El regalo de Ana Botín a su madre y los detalles de su veraneo
  1. Famosos
VACACIONES 2020

El regalo de Ana Botín a su madre y los detalles de su veraneo

La presidenta del Banco Santander es una enamorada de Cantabria, donde comparte vacaciones estivales con su marido, Guillermo Morenés, y su madre, Paloma O’Shea

Foto: Ana Patricia Botín. (EFE)
Ana Patricia Botín. (EFE)

Ana Botín no ocultó, durante el confinamiento, cuánto echaba de menos a su Cantabria querida. Con frases en sus redes sociales tales como “Estas fotos las hicimos el verano pasado, son playas de Ribamontán al Mar, en Cantabria. Pronto podremos volver” o “Cosas que echo de menos: poder pasar un fin de semana en Cantabria y cenar en el chiringuito del Puntal”, la considerada mujer más poderosa de España expresaba sus ganas de poder regresar a la tierra que la vio nacer.

Esta pasión por Cantabria era uno de los puntos en común de Ana con su padre, el desaparecido banquero Emilio Botín. Su madre, Paloma O’Shea, vasca de nacimiento, también comparte con su hija esa pasión por esa tierra. Hace unos días, coincidiendo con el santo de su madre, Ana colgaba en sus redes sociales una foto del regalo que le había preparado: un cesto cuidadosamente colocado con verduras de su huerta, otro cesto de limones y un centro de flores con dalias de su jardín. Un regalo entrañable y cercano.

A pesar de disponer de casas repartidas por varios puntos del territorio español (y parte del extranjero), Ana Botín considera que su casa es Cantabria, tal y como ha reconocido en diversas ocasiones. Ella y su marido, Guillermo Morenés, poseen desde hace más de veinte años una impresionante finca en Carriazo, perteneciente a la localidad de Ribamontán al Mar. Una población que en 2019 tan solo contaba con 198 habitantes y donde la presidenta del Banco de Santander aprovecha para descansar y desconectar de su agotadora rutina. Un lugar en el que practica yoga, camina y juega al golf, tres de sus grandes aficiones. Su marido es un gran amante del surf, actividad que, gracias a la bravura del mar Cantábrico, resulta fácil practicar en las playas cercanas a su casa.

Veraneo cántabro

Según sus redes sociales, la presidenta del Santander habría llegado a Cantabria a finales de julio. Seguramente lo haría en su avión privado, un Bombardier Global 6000 que es habitual ver esperándola en el aeropuerto Seve Ballesteros de Santander.

El 31 de julio arrancaba su actividad veraniega contando en su Instagram que había coincidido con Miguel Ángel Revilla, presidente de esta comunidad autónoma, del que dice que siempre aprende algo de Historia.

Tras mostrar un atardecer en días posteriores desde el puente de Somo, unos días más tarde visitaba la colegiata románica de San Martín de Elines en Valderredible, acompañada del alcalde de la localidad y unos expertos en la arquitectura del Valle.

Promocionando la gastronomía

Este verano, Ana ha querido poner su granito de arena contra el daño que el coronavirus está haciendo a la hostelería y comercio cántabros recomendando aquellos lugares donde, acompañada de su marido, ha disfrutado de la espectacular gastronomía de la región. Un gesto que uno de los hosteleros reconoce a través de Vanitatis: “Se agradece mucho que haya tenido este gesto con nosotros. Ella suele venir por aquí a menudo, pero nunca lo había sacado y es algo muy de agradecer en los tiempos que corren”.

placeholder Imagen de las redes de Ana Botín. (IG)
Imagen de las redes de Ana Botín. (IG)

Queda patente que el amor a Cantabria de la mujer más poderosa de España lo es también a sus paisajes, sus gentes, su gastronomía y sus actividades. Y es que, tal y como declaró a Jesús Calleja, “Cantabria para mí es el mejor lugar del mundo”.

Ana Patricia Botín
El redactor recomienda