Lío en la nobleza: cinco 'novios' para los títulos del millonario Enrique Trénor
  1. Famosos
ARISTOCRACIA

Lío en la nobleza: cinco 'novios' para los títulos del millonario Enrique Trénor

El conde de la Vallesa de Mandor falleció sin descendencia en 2017 dejando vacantes tres títulos nobiliarios. Varios familiares han solicitado la sucesión simultáneamente, entre ellos un exministro

Foto: Jaime Lamo de Espinosa, en una imagen de archivo. (EFE)
Jaime Lamo de Espinosa, en una imagen de archivo. (EFE)

Enrique Trénor Lamo de Espinosa Despujol y del Portillo, conde de Vallesa de Mandor, de Montornés y de Noroña, grande de España, murió el 1 de octubre del año 2017. Al fallecer sin descendencia, en su esquela le recordaba una larga retahíla de familiares próximos, sus primos de las distintas ramas familiares: los Trénor Trénor, los Gómez-Trénor Fos, la familia Lamo de Espinosa y Michels de Champourcin, los Guich y Lamo de Espinosa, y "las personas que colaboraron y le ayudaron durante toda su vida y su enfermedad". Hubo varios funerales en Valencia y Madrid, pero la noticia apenas salió en prensa.

La vida de Enrique Trénor se extinguió con la misma discreción con la que el aristócrata la había vivido. El gran linaje valenciano siempre ha comulgado con la ausencia de exhibicionismo, a pesar de la 'fama' de su miembro más destacado, Juan Luis Gómez-Trénor Fos, la segunda mayor fortuna de Valencia (solo por detrás de Juan Roig) y hombre clave en el desarrollo de Coca-Cola en España, fallecido también en 2017, unos meses antes que Enrique. De hecho, el viejo 'triconde', muy minado por la enfermedad, pudo dar el último adiós a su primo aunque ya en silla de ruedas.

Los Trénor y los Lamo de Espinosa forman parte de la más refinada burguesía valenciana. Thomas Trenor Keating, miembro de una familia de industriales nacido y criado en Limerick (Irlanda), se instaló en Valencia una vez terminada la Guerra de la Independencia. Fundó la Banca Trenor y se dedicó a importar guano para los cultivos de la huerta levantina. A su vez, hizo germinar en la zona una estirpe de empresarios y burgueses que enraizaron en la élite valenciana hasta el día de hoy. Decir Trénor en Valencia es sinónimo de riqueza, raigambre e influencia. Es, sin duda, una de las familias más influyentes en la ciudad del Turia, que se ha dividido en diferentes ramas.

placeholder Juan Luis Gómez-Trenor, en un evento con una de las hijas de Juan Roig. (EC)
Juan Luis Gómez-Trenor, en un evento con una de las hijas de Juan Roig. (EC)

Enrique María Trénor y Lamo de Espinosa era hijo del senador y diputado Enrique Trénor Despujol (asesinado en 1936 en Quart de Poblet) y de María del Carmen Lamo de Espinosa, condesa de Noroña. Entre otras cosas, de sus padres heredó la Bodega Enrique Trénor, situada en un paraje cercano a Yecla (Murcia), y la mayor parte del bosque de la Vallesa, un área forestal de gran valor ecológico propiedad de la familia desde finales del siglo XIX. También tres títulos.

Atropello

Dice el derecho nobiliario: "Ocurrida la vacante de una de estas mercedes, el que se considere como inmediato sucesor podrá solicitarla del Ministerio de Justicia en el término de un año; si nadie lo hiciese en tal concepto se concede otro plazo, también de un año, para que lo verifique el que le siga en orden de preferencia y, si tampoco en ese tiempo hubiere ninguna solicitud, se abrirá un nuevo término de tres años durante el cual puede reclamar cualquiera que se considere con derecho a la sucesión". Dos años después de fallecer el conde, en octubre de 2019, algunos de sus primos, los mismos que aparecían en la esquela, empezaron a gestionar la sucesión de los títulos y a iniciar los trámites para los que, dado que no era una sucesión directa de padre a hijo, hay un plazo de cinco años. Ninguno quiere que esa dignidad quede vacante y se ha producido un cierto atropello entre unos y otros que deberá solventar, en el peor de los casos, la Justicia.

placeholder Enrique Trenor Montesinos, conde de Montornés. (EC)
Enrique Trenor Montesinos, conde de Montornés. (EC)

Leonor Trénor Trénor, baronesa de Alacuás, ha solicitado el título de conde de Vallesa de Mandor, con grandeza de España. El mismo título ha sido solicitado también por Francisco de Paula Gómez-Torres y Gómez Trénor. Para el título de conde de Montornés, los 'novios' son los mismos. Pero para el condado de Noroña aún hay más candidatos: en primer lugar, una matrona jubilada, Amelia Guich Lamo de Espinosa; en segundo, Jaime Lamo de Espinosa y Michels de Champourcin (ingeniero agrónomo, economista y exministro de Agricultura y adjunto a la presidencia de Adolfo Suárez, además de marqués de Mirasol); y el tercero, el empresario Juan Antonio Pérez-Salas Sagreras, que lo ha solicitado esta misma semana. Todos primos entre sí en uno u otro grado, todos pretendientes de la misma novia.

Para solicitarlo, todos ellos han tenido que seguir los trámites protocolarios, tal y como explica a Vanitatis un experto en derecho nobiliario: "Se realiza una socilitud dirigida a Su Majestad el Rey, además se adjunta un árbol genealógico enlazando con el último poseedor, fechado y firmado. También una certificación de defunción del último poseedor, un certificado de nacimiento del solicitante y certificaciones de nacimiento y matrimonio de todos los enlaces que figuren en el árbol genealógico presentado. Todos estos papeles tienen que ser expedidos por el Registro Civil, claro".

"El organismo competente tendrá que decidir quién es el candidato con mejor derecho y elaborar un informe en base a las siguientes premisas", continúa el abogado, citando la legislación: "Se establece la preferencia absoluta de la línea recta descendente sobre la colateral y ascendente, o dentro de la misma línea, se elegirá el grado más próximo al más remoto y, dentro del mismo grado, el de mayor edad sobre el menor, combinando con los principios de primogenitura y representación". Un galimatías que, como en tantas ocasiones, puede terminar en los tribunales si la decisión no contenta a todos los solicitantes.

Aristocracia Nobleza