Logo El Confidencial
POR SUPUESTO FRAUDE

La Fiscalía pide tres años de prisión para Borja Thyssen y Blanca Cuesta

También se solicita que paguen una multa de un millón de euros cada uno por un delito contra la Hacienda pública. Se trata del segundo frente abierto por fraude fiscal que tienen

Foto: Borja Thyssen en una imagen de archivo. (Getty)
Borja Thyssen en una imagen de archivo. (Getty)

Tres años de cárcel y un millón de euros de multa. Eso pide la Fiscalía de Madrid para Alejandro Borja Thyssen-Bornemisza Cervera y su mujer, Blanca Cuesta Unkhoff, por un presunto fraude fiscal de 336.417,89 euros cometido en la declaración de la renta de 2010. El escrito de la Fiscalía acusa a la pareja de haber simulado actividades económicas a través de la sociedad propietaria de su casa en Ibiza. La pareja declaró una ganancia patrimonial de más de dos millones de euros, pero dejó sin declarar, “ocultando por lo tanto”, otro millón y medio de euros. Esta es la segunda acusación por fraude fiscal que afronta Borja Thyssen, que está a la espera de la fecha del juicio por simular que residía en Andorra en 2007.

[LEA MÁS: La 'guerra de los Thyssen' llega a su fin]

La sociedad propietaria de la casa de Ibiza, Cas Capetó S.L., estaba participada a su vez por otra sociedad, pero en realidad ni una ni otra tenían empleados, ni relaciones comerciales con terceros y, en el caso de la segunda, Caribean Breeze, S.L, ni siquiera presentó cuentas ante el Registro Mercantil. A pesar de que las sociedades no tenían verdadera actividad económica, Borja Thyssen realizó transferencias a la sociedad propietaria de la casa, que se computaron contra las cuentas de la empresa, pero a cambio recibió unos bienes y servicios que debería haber declarado como “retribuciones en especie”.

Borja Thyssen y Blanca Cuesta, de paseo por Madrid. (Cordon Press)
Borja Thyssen y Blanca Cuesta, de paseo por Madrid. (Cordon Press)

Por ese esquema circularon gastos corrientes de los consumos de la casa, la reforma, muebles, la seguridad privada de la familia e incluso productos dietéticos y de "wellness", que según la Fiscalía marcan una diferencia significativa a la hora de tributar. La pareja habría simulado además una operación de venta de acciones, que incluía la cesión de un crédito oneroso por parte del propio Borja Thyssen a Cas Capetó S.L., la propietaria de la casa.

"Negocio jurídico simulado"

El 26 de febrero de 2010, Borja Thyssen y Blanca Cuesta transmitieron sus participaciones sociales de Cas Caspetó S.L., participada además de por el matrimonio (90%), por otra sociedad, Caribean Breeze, S.L, que poseía el 10% y que, en el fondo, era también propiedad de la pareja. Una sociedad también “inactiva” e interpuesta por los acusados en el momento de adquirir las acciones de la primera. “Un negocio jurídico simulado”, a juicio de la Fiscalía. “La interposición de la persona jurídica inactiva tenía como único objeto evitar la relación del verdadero sujeto pasivo con el hecho imponible”, señala la Fiscalía.

Esa operación de 2010 podría sentar al hijo de Tita Cervera en el banquillo por segunda vez. El Juzgado de lo Penal nº 22 de Madrid está a la espera de señalar fecha también para el juicio pendiente por la declaración de la renta de 2007, en este caso por alegar que vivía en Andorra cuando, según la Fiscalía y Hacienda, pasaba más de la mitad del año en España. En ese caso, por el que Borja Thyssen tuvo que depositar una fianza de 630.000 euros, la Fiscalía solicita 2 años de cárcel y Hacienda, tres, como adelantó El Confidencial.

Carmen Thyssen y su hijo Borja. (Cordon Press)
Carmen Thyssen y su hijo Borja. (Cordon Press)

Borja Thyssen, que alegó que ese año residió en España menos de 183 días, por lo que no estaría obligado a prestar la declaración de la renta, tuvo que depositar en su día una fianza de 629.240 euros a la espera de juicio cuya fecha nunca termina de llegar.

[LEA MÁS: Carmen Cervera se confiesa con Jordi Évole]

El hijo de la baronesa Thyssen no presentó la declaración en 2007, “a pesar de que durante dicho año residió más de 183 días en España”, según el escrito de la Fiscalía adelantado por El Confidencial en su día. Ese año, Borja Thyssen había ingresado más de 1,4 millones de euros por las exclusivas sobre su boda y el bautizo de su primer hijo concedidas a la revista '¡Hola!'. Thyssen, que alegó que él residía en Andorra y no tenía por tanto que tributar en España, ingresó el dinero de las exclusivas a través de una sociedad domiciliada en Panamá, Gobrach LLC, y de allí el dinero se remitía a Andorra. Sin embargo, la Fiscalía y la Agencia Tributaria consideran que pasó más de la mitad del año en España, lo que le convierte en residente fiscal. Borja Thyssen tiene también otra causa pendiente por la declaración de la renta de 2010.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios