Logo El Confidencial
diplomas de excelencia del grupo Pro

La baronesa Thyssen nos habla de sus mellizas en los premios que reunieron a la nobleza madrileña

Carmen Cervera fue la protagonista de la entrega de estos diplomas que cada año organiza la entidad creada por Mayte Spínola

Foto: Tita Thyssen. (Cortesía de Paula Fuster)
Tita Thyssen. (Cortesía de Paula Fuster)

Carmen Cervera, Miriam Ungría, Ana Botella, Marita March, Bibiana Fierro, Almudena de Arteaga o Glenda Gaby fueron algunas de las mujeres protagonistas de la entrega de premios que cada año organiza la mecenas y pintora Mayte Spínola y que estuvieron presentados por María León. El centro de operaciones de esta convocatoria de las medallas de oro que llevan el nombre de la anfitriona está en su casa en las afueras de Madrid. En este lugar celebró María, la hija de Simoneta Gómez-Acebo, su puesta de largo junto a varios nietos de Mayte Spínola, una de las íntimas amigas de doña Pilar desde la infancia.

La noche de los premios hubo un recuerdo para la hermana del Rey, a la que Carmen Cervera evocó con nostalgia. “Era una mujer única, cariñosa y con carácter que nunca permitía que se criticara o se hicieran comentarios de la familia real en su presencia”. Con este comentario de Tita muchos recordaron su defensa de la infanta Cristina en la instrucción del caso Noos o de la reina Letizia cuando era princesa.

Imagen general de la entrega de premios. (Cortesía de Paula Fuster)
Imagen general de la entrega de premios. (Cortesía de Paula Fuster)

La baronesa Thyssen hizo doblete y fue la encargada de entregar el reconocimiento a Peter Sweatman, dedicado a la defensa del medioambiente y del cambio climático, y al archiduque de Austria, Andrés Salvador Habsburgo Lorena. El aristócrata es nieto de Valerie, la hija preferida de la emperatriz Sissi, a la que dejó la mayor parte de su fortuna. Fue la única que pudo criar. Los demás hijos se los arrebató la suegra, empezando por el heredero. El aristócrata acudió acompañado de su hija Alicia, que ostenta el título de archiduquesa y físicamente es muy parecida a su bisabuela Valerie.

Andrés Salvador, archiduque de Austria y bisnieto de Sissi, junto a su hija Alicia.(Cortesía de Paula Fuster)
Andrés Salvador, archiduque de Austria y bisnieto de Sissi, junto a su hija Alicia.(Cortesía de Paula Fuster)

La baronesa fue con su inseparable sobrino Guillermo, director del museo de Andorra y quien de verdad está al tanto de lo que sucede en la vida laboral y personal de Carmen Cervera. El próximo 30 de marzo es la fecha clave para llegar a un acuerdo con el Ministerio de Cultura y renovar el alquiler de su colección. Ella no quiso dar muchos datos, pero sí adelantó que “pronto” habría noticias. “Nunca me he cerrado a negociar y por lo tanto ahí estamos. El acuerdo debe ser beneficioso para las dos partes y contribuir a incentivar la cultura en Madrid”.

La baronesa, en un momento de la entrega de premios. (Cortesía de Paula Fuster)
La baronesa, en un momento de la entrega de premios. (Cortesía de Paula Fuster)

El rumor en el mundo del arte es que, si no se llega a un acuerdo, es muy probable que la baronesa tome la decisión de trasladar la obra a Andorra, que se haría cargo de pagar el traslado, así como los seguros correspondientes. Según comentaban varias personas que conocen las interioridades del coleccionismo, ese traslado no bajaría de los cien millones de euros. En el ambiente distendido de la noche, Carmen contaba lo inteligentes que son sus hijas mellizas y el conocimiento que ambas tienen de los maestros de la pintura. “Cumplen catorce años y están ya en ese periodo en el que quieren maquillarse y salir con su grupo de amigos. Cómo cambia todo. A esa edad yo aún jugaba con muñecas”, contó.

La baronesa no tuvo la oportunidad de encontrase con su nuera, Blanca Cuesta. Estaba previsto que entregara la placa de honor a su maestro, Pedro Sandoval, pero al final excusó su presencia. Sandoval expondrá en el Museo del Prado su obra 'Las meninas', que fue premiada en la Bienal de Florencia.

Miriam Ungría. (Cortesía de Paula Fuster)
Miriam Ungría. (Cortesía de Paula Fuster)

Por su parte, Miriam Ungría, que desde que se instaló en Londres (donde también viven sus hijos) no suele prodigarse en Madrid, habló de su buena etapa vital. Sigue con su trabajo como gemóloga y diseñadora de su propia línea de joyas. Sus colecciones gozan de gran éxito y tiene seguidoras entre las mujeres más influyentes de Londres.

Entre los muchos invitados que acudieron a la cita de Mayte Spínola también se encontraban sus hijas Gracya, Maite y Rocío, además de otros invitados como Solita Cohen, una de las coleccionistas de arte más importante de Latinoamérica; Julia Sáez-Angulo, los duques de Aveiro, Paula Fuster, María del Pino, presidenta de la fundación que lleva su apellido, José Luis Arranz; Luisa Cotoner, catedrática e historiadora; Josemi Rodríguez Sieiro, Rocío Gandarias, restauradora; la doctora Mercedes Cuesta, la decoradora Rosa Bernal, el músico Tomás Alegre, Conchita Spínola, Juan Carlos Crespo, presidente mundial de Medicina Integrativa, y Mónica Lavino-Mariani.

Como curiosidad, destacar que el cóctel no fue catering, sino que estuvo preparado por la cocinera de la casa. No había sponsor promocional, sino que la propia mecenas y dueña corrió con los gastos y también se encargó de recibir a los amigos y que estuvieran a gusto. Como dijo un invitado: "Aquí está el verdadero poder cultural y económico".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios