Logo El Confidencial
Liliane Dahlmann sigue luchando por mantener el legado de su esposa

La viuda de la duquesa Roja no cede e irá al Tribunal Supremo

Una sentencia da la razón a los tres González de Gregorio con la dificultad que presenta el hecho de tener un archivo indivisible y un palacio ducal declarado Bien de Interés Cultural

“Se estudiará la interposición de un recurso de casación ante el Tribunal Supremos”, reflexiona José Gómez Villegas, letrado de la gaditana Fundación Medina Sidonia, presidida por la viuda de la duquesa de Medina Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, la alemana afincada en Sanlúcar de Barrameda Liliane Dahlmann. “Habrá que agotar todas las tres instancias, es un caso que se está complicando mucho, ya que se trata de bienes indivisibles y hay tres herederos”, explica Gómez Villegas a 'Vanitatis'. Y es que Leoncio, Pilar y Gabriel González de Gregorio, los tres hijos de la conocida como 'duquesa roja' han logrado su segunda victoria judicial en la pugna que mantienen para rescatar la parte de la herencia que su madre les negó.

Luisa Isabel, fallecida en 2008, constituyó en 1990 una fundación dotándola con el palacio situado en la emblemática plaza de los Condes de Niebla de Sanlúcar, el archivo histórico y el mobiliario de este. Mencionada entidad está dirigida por Liliane Dahlmann. En 2015 sus hijos ya consiguieron que un juez les diera la razón, que debían tener una participación en la herencia y dictaminó que debían percibir 27 millones euros, cifra que acaba de confirmar la Audiencia de Cádiz.

Aquí vinene los problemas. Desde la Fundación Medina Sidonia matizan que la entidad carece de recursos económicos al tratarse de una fundación sin ánimo de lucro. El representante legal lo matiza: "Los bienes dotacionales constituyen un todo y a mayor abundamiento son indivisibles y desde luego, no localizables". Asi que la liquidez que pretenden los hijos de la duquesa pinta compleja.

Lea aquí todo sobre la reciente sentencia que da la razón a los hijos de la duquesa Roja

Bienes indivisibles y protegidos

Aclarar aquí que el palacio ducal de Medina Sidonia está “valorado en 17 millones de euros”, según sus hijos y contiene el mayor archivo histórico documental de Europa, seis millones de documentos. El más antiguo del siglo XII, 1159. Un tesoro de valor incalculable. 6.317 legajos que constituyen una joya única para conocer la historia de España y que, según coinciden los expertos, no estaría en peligro en ningún otro país europeo.

La duquesa roja y sus tres hijos. (Fotomontaje de Vanitatis)
La duquesa roja y sus tres hijos. (Fotomontaje de Vanitatis)


"Dinero en efectivo no hay"

Mientras tanto los hijos suman sus victorias en este caso que tiene todos los ingredientes para una novela. Leoncio Alonso González de Gregorio, hijo mayor, ha logrado que un juez le dé la razón y considere que la fundación que creó su madre antes de morir y a la que desvió todo el patrimonio histórico familiar, lesionó los derechos de los herederos. Esa fundación permitió que recibieran a la muerte de su madre bienes por valor inferior a lo que les hubiese correspondido, según la sentencia.

El duque de Media Sidonia estimó su perjuicio patrimonial en más de 16 millones de euros. “Lo que la sentencia rectifica es que la duquesa regaló 56 millones de euros del patrimonio familiar, con 33,5 millones de euros en donaciones inoficiosas que deberán ser devueltas a sus herederos”, explica Eduardo Ferreiro, del despacho TalinFerreiro y abogado del duque, en declaraciones a El Confidencial.

Por su parte, Pilar González de Gregorio, declara a 'Vanitatis' que está feliz con la sentencia, aunque sabe que la otra parte recurrirá. El abogado Javier Timermans, que representa a Gabriel González de Gregorio, el hermano pequeño, va más allá y matiza: "Dinero en efectivo no hay, pero puede haberlo. Todo es difícil, nada es imposible". Timermans plantea una hipotética venta de sus derechos sobre el archivo para su posterior explotación, a pesar de la dificultad que presenta el hecho de tener un archivo indivisible y protegido, y un palacio ducal declarado Bien de Interés Cultural.

La gran pregunta es si cuando acabe el laberinto judicial en el Tribunal Supremo habrá manera de gestionar el reparto, dado que los bienes de la Fundación Medina Sidonia, el archivo y el palacio ducal sobre todo, son bienes protegidos y por tanto indivisibles. El representante legal de la fundación que preside la viuda de la duquesa lo claro y es tajante: "Los herederos lo que quieren llegar es a algún tipo de acuerdo con una administración y que les paguen un dinero. Algo que es lícito, pero que estaba fuera de la cabeza de Luisa Isabel y no respeta su voluntad".

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios