Logo El Confidencial
día del padre

La demanda de paternidad que sacudirá el mundo del toro

El último demandado por el célebre bufete Osuna es un torero de más de 80 años que no ha querido reconocer a su hija legalmente pese a mantener contacto con ella en privado

Foto: Imagen de archivo de una corrida de toros. (Getty)
Imagen de archivo de una corrida de toros. (Getty)

¿Cómo viven el Día del Padre aquellos que no lo tienen? ¿Cómo encajan la fiesta aquellos otros que han interpuesto una demanda de paternidad contra su supuesto progenitor? El bufete Osuna, situado en Sevilla, está especializado en ese tipo de litigios. Suyos son los casos de Javier Santos, el presunto hijo de Julio Iglesias, o Manuel Díaz, el Cordobés, que consiguió reconocimiento oficial como hijo de Manuel Benítez. Ahora acaban de hacerse cargo de un nuevo caso que tendrá una gran repercusión en el mundo del toro.

Según ha podido confirmar Vanitatis, en la demanda (que ya ha sido admitida a trámite) están implicados un torero sevillano de más de 80 años y la que dice ser su hija, que actúa como demandante. Por expreso deseo del vástago, el caso no ha trascendido a los medios.

Fernando Osuna en una imagen de archivo. (EFE)
Fernando Osuna en una imagen de archivo. (EFE)

“Por ahora no podemos decir de quién se trata, pero el litigio es importante porque tiene que ver con un torero de renombre”, asegura a este medio el abogado Fernando Osuna, cabeza visible del bufete. Al parecer, el torero conoce a la demandante y la ha tratado como a su hija durante años, manteniendo contacto con ella. Empero, siempre se ha negado a reconocerla de manera oficial, lo cual la ha llevado a demandarlo. Esos son los escuetos datos que han trascendido sobre un espinoso tema que dará mucho que hablar.

Padres que no quieren serlo

“Es uno de los muchos casos que nos encontramos en nuestro bufete, algo habitual”, asegura Osuna. La mayoría de los clientes que acuden a este despacho de abogados suelen buscar el reconocimiento de algún personaje popular. Quizá porque la repercusión en los medios es una ventaja. Pero ¿tiene que ver el ruido mediático con el avance de estos litigios de paternidad? “El último que hemos tenido es el del supuesto hijo de Bigote Arrocet”. Alexis, hijo biológico del humorista, ha contratado a Osuna para lograr un reconocimiento judicial sobre la paternidad de Arrocet. La pareja de María Teresa Campos tuvo este hijo con Annette Legrand, quien siempre ha ejercido de madre. Su pareja ha sido el padre adoptivo. Ante las reclamaciones de Alexis, Bigote ha llegado a decir que sospecha que “quiere dinero”, porque ya lo reconoció como hijo hace dos años.

Maria Teresa Campos acompañada de Bigote Arrocet y de su hija Terelu. (Cordon Press)
Maria Teresa Campos acompañada de Bigote Arrocet y de su hija Terelu. (Cordon Press)

Otro de los casos más sonados y más recientes tiene que ver con Javier Santos, un chico fruto, según cuenta él, de un desliz de su madre, Maria Edite, con Julio Iglesias. El grupo de letrados pidió la comparecencia de los hijos legítimos del cantante para que fuesen sometidos a las pruebas de ADN ante la negativa del artista de someterse a las mismas. La demanda de Santos aportó una prueba de coincidencia de ADN del 99,9 %, y dio a Julio Iglesias diez días para informar de si se iba a someter o no a una prueba que determinase ante el juzgado si es el padre biológico del demandante. El cantante dio la negativa por respuesta, lo cual llevó a Osuna a pedir que compareciesen los hijos y hermanos del artista para someterse a tal prueba de ADN. Finalmente, el juez determinó que no era necesario que se hiciesen el test, ya que la negativa de Julio constituye una prueba por sí sola para determinar la paternidad.

Julio Iglesias en una imagen de archivo. (EFE)
Julio Iglesias en una imagen de archivo. (EFE)

Pese a su fama en este tipo de casos, Osuna reconoce que ha evitado algunos relacionados “con gente muy importante. (…) La única forma de evitar el litigio era ir al Registro y reconocerles como hijos. Hemos vivido muchos reconocimientos de paternidad de última hora”. Lo que no parece evitable, ni siquiera a última hora, es una demanda de paternidad que ya ha sido sometida a trámite y que volverá a implicar a un padre torero y a una hija que, irremediablemente, dejará de ser secreta.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios