esta celebración del carnaval solo se podía entrar con invitación. Los disfraces se mezclaron con una rigurosa etiqueta. Es la cuarta edición tras un largo periodo sin fiestas

Foto: Fiestón en el Liceo en Barcelona. (D.R.)
Fiestón en el Liceo en Barcelona. (D.R.)

Si sus paredes hablasen… El Círculo del Liceo, ese enclave ajeno a los vaivenes de Barcelona, es el símbolo de una época dorada, donde la aristocracia y la alta y rica burguesía creciente se encontraron y decidieron cerrar la puerta al resto (hace tan solo una década que pueden entrar mujeres). Y este sábado 3 de febrero casi 600 personas disfrutaron de sus salones en la exclusiva fiesta de carnaval: el Baile de Máscaras. Solo pudieron entrar quienes recibieron una de las codiciadas invitaciones.

Esta fiesta de carnaval recupera la tradición de los antiguos bailes de máscaras que se celebraban en el Gran Teatre del Liceu y el Círculo del Liceo desde mediados del siglo XIX hasta los años 80 del siglo XX. El presidente del Círculo del Liceo es Ignacio García-Nieto, abogado y economista que dirige el grupo financiero Riva y García.

Él y su hermano Borja (expresidente el Círculo Ecuestre) son dos grandes nombres en la Barcelona exclusiva, esa que sabe moverse en cualquier escenario. Ignacio y Borja son dos hombres simpáticos, con don de palabra y capacidad de convocatoria, por lo que no es de extrañar que el Gran Baile de Máscaras se haya convertido en la fiesta a la que todos quieren asistir (aunque unos pocos lo logren).

Todos los nombres

Son 600 los afortunados. Muchos, dirán algunos; pocos, si se tiene en cuenta la cantidad de peticiones. Los nombres que allí se dieron cita suelen aparecer en las páginas de Economía y Política: Puig, Maragall, Sanclimens, Martell, Giménez-Salinas, Rodés, López Lamadrid, Cuatrecases. Allí estaban el sábado, todos juntos, con los rostros cubiertos por máscaras, algunas increíblemente bellas.

Mientras en Madrid la etiqueta llenaba la gala de los Goya, en Barcelona, a su manera discreta y antigua, por las Ramblas desfilaban esmóquines y vestidos largos. Los preparativos empiezan antes de que acabe el año. Muchas invitadas encargan sus vestidos a sus diseñadores fetiche, entre los que se encuentran Teresa Helbig, Gema Sach, Anna Chwaliszewska, quien diseña máscaras casi míticas, y Beatriz Natmar (encargada, por ejemplo, de las plumas del vestido de Teresa Helbig que lució Macarena Gómez en los Goya).

“Queremos reproducir la atmósfera de la Barcelona de hace cien años y que el Círculo del Liceo no solo sea música y cultura, sino también fiestas como esta”, dice sobre la fiesta García-Nieto: “Lo que queremos es que lo que pase en el Círculo del Liceo tenga proyección internacional”.

Además de invitados extranjeros, muchos de ellos clientes convocados por Möet&Chandon y Porsche, hubo también alguna celebrity patria. Pocas caras conocidas porque los organizadores quieren mantener la exclusividad. Elsa Anka y su hija, Lidia Torrent, y su 'yerno', Matías Roure, ambos presentadores de 'First Dates'. Fueron el toque folclórico que siempre gusta a la 'high'.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios