Logo El Confidencial
PÒR SUS PROBLEMAS CON LA JUSTICIA

Carmen Cervera y Borja Thyssen: las claves de su 'enfrentamiento' por Hacienda

La baronesa Thyssen pretende que su hijo prescinda de los servicios de su abogado actual y que lleve su caso el bufete de José María Michavila y Ángel Acebes

Foto: La baronessa Thyssen, con su hijo y su nuera en una imagen de archivo. (Getty)
La baronessa Thyssen, con su hijo y su nuera en una imagen de archivo. (Getty)

Hacía tiempo que Carmen y Borja no pasaban el verano juntos en Marbella. Los años anteriores cada uno iba por su lado aunque coincidieran en alta mar. El hijo, en su barco; y la madre, en el Matamua. Almorzaban juntos y después, cada uno a sus dominios. La baronesa se quedaba en el yate y los B&B (que así se les conoce) volvían a su apartamento en una de las mejores urbanizaciones de Ibiza. Las navidades pasadas tampoco las pasaron juntos. El hijo, en Gstaad; y la baronesa, con las mellizas Carmen y Sabina en Sant Feliu. Esta vez las niñas se han quedado en Sant Feliu.

[LEA MÁS: La Fiscalía pide tres años de prisión para Borja y Blanca]

Este verano es diferente y Tita ha querido estar junto a su hijo en unos momentos judiciales complicados para Borja. Tiene causas pendientes con la Justicia. Está acusado en dos procedimientos por fraude fiscal y la fiscalía solicita tres años de cárcel para él y otros tres para su esposa. A diferencia de otros personajes famosos que han pactado un acuerdo, a día de hoy Borja no lo ha hecho, aunque sí ha presentado sus alegaciones.

Carmen y Borja Thyssen. (Cordon Press)
Carmen y Borja Thyssen. (Cordon Press)

Este es uno de los conflictos con su madre. La baronesa considera que este caso lo debería llevar el despacho de José María Michavila y Ángel Acebes, y Borja es fiel al abogado que lleva sus asuntos. Una circunstancia muy parecida a la de Iñaki Urdanagarin, cuando la Casa Real le ofreció a los mejores profesionales y el exduque de Palma se mantuvo con Mario Pascual Vives, que hacía las ruedas de prensa a pie de calle.

[LEA MÁS: Borja y Blanca preparan la negociación con Hacienda y planean una nueva mudanza]

Tres años de cárcel y un millón de euros de multa. Eso pide la Fiscalía de Madrid para Alejandro Borja Thyssen-Bornemisza Cervera y su mujer, Blanca Cuesta Unkhoff por un presunto fraude fiscal de 336.417,89 euros cometido en la declaración de la renta de 2010. El escrito de la Fiscalía acusa a la pareja de haber simulado actividades económicas a través de la sociedad propietaria de su casa en Ibiza. La pareja declaró una ganancia patrimonial de más de dos millones de euros, pero dejó sin declarar, “ocultando por lo tanto”, otro millón y medio de euros. Esta es la segunda acusación por fraude fiscalque afronta Borja Thyssen, que está a la espera de la fecha del juicio por simular que residía en Andorra en 2007.

Carmen Cervera, siempre mediática. (EFE)
Carmen Cervera, siempre mediática. (EFE)

Al margen de este desajuste, la baronesa está disfrutando por primera vez en tiempo y espacio de sus nietos. Se les puede ver desayunando y almorzando en el beach del Marbella Club y cenando con el matrimonio y Manolo Segura (padre biológico de Borja) en el restaurante del mismo establecimiento.

Para la baronesa, este es su verano más familiar, aunque falten las gemelas Carmen y Sabina.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios