Logo El Confidencial
TRAGEDIA

¿Qué ocurre con la herencia millonaria de Reyes? El 17 de junio, fecha clave

El patrimonio del futbolista asciende a casi tres millones de euros. Tiene tres hijos de dos relaciones distintas y siempre ha vivido con sus padres. Hay paralelismo con la historia de Paquirri

Foto: Reyes y su esposa, Noelia López, en una imagen de Instagram.
Reyes y su esposa, Noelia López, en una imagen de Instagram.
Autor
Tiempo de lectura6 min

La familia del futbolista José Antonio Reyes está aún conmocionada por su trágica muerte. No salen de la sorpresa que ha supuesto perder la vida de forma tan inesperada y a los 35 años. Sin embargo, en unos días deberán volver a la realidad, concretamente el 17 de junio, ya que esa es la fecha en la que deberán solicitar el certificado de últimas voluntades en el Registro Central de Madrid, según el proceso normal, para conocer si hay o no testamento.

[LEA MÁS: El desgarrador mensaje de despedida de Noelia López, la viuda de Reyes]

La ley establece que 15 días después del fallecimiento de una persona (su muerte se produjo el día 1 pero el 15 es sábado) es cuando debe solicitarse para saber si existe un testamento de últimas voluntades. En el caso de que fuera así, si el jugador lo hubiera realizado, se procedería a la apertura y lectura del mismo ante el notario correspondiente. Si por el contrario Reyes no hubiera testado, entonces se procedería a actuar conforme dice el Código Civil. Este establece que los hijos son herederos y tienen derecho a la parte legítima, su viuda tendría derecho a un pequeño usufructo y el tercio de libre disposición se dividiría entre los herederos legítimos.

Reyes tenía dos sociedades, de las que era administrador y socio único, cuyos nombres eran José Antonio Reyes SL y Marotiri SL. A nombre de estas sociedades estaba la mayoría de su patrimonio: 18 inmuebles y una casa a su nombre conforman el total, cuyo valor económico alcanza casi los tres millones de euros (exactamente 2,86 millones de euros).

José Antonio Reyes y Noelia López, el día de su boda. (Cordon Press)
José Antonio Reyes y Noelia López, el día de su boda. (Cordon Press)

El jugador poseía a través de Marotiri SL varias propiedades en Utrera, su localidad natal. La joya de la corona sería una finca de 2.144 metros cuadrados que cuenta con una edificación de 481 metros cuadrados, cuyo valor asciende a 1,3 millones de euros. Fue adquirida en el año 2005. Esta entidad también es propietaria de una casa de 102,8 metros cuadrados valorada en 142.000 euros, de una vivienda unifamiliar de 216,32 metros cuadrados valorada en 150.000 euros y de otro chalé de 536,36 metros cuadrados valorado en 292.000 euros (a nombre de Marotiri SL).

A nombre de José Antonio Reyes SL tenía un piso en Chipiona (Cádiz) de 123,23 metros cuadrados con garaje, tasado en 135.000 euros. Aquí era donde pasaban las vacaciones familiares, con su mujer, sus hijos y sus padres. Precisamente el día anterior al accidente, el viernes 31 de mayo, su padre fue al piso para prepararlo de cara a las vacaciones porque se había estropeado el termo.

[LEA MÁS: En imágenes, la boda de José Antonio Reyes]

La entidad también posee 12 locales en Bormujos (Sevilla). Son de distinta superficie y forman parte del conjunto Ciudad Universitaria Aljarafe. Los doce están valorados en 1.567.000 euros y fueron adquiridos en el 2005. A su nombre, José Antonio Reyes Calderón, solo figura una vivienda unifamiliar de tres plantas con 117 metros cuadrados valorada en 103.674 euros y localizada en Utrera.

José Antonio Reyes con su primera pareja, Ana, en Ibiza. (Cordon Press)
José Antonio Reyes con su primera pareja, Ana, en Ibiza. (Cordon Press)

La carrera deportiva de José Antonio fue muy precoz, con 16 años se convirtió en el jugador más joven en debutar en la Primera División con el Sevilla F.C., donde se había formado desde niño. Después fichó en el año 2003 por el Arsenal, que pagó por él una cifra histórica, 24,5 millones de euros de traspaso. Fue allí donde conoció a la madre de su hijo mayor, Ana López, una joven madrileña que trabajaba como modelo entonces y estaba aprendiendo inglés, de la que se enamoró.

Ana fue un gran apoyo para José Antonio, que aunque vivía con su familia, tuvo problemas de adaptación al país y nunca llegó a aprender inglés. Juntos volvieron a España cuando él fichó por el Real Madrid en el año 2006 y en octubre de 2007 nació el único hijo de la pareja. Después la relación se rompió. El futbolista prosiguió su carrera en el Atlético de Madrid, el Benfica después y terminó regresando al Sevilla F.C. Posteriormente pasó por el Espanyol, el Córdoba F.C, y por China (seis meses en el 2018) y, desde enero de este año, por Extremadura. Allí se habían instalado también sus padres, que siempre lo acompañaron en todos sus desplazamientos. Sus padres, Francisco y Mari, y su hermano Jesús eran los cimientos fundamentales de su vida, junto a sus tres hijos y su mujer Noelia López, con la que llevaba 8 años y estaba a punto de celebrar su segundo aniversario de bodas.

Ahora, cuando llegue el momento de resolver su herencia, se producirá un curioso paralelismo con la herencia de otro hombre legendario, Francisco Rivera, Paquirri, cuyo hijo menor, Kiko Rivera Pantoja, era amigo de Reyes.

Kiko y Cayetano Rivera con una imagen de su padre, Paquirri. (EFE)
Kiko y Cayetano Rivera con una imagen de su padre, Paquirri. (EFE)

También Paquirri murió de forma inesperada y trágica en la plenitud de su vida, con solo 36 años (uno más que Reyes). Tenía tres hijos, dos de su primer matrimonio con Carmen Ordóñez (Francisco y Cayetano) y uno de su segundo matrimonio con Isabel Pantoja (Kiko). Reyes es padre de tres hijos: el mayor, José Antonio, fruto de su unión con Ana López, y dos niñas, Noelia y Triana, de su matrimonio con Noelia López. El hijo del futbolista sigue los pasos deportivos de su padre, acaba de ser fichado por Florentino para los alevines del Real Madrid; los hijos mayores del torero también han seguido su trayectoria profesional en los ruedos.

La familia, en el testamento

Paquirri siempre estuvo muy unido a sus padres y hermanos, y aunque creó su propia familia nunca se desvinculó de ellos, ni emocional ni económicamente, ya que los incluyó en su testamento. Este último aspecto lo hemos visto también en el caso de Rocío Jurado, que en su testamento legó a sus hermanos e incluso a sus sobrinos. Por tanto, no sería nada sorprendente que José Antonio Reyes también mencionara a su hermano y padres en su testamento, en caso de haberlo hecho.

La complicación podría venir a la hora de resolver el testamento al tratarse de tres hijos menores porque en ese caso, según establece la ley, necesitarían de tutores legales (que podrían haber sido designados por su padre si hubiera testamento) que velaran por sus intereses. La ley recoge esta figura, a pesar de la presencia de la madre, pues podría darse el caso de existir conflictos de intereses entre la madre y el hijo.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios