Logo El Confidencial
BALONCESTO

Los Scariolo, la saga que ha traído el oro a España

El artífice de crear el entusiasmo en la selección española de baloncesto, se llama Sergio Scariolo, un hombre que según su esposa Blanca Ares, "podría ser lo que quisiera en la vida"

Foto: Sergio Escariolo y Blanca Ares. (Vanitatis)
Sergio Escariolo y Blanca Ares. (Vanitatis)
Autor
Tiempo de lectura7 min

El clan Scariolo-Ares, son oros europeos y oro en distinción. España se metió en la final de baloncesto con el triunfo ante Australia y este domingo ha logrado convertirse en campeona del mundo ante Argentina. El artífice de crear el entusiasmo en la selección española, se llama Sergio Scariolo, un hombre que según su esposa Blanca Ares, “podría ser lo que quisiera en la vida, porque le sobra entusiasmo para cualquier cosa. Si un español hubiese ganado lo que Scariolo, sería hasta presidente del gobierno”.

[LEA MÁS: Helen Lindes y Rudy Fernández presentan a su nueva hija, Aura]

A su lado siempre está ella, la baloncestista, que apuntala cada paso que da al maestro más laureado de la selección de basket español. Sergio se apoya firmemente en su esposa, exjugadora internacional que conquistó el Europeo sub 18 con España.

Blanca habla para Vanitatis desde Toronto, lugar al que se ha trasladado a vivir con su familia para acompañar a su esposo, desde que es nuevo entrenador de los “ Toronto Raptors: “Aquí llevamos otra vida diferente a la que hemos dejado en Marbella. El año pasado se vino Sergio y ahora le hemos acompañado toda la familia. Alejandro, mi hijo ya se ha podido mudar a Nueva York y estamos todos aquí. Hasta los dos perros. El año pasado lo pasamos mal por estar separados y gracias a mi hija Carlota, que también ha sido muy generosa al querer estar aquí y cursar su ultimo tramo de los estudios en esta ciudad, todos podemos acompañar a Sergio”.

Sergio Scariolo y Blanca Ares. (Vanitatis)
Sergio Scariolo y Blanca Ares. (Vanitatis)

En la entrevista que mantenemos con Blanca sobre la andadura mundialista de la Selección, nos cuenta cómo se vive el baloncesto en su nueva casa de Toronto, donde está viendo los partidos con sus dos perros en el sofá: “Pues lo estoy viviendo con muchísimos nervios pero con muchísima fe porque son capaces de cualquier cosa y España tiene un gen que nos hace ser los mejores del mundo. La selección es capaz de ir todos a una y de apartar sus egos y capacidades individuales para ponerlas al servicio del equipo y del entrenador. Sergio Imprime mucha credibilidad y el publico esta con él”.

De Marbella a Toronto

La vida de Sergio Scariolo y Blanca está ahora entre Toronto y Marbella, lugar donde tienen su bonita casa que ahora han alquilado. Carlota y Alejandro siempre quieren regresar porque es donde residen sus amigos.

La vida de Sergio transcurre entre el golf, el pádel y poca vida social. Las instantáneas que se les hace en la ciudad siempre son las de la pareja perfecta: “Es difícil discutir con él. Yo soy mas guerrera pero él es muy pacifico. ¿Qué que me enamoro de él? Pues su honradez y seriedad. Es muy honesto y solidario. Su confianza social. Son valores que enamoran más que un físico. Me da mucha paz, eso es lo importante, y toda la serenidad que cualquier mujer puede desear”.

Blanca y Sergio sí que son la típica historia de amor a primera vista que aparece en cualquier novela: ella era comentarista en Canal Plus tras haber dejado el mundo del baloncesto cuando le conoció: “Llegó a España hace veinte años y le vi. Y no dejé que se me escapara. Somos muy parecidos y muy diferentes. Las personas que son iguales se aburren pero nosotros nos compensamos, ese es nuestro secreto», puntualiza Blanca.

 Sergio Scariolo y Blanca Ares. (Vanitatis)
Sergio Scariolo y Blanca Ares. (Vanitatis)

A los dos les encanta oír a Sabina, e ir al cine una vez a la semana, “Pero no somos de salir después de cenar. Somos de pasear porque me gusta el mar y el contacto visual me nutre».

A Sergio y su familia les encanta la música, “Como padre me toca escuchar todo, el reguetón que mi hijo me mete por los oídos y mi mujer a Rocío Jurado. Pero yo me pirro por la música italiana” apostilla el entrenador a este medio. Él lee ensayo y su mujer novela negra. Blanca detesta los folletines de amor.

Cuando aparca el ocio entre las diversas ocupaciones de Sergio Scariolo en su vida, está la lucha contra el cáncer. La Fundación Cesare Scariolo, nombre del padre del entrenador, al que se llevó la leucemia, ayuda a niños con enfermedades oncológicas en Málaga.

Sergio Scariolo y Blanca Ares con su hijo. (Vanitatis)
Sergio Scariolo y Blanca Ares con su hijo. (Vanitatis)

Sergio explica a Vanitatis que: “Cuando enfermó mi padre me di cuenta de que llorarlo iba a servir de poco por mi forma de ser y que había que hacer algo para recordarlo. Esto fue en el año 98. Tras su fallecimiento me quedó la inquietud de poder centrar el esfuerzo de ayuda hacia los menos afortunados en una única dirección, pues hasta el momento si habían solicitado de mi apoyo para diferentes causas lo habían tenido. Unos cuantos años después, me entró el gusanillo de hacer algo más y concretamente en el año 2008 me animé a dar el paso junto a algunos amigos y colaboradores para crear una asociación cuyo principios fuera ayudar a los niños con enfermedades oncológicas y a sus familias”.

Tres “Oros” en el clan

No es fácil que tres miembros de una familia se proclamen campeones de Europa. Y nunca había sucedido en la historia del baloncesto español que tres componentes de un mismo clan se colgasen del cuello el oro. Pero los Scariolo, lo han conseguido: “Somos una familia de deportistas que amamos el deporte y que los tres nos hemos dedicado a un deporte de equipo de compartir y tener vivencias deportivas con otros compañeros. Es anecdótico pero es algo muy bonito que nos ha pasado. De todas las medallas de la familia, la que más he disfrutado ha sido la de mi hijo”, significa Blanca a Vanitatis.

La primera en conseguirlo fue ella: oro en el Eurobasket femenino de 1993. Su marido, el seleccionador español, lo logró hace 10 años en su debut, en el Eurobasket de Polonia (2009). Repitió oro dos años después en el Eurobasket de Lituania 2011, y firmó el triplete en el Eurobasket de Francia 2015, y ahora este verano el hijo de ambos, Alessandro, campeón del Europeo sub 18 ha cerrado el circulo de los galardones. Sergio no se cansa de repetir:”El baloncesto nos ha dado mucho. Estamos muy agradecidos a este deporte"

Alex estudiante en Nueva York

Álex Scariolo, es el último en apostar por la carrera de sus progenitores. Ahora estudia en Nueva York. El mismo nos contaba a Vanitatis que: "Me encanta lo que hago y le echo ganas y estoy motivado. Tener estos apellidos no es fácil. Hay que trabajar eso me lo ha enseñado mi padre, pero me he ganado el nombre por mí mismo".

Cuando le preguntamos a Sergio Scariolo lo que opina sobre la herencia que ha dejado sobre el baloncesto en su hijo, nos explica que: “Cada vez que puedo y el niño juega intento verlo, aunque me dé más sufrimiento que cualquier otro partido. Jaja, no ejerzo con él de padre-entrenador. Sólo intervengo si me lo pide, si me pregunta algún consejo. Si hay algún de los que estoy y le veo practicar solo le pregunto si quiere que hagamos media horita y siempre dice que sí”.

En la fase final del Europeo sub 18 donde obtuvo su galardón tuvo el apoyo presencial en Grecia de Blanca su madre. "Como jugador, espero haber sacado más de ella" dice Álex y de su padre: "Fue un detallazo que viniera a vernos, es muy serio y verle emocionado y celebrando algo fue muy bonito".

Blanca no cabe de gozo con el nuevo campeón en la familia: "Él siempre ha intentado distanciarse lo más posible de sus apellidos. Se parece más a su padre porque es inteligente, muy tranquilo y nunca dice una palabra más alta que otra. Además, es brillante en los estudios. Siempre hemos primado más que fuera un buen estudiante que el deporte, que será importante para él mientras él quiera".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios