Marcelino: el Botín que prefirió los barcos a los bancos y el orgullo de su prima Ana
  1. Famosos
TRADICIÓN MARINERA

Marcelino: el Botín que prefirió los barcos a los bancos y el orgullo de su prima Ana

Marcelino Botín Naveda es hijo de Jaime Botín. Considerado uno de los ingenieros navales más cotizados del mundo, su prima Ana Botín muestra su orgullo hacia él en redes sociales

Foto: Marcelino: el Botín que prefirió los barcos a los bancos y el orgullo de su prima Ana
Marcelino: el Botín que prefirió los barcos a los bancos y el orgullo de su prima Ana

El pasado sábado, Ana Botín, la presidenta del Banco de Santander, lanzaba un mensaje en sus redes sociales rebosante de orgullo hacia un miembro de su familia. “Super orgullosa de mi primo Marcelino Botín, diseñador de Patriot, el nuevo yate de competición AC75 del equipo estadounidense American Magic que competirá en la 36 edición de la Copa América. En España (y en Cantabria!) tenemos un talento increíble que está impulsando la innovación en todo el mundo. Enhorabuena, Marce y todo el equipo”, expresaba. El afortunado al que van dirigidas estas palabras no es otro que su primo Marcelino Botín Naveda, una auténtica eminencia en la náutica mundial como diseñador de barcos. Unos barcos destinados a surcar las aguas de todo el mundo y conseguir alcanzar el podio en las competiciones más prestigiosas.

Toda una vida en el mar

Marcelino, Marce, como le llaman en su familia, es hijo de Jaime Botín, el que fuera presidente y mayor accionista de Bankinter y vicepresidente del Banco de Santander, y su primera mujer, la santanderina Belen Naveda Agüero. Juntos fueron padres de ocho hijos, aunque tan solo permanecen vivos cinco, de los que Marcelino es el hijo mayor. La pequeña, Lucrecia Botín, es quizás la famosa del clan Botín Naveda como brillante productora de cine. Marcelino nunca ha querido saber demasiado de banca, como es tradición en la familia de su padre, y poco ha tenido que ver con los negocios familiares, salvo su cargo como consejero externo de Bankinter. Desde pequeño ha sido un apasionado del mar. De niño además de navegar en el barco familiar y empaparse de la pasión paterna por el mar, recibió clases de navegación a bordo de un Optimist. Más tarde intentó suerte en las regatas, donde no consiguió despuntar: “No era bueno. Sin embargo, nunca quise hacer otra cosa”, reconocía en una entrevista para la Volvo Ocean Race.

Decidió entonces marcharse a Estados Unidos a estudiar Ingeniería Naval al Southampton Institute in Yatch Designer durante cuatro años. Al regresar a España en 1995 montó Botín Partners Naval Arquitectura junto a un compañero de promoción en su Santander natal. Era el despegue de un mago del diseño de barcos, que gracias al primero que nació de sus bocetos, el Zuritel, comenzó a obtener credibilidad en el mundo de las regatas.

Una llamada que le cambiaría la vida

En 2003 se produce un hito en su carrera al recibir una llamada del Team New Zealeand, uno de los grandes equipos de regatas que acababa de ser desposeído de la Copa América. Le ofrecían diseñar el barco que necesitaban para reconquistar el trofeo de la copa más antigua del mundo y recuperar su liderazgo y su orgullo. Botín, manos a la obra, concibió el NLZ84, que cumplió con su objetivo ganando 24 de las 28 regatas en las que participó.

Una imagen de la Volvo Ocean Race. (EFE)
Una imagen de la Volvo Ocean Race. (EFE)

El primero de los muchos triunfos logrados por este genio de la ingeniería naval considerado por los expertos como uno de los mejores del mundo. Ha trabajado para los equipos de personajes tan destacados como Patrizio Bertelli, fundador de Prada; para la familia dueña de la franquicia de la NBA Orlando Magic, y muchos otros magnates e instituciones que confían en sus acertados trazos. “Todos los que diseñamos barcos somos navegantes. De nuestra experiencia en la navegación sacamos algo que nos sirve para mejorar un barco”, declaraba en una entrevista para un blog. Actualmente, ejerce como jefe de diseño del grupo estadounidense American Magic, para el que ha ideado el AC75 Patriot, que participará en la próxima edición, la 36º de la Copa América, que tendrá lugar de enero a marzo de 2021 en Auckland (Nueva Zelanda). El barco que fue botado el 16 de octubre llama la atención por lo innovador de su casco y su ligereza, y ya se postula como uno de los favoritos de la competición.

Otros Botín marineros

Casado con Marian, la hija de un panadero santanderino, vive en La Ralua, en plena bahía de Santander, cerca de su madre. Su hijo, que también se llama Marcelino, destaca practicando surf y fue en 2017 campeón de España de este deporte. Su hermano Gonzalo es un reconocido escritor y regatista, y el hijo de este, Diego Botín, se dedica profesionalmente a la vela llegando a estar clasificado para representar a España en los Juegos de Tokio 2020. Una prueba de que el ADN de los Botín no solo lleva implícitas las finanzas, sino también el mar.

Ana Patricia Botín
El redactor recomienda