El verano invisible de Malú y Albert Rivera o la foto de los 30.000 euros
  1. Famosos
¿LES PERSIGUEN LOS PAPARAZZI?

El verano invisible de Malú y Albert Rivera o la foto de los 30.000 euros

No sería, según los expertos, el reportaje mejor pagado hoy día en el mercado del cuore, pero un beso estival de ambos o una imágenes suyas en la playa cotizan al alza

placeholder Foto: Malú y Albert Rivera a la salida del hospital el pasado viernes. (Getty)
Malú y Albert Rivera a la salida del hospital el pasado viernes. (Getty)

Malú y Albert Rivera han disfrutado de su primer verano como pareja con un perfil tan bajo que ni los paparazzi han descubierto cuál era su escondite. La relación sentimental entre el presidente de Ciudadanos y la cantante se convirtió en una de las noticias más impactantes de lo que va de año. Cuando la revista ‘Semana’ publicó en portada el inicio del romance no se sabía que ambos se conocieran personalmente. En alguna ocasión, el político había acudido a los conciertos de la intérprete de ‘Aprendiz’ en compañía de Beatriz Tajuelo, su anterior pareja. Después llegó la separación y la nueva relación con Malú, que no quiso confirmar el partido ni el propio interesado. Las elecciones estaban a la vuelta de la esquina y debieron considerar que no era el mejor momento para dar visibilidad a lo que ya era una realidad.

La opacidad fue la norma hasta que una gastroenteritis traicionera (o no tanto) descubrió lo que ya era un hecho tras publicarse la visita de ambos al futuro hogar donde se estaban realizando reformas. Salieron juntos del hospital y ya no hubo más especulaciones. Una manera de librarse del interés mediático, que no lo fue solo para la prensa de sociedad, sino también pregunta casi obligada en las entrevistas de carácter político.

¿Que significó esa especie de posado improvisado en el hospital? ¿Fue estratégico para desinflar el valor de la foto juntos? El cambio fue sustancial. De ser una de las parejas con un gran interés para agencias de prensa y paparazzi, pasaron a un lugar informativo menos destacado. Este desinterés era proporcional al resultado económico que podía reportar a los profesionales un seguimiento continuado. Y así lo explica el periodista Antonio Montero, que tiene en su currículum de reportero gráfico las primeras imágenes del príncipe Felipe con Isabel Sartorius o el viaje de novios de la infanta Elena y Jaime Marichalar a Australia.

El precio del beso

“Pillar a Malú y Albert juntos era un tema muy interesante y muy comercial. Sobre todo porque no eran una pareja al uso. No se sabía que estaban juntos y una vez que se publicó la noticia lo importante era pillarlos. Cuando salieron del hospital, dejó de tener el mismo interés que al principio. Me imagino que habrá colegas que estén detrás de ellos en busca de la foto romántica disfrutando del verano. Esas sí tendrían valor, pero no tanto como las primeras”. Según Montero, el precio de esa historia vacacional paseando por una playa de la mano tendría una buena acogida: “Calculo que un reportaje de esas características se podría valorar entre los 25.000 y los 30.000 euros. Dependiendo de la calidad de la fotos, si van de la mano, si hay besos…, algo que sea diferente”.

Jorge Borrajo, director de la revista ‘Semana’, que dio la exclusiva del romance, coincide con Montero en que la pareja tiene menos trayectoria informativa: “¿El primer beso? Puede ser que lo lleváramos a portada. Es una cuestión de la oferta que tengamos de noticia. Lo que sí creo es que no hay paparazzi detrás de ellos. Otra cosa es que llegue un chivatazo y se estudie si merece la pena seguirlos”.

Bernardo Paz, uno de los fotógrafos que cubre desde hace más de 30 los veranos de la familia real en Palma, explica a Vanitatis el cambio que ha habido con respecto al interés que despiertan los políticos con asuntos que no tengan que ver con su vida laboral. “El caso de Malú y Rivera lo demuestra. Y no tiene que ver que ella fuera artista, sino con la sorpresa que supone ser la pareja de Rivera. Cuando estaba con Beatriz Tajuelo nunca hubo paparazzi detrás de ella, salvo cuando se hizo oficial la ruptura y se conoció la personalidad de la nueva pareja del líder de Ciudadanos”. Bernardo Paz asegura que “ahora los políticos han pasado también a ser protagonistas en las revistas del corazón y creo que a la mayoría le beneficia”. Y recuerda el seguimiento afectivo que tuvieron Pablo Iglesias e Irene Montero cuando nacieron sus hijos gemelos con varios meses de adelanto.

Malú Albert Rivera
El redactor recomienda