Logo El Confidencial
UN MOMENTO MUY ESPERADO

Los duques de Medina Sidonia se instalan en su palacio... con la viuda de su madre

El hijo de la 'duquesa roja' y su mujer han tomado posesión del emblemático edificio en el que también reside Liliane Dahlmann, con la que mantienen años de enfrentamientos

Foto: Leoncio Alonso González de Gregorio. (EFE)
Leoncio Alonso González de Gregorio. (EFE)

Los nuevos Duques de Medina Sidonia han decidido instalarse en su residencia en Sanlúcar de Barrameda, en el palacio que es la sede de la Fundación Casa de Medina Sidonia y donde residió hasta sus últimos días la anterior duquesa, Luisa Isabel Álvarez de Toledo, fallecida el 7 de marzo del 2008 y conocida con el sobrenombre de 'duquesa roja'.

Leoncio Alonso González de Gregorio y Álvarez de Toledo es el 22º Duque de Medina Sidonia. Casado con Pamela García Liceaga y Damián, es profesor de Historia y se ha instalado en el palacio familiar de Sanlúcar de Barrameda en el que vivía su madre y que es la sede la Fundación que preside Liliane Marie Dahlmann (presidenta vitalicia y viuda de la anterior duquesa, madre del actual Duque). Liliane ha mantenido un litigio con los tres hijos de la duquesa que ha durado casi diez años. Ella vive también en el palacio.

[LEA MÁS: Los hijos de la duquesa roja ganan la batalla por la herencia y el gran archivo cultural]

Según algunos testigos presenciales, la tensión entre los duques de Medina Sidonia y la presidenta de la Fundación es algo evidente. Liliane es muy conocida en Sanlúcar de Barrameda porque se instaló en esta ciudad gaditana en el 82. Desde entonces, se convirtió en la mano derecha de la anterior duquesa y desde su muerte ha procurado continuar la labor de la Fundación en la línea marcada por esta y manteniendo los amigos y relaciones de ella en la localidad.

La fallecida madre del actual duque de Medina Sidonia. (Foto: Archivo)
La fallecida madre del actual duque de Medina Sidonia. (Foto: Archivo)

Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, conocida como la 'duquesa roja', se casó en primeras nupcias con el soriano Leoncio González de Gregorio. De este matrimonio nacieron tres hijos: Leoncio Alonso, Pilar (conocida en la vida social como la duquesa de Fernandina) y Gabriel. Con el tiempo, el matrimonio se separó y la duquesa, una mujer muy poco convencional, llevó una vida muy controvertida hasta su fallecimiento en 2008 víctima de un cáncer de pulmón. Tenía 71 años y se había casado apenas once horas antes con su mano derecha, la alemana Liliane Dahlmann, con la que había puesto en funcionamiento la Fundación Medina Sidonia.

[LEA MÁS: La viuda de la duquesa roja no cede e irá al Tribunal Supremo]

A partir de ahí se inició un enfrentamiento entre los herederos de la duquesa y su breve esposa por la herencia y el control de la Fundación. Años y años de litigios y desencuentros que sería muy proceloso pormenorizar aquí. En junio de 2018, los tres hijos se anotaron la última batalla judicial por la herencia y el gran archivo cultural. La Justicia dictaminó que su madre "regaló 56 millones de euros" del patrimonio familiar y que la viuda debería devolver parte de los bienes recibidos.

Larga guerra

Leoncio Alonso, el nuevo duque de Medina Sidonia y Liliane Dahlmann se enfrentaron por el control del mayor archivo documental de Europa, ubicado en el palacio en el que ahora residen todos juntos, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), y valorado en la sentencia en 28,3 millones de euros. El profesor de Historia considera que la fundación que creó su madre antes de morir y a la que desvió todo el patrimonio histórico familiar había lesionado los derechos de los herederos y la Justicia le dio la razón.

Liliane Dahlmann recurrió al Supremo esta última sentencia, pero exclusivamente en los referente a la propiedad de un chalet y dos parcelas en Atlanterra, una lujosa urbanización de Zahara de los Atunes (Cádiz), alegando que se las compró a la anterior duquesa. Las dos sentencias que hay al respecto han declarado esa compra como simulada, por lo que han de restituirse a los herederos.

Liliane Dahlmann, la viuda de la 'duquesa roja', en un momento del juicio. (EFE)
Liliane Dahlmann, la viuda de la 'duquesa roja', en un momento del juicio. (EFE)

Leoncio Alonso estuvo casado en primeras nupcias y tiene dos hijos de ese matrimonio. Pamela, su actual esposa, es de origen venezolano, aunque su familia tiene antepasados españoles y ella estudió una temporada en España. Llevan 18 años casados. Ella es licenciada en Empresariales por la Universidad de Caracas. Su expediente académico fue uno de los mejores de la Universidad y tuvo la oportunidad de entrar en Harvard, pero decidió integrarse en el negocio familiar, dos importantes empresas, Barcos de Turismo y Duty Free Shop, que tenían núcleos de producción en Hong-Kong. Llegó a la dirección general de ambas empresas.

Un brillante curriculum

Alonso, como le gusta que le llamen los amigos, es un hombre de sólida formación. Se independizó muy joven y ha trabajado como profesor de Historia toda su vida. Hizo la carrera y los cursos de doctorado en la Universidad de Tarragona, con un brillante expediente académico, teniendo de media un 9,3. Allí comenzó a dar clases. En la actualidad sigue ejerciendo como docente en la UCLM (Universidad de Castilla-La Mancha). Siempre inquieto en cuestiones históricas, creó un seminario en la Escuela Diplomática de Madrid con el nombre “La representación visual del Estado, arte y diplomacia”. También ha publicado diversos artículos en medios escritos y además es muy activo en las redes sociales.

La primera sentencia sobre el asunto de la herencia otorgaba a los herederos la restitución en dinero como indemnización por nuestros respectivos derechos. Todos aceptaron la sentencia de primera instancia, excepto Alonso, que rechazó los casi 17 millones que ofrecía la sentencia porque de aplicarse, hubiera supuesto la separación definitiva del patrimonio de los Medina Sidonia, formado durante siete siglos; por ello pidió la restitución en cuota de propiedad según los derechos testamentarios de cada uno. Liliane Dahlmann aceptó los 6,5 millones en que valoraban su usufructo viudal, aunque esto suponía la disolución de la Fundación que preside. Hoy Liliane sigue con el usufructo viudal que solo le permite vivir en el palacio como viene haciendo.

La familia Medina Sidonia lleva siete siete siglos instalada en Sanlúcar de Barrameda. Guzmán 'El Bueno', en el siglo XIII, obtuvo el Señorío de Sanlúcar y fue el primero en habitar la casa. Desde entonces han pasado 26 generaciones.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios