Hablamos con Berenice Lobatón: "Ser 'hija de' no te lo pone fácil, mi apellido es una responsabilidad"
  1. Famosos
ENTREVISTA EXCLUSIVA

Hablamos con Berenice Lobatón: "Ser 'hija de' no te lo pone fácil, mi apellido es una responsabilidad"

La hija de Paco Lobatón y Mari Pau Domínguez, a sus 18 años, lo tiene más que claro: no solo ha seguido los pasos de sus padres, sino que promete triunfar en el mundo de la comunicación

placeholder Foto: Berenice Lobatón. (Cortesía)
Berenice Lobatón. (Cortesía)

Hija de los periodistas Paco Lobatón y Mari Pau Domínguez, Berenice casi no ha alcanzado la mayoría de edad y ya ha entrevistado a algunos de sus ídolos como Ester Expósito, Carlos Herrera, Juan Magán, José Coronado, Christian Gálvez y hasta Carmen Lomana. Con 18 años recién cumplidos, Bere, como la llaman los que más la conocen, tiene una vocación imparable que en su primer año estudiando Periodismo ya ha materializado abriendo su primera revista bajo la tutela de su mentor, Manuel Campo Vidal, con quien empezó a trabajar este verano haciendo prácticas.

“Con 16 abrí un canal de YouTube que luego borré con algunos vídeos, pero cuando realmente empecé fue en cuarentena entrevistando a personas conocidas. Me divertí muchísimo. No puedo parar ahora”, nos comenta con emoción en conversación con Vanitatis.

placeholder Berenice Lobatón. (Foto: Patricia Semir)
Berenice Lobatón. (Foto: Patricia Semir)

Manuel Campo Vidal se ha convertido en mi mayor mentor, y aunque mis padres siempre están para darme consejos, él me ha dado la oportunidad de iniciarme en este mundo”, continúa Berenice, que el pasado mes de septiembre comenzaba un doble grado de Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas en el CEU. Un alma inquieta al que solo le preocupa una cosa: “Me aterra que la gente piense que por ser ‘hija de’ valgo menos porque lo tengo todo más fácil. Ser hija de mis padres es una responsabilidad”.

P: Me cuentan que debutaste en YouTube ayudando a encontrar a personas desaparecidas. Eso sí que es seguir los pasos de tu padre…

Siempre me ha interesado mucho el tema social. Yo por el momento soy muy pequeña para ayudar con un tema tan complicado, pero de mayor quiero dedicar una parte de mi vida a estas familias. Siempre que mi padre me ha dado la oportunidad le he acompañado a visitar a las familias, a darles mi apoyo en estas situaciones tan complicadas y tan duras. En cuanto sea más madura, me encantaría.

P: ¿Te imaginas dentro de unos años presentando la reedición de ‘Quién sabe dónde’?

Oye, pues la verdad es que me encantaría (risas). Creo que este tipo de programas de televisión deberían volver y nunca perder su esencia. Creo que es muy necesaria e importante la labor que hacen.

P: Las redes se han convertido en tu mejor plataforma para comenzar. Eres una influencer muy atípica. ¿Cómo las vives en tu día a día? ¿Dejarías tu carrera para dedicarte a Instagram?

Hay una cosa que me preguntan mucho: por qué no aprovecho el tirón de entrevistar a gente conocida para sacarles rendimiento a las redes sociales. Pero es que yo, realmente, no estoy preocupada por tener más o menos seguidores o por el éxito subiendo una foto u otra. Quiero crecer como profesional y no como influencer. Si eso surge, que tampoco tengo fotos ni contenido orientado a eso, será porque tengo éxito en mi profesión.

P: Hemos visto que has entrevistado a mucha gente conocida durante la pandemia… ¿Cómo surgió todo esto?

Surgió porque yo estaba en segundo de bachillerato, metida en casa como todos durante la cuarentena, y cada vez tenía más claro que quería estudiar Periodismo. Siempre me ha gustado mucho comunicarme y lo tenía bastante claro, pero como esto de elegir carrera es un paso serio pensé: "¿Y si hago algo relacionado con esto para probar si me desenvuelvo bien con ello?". El confinamiento me hizo plantearme muchas cosas. No había excusas, y la primera no pudo ser mejor que con José Coronado, que siempre me apoya muchísimo en todo. Es una persona tan buena… Me dio mucha confianza y salió genial, y de ahí empecé a coger soltura y confianza y fueron saliendo las demás.

P: ¿A quién te gustaría entrevistar ahora?

Me encantaría entrevistar a Aitana. Es un personaje que está en su momento, pero sobre todo me interesa porque comparte mi forma de ver cómo debemos ser los jóvenes. Mi revista va en contra de la frase 'soy demasiado joven para hacer esto o aquello'. Si te apetece, propóntelo y hazlo, y eso es justo lo que hizo Aitana. En cuanto cumplió los 18 se presentó a 'OT' para cumplir su sueño. Me inspira muchísimo y creo que sería perfecta para mi revista. Es un ejemplo del 'no esperes, no eres demasiado joven' que siempre defiendo.

P: Y de aquí imagino que ha nacido tu nuevo proyecto, 'Ecoo Magazine'.

Todo empieza porque yo estoy trabajando con el periodista Manuel Campo Vidal. En agosto me dio la oportunidad. Me puse en contacto con él para ver si podía hacer algún curso de comunicación, y en lugar de eso me ofreció ayudarle con temas de un libro que acababa de lanzar, con la página web, haciendo algunas entrevistas… Y entonces sin haber empezado la carrera, me sumé, y lo que iba a ser un trabajo de un mes pues aquí seguimos. Sigo ayudando en todo lo que puedo, me da muchísima responsabilidad y eso me ha hecho confiar mucho en mí misma. Manuel es mi mentor, es el que me ha hecho creer que puedo. Y a partir de ahí di el paso y creé mi propio medio con mi propio equipo que me apoye. Muchas veces dicen que somos una generación de pánfilos sin ganas de hacer nada y dije: "¿Que no nos apetece hacer nada? Verás tú". Y enseguida encontré a un grupo de amigos locos por ponerse a trabajar. Uno me lleva la página web, otra chica me lleva la estrategia digital… Un equipazo alucinante.

placeholder Berenice Lobatón. (Foto: Patricia Semir)
Berenice Lobatón. (Foto: Patricia Semir)

P: En la universidad, cuando ven tu apellido, ¿te preguntan mucho si eres hija de Paco Lobatón? ¿Cómo lo llevas?

Yo no voy a renegar nunca de mi familia. Toda mi educación se la debo a ellos y nunca renegaré ni de mis apellidos ni nada porque yo estoy superorgullosa de lo que han hecho mis padres. Que mi madre con veintipocos años estuviera presentando informativos me parece alucinante y el alcance de mi padre… Yo quiero demostrar que puedo yo sola. A mí me dio mucho miedo que la gente me tachase de ‘al ser la hija de tal qué fácil lo va a tener…’. Yo creo que no. Al final te comparan… Creo que ser la hija de Paco Lobató y Mari Pau Domínguez es una responsabilidad, y no creo que me vaya a abrir puertas porque al final si no soy buena, no le voy a interesar a nadie.

P: Has seguido los pasos de tus dos padres, ¿qué parte de cada uno de ellos ves en ti?

De mi padre, creo que es bastante obvio que físicamente nos parecemos muchísimo (risas). A mi madre, muchísimo en la curiosidad y hablando, que para mí es algo admirable. Me encanta que me digan que me parezco a ella en eso. Una de las cosas que más me gustan del periodismo es que tienes que saber mucho de todo y mi madre es como una enciclopedia. Y que me gustaría adquirir y que admire… La tranquilidad de ambos en televisión. Me encantaría tener esa templanza y esa naturalidad.

P: ¿Qué consejos te han dado tus padres?

Mi padre me ha dicho que no me precipite, que cada cosa tiene su momento. Y mi madre, es como consejo por día. Cada vez que voy a hacer algo me da mil consejos que agradezco en el alma. Pero, bueno, lo más importante yo creo que es que confíe en mí misma y que tengo que adaptarme a los noes y que eso no me puede parar.

Manuel Campo Vidal Mari Pau Domínguez