Ayuso y el arte de destacar en escena: la estética Blancanieves y otras claves del éxito
  1. Famosos
PROTAGONISTA ABSOLUTA

Ayuso y el arte de destacar en escena: la estética Blancanieves y otras claves del éxito

Un análisis psicológico y uno artístico o performativo de la figura de Ayuso, de la mano de dos especialistas, nos permiten comprender la evolución de esta política

Foto: Isabel Díaz Ayuso. (efe)
Isabel Díaz Ayuso. (efe)

Hace hoy un año, Isabel Díaz Ayuso protagonizaba una de las portadas más desconcertantes, polémicas y criticadas de un periódico de tirada nacional. En plena crisis por la pandemia, la política posaba con gesto compungido, atuendo oscuro y postura doliente para una entrevista concedida a El Mundo.

Fue el pistoletazo de salida de numerosas intervenciones a lo largo de los siguientes meses, erráticas para unos, acertadas para otros, pero llamativas en cualquier caso. Momentos protagonizados por alguien que posee una personalidad tan provocadora que, a pesar de todas las críticas recibidas ha logrado esta semana arrasar en las elecciones.

Foto: Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo. (EFE)

Isabel Díaz Ayuso sabe acaparar las miradas como pocos políticos. Destacar puede llegar a ser un arte que no todo el mundo logra poner en práctica de manera tan efectiva como lo ha hecho ella.

Ha seguido la tónica de la política actual y ha sufrido las consecuencias de la misma: hablar poco de programas, atacar sin piedad al contrincante y recibir duras críticas. Pero en su caso, su presencia, su voz y sus decisiones se han llevado el gato al agua. ¿Qué ha tenido Díaz Ayuso que no han tenido los demás?

placeholder Isabel Díaz Ayuso en el balcón de la sede del Partido Popular en la calle Génova. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso en el balcón de la sede del Partido Popular en la calle Génova. (EFE)

La psicóloga Irene López-Assor ve un claro cambio en la personalidad de la Ayuso del principio de su andadura política y la Ayuso que ha ganado las elecciones: “Yo percibo de Ayuso que fue una política que tenía todas las de perder cuando la eligieron. La percepción de la sociedad al principio era que no estaba validada, que no iba a ser capaz. Creo que Ayuso ha logrado cambiar esa percepción principalmente porque ha perdido el miedo. Se ha enfrentado a ese miedo del principio y creo que eso ha atrapado. Ha pasado de ser una mujer algo apocada, con rostro dulce, con poca garra, que no es una gran líder de raza con una gran presencia, a ser una mujer que ha aprendido a manejar el miedo. Se ha sabido posicionar, poner límites. El liderazgo también consiste en eso, en saber perder el miedo y en enfrentarse a cosas a las que nadie se enfrentaría por el qué dirán. La clave de su éxito ha sido ese. Para enfrentarse al miedo no hace falta ser ni guapo, ni alto, ni simpático, ni con presencia… Eso va unido a que ha ido detectando qué necesidades surgían en cada momento y ella, hasta donde ha podido, ha llegado. Ha visto la necesidad de que los negocios no pueden cerrar, de que hace falta un hospital, etc. y ella ha ido haciendo, en mejor o peor medida. Incluso si ha detectado una necesidad de la gente de enfrentarse a Sánchez, ella se ha enfrentado. Eso ha hecho percibir a sus votantes que tiene cierta empatía con las necesidades de los ciudadanos. Pero la clave de todo: ha sabido perder el miedo para ir dando pasos”.

Ganar en confianza y despojarse de los miedos son dos capacidades muy necesarias en el mundo actoral, algo que sabe muy bien la directora escénica, Doctora y profesora de artes escénicas, Ana Contreras. Para ella, la vinculación de la puesta en escena y de lo actoral y la política es innegable. “La puesta en escena es fundamental en política, así como la capacidad retórica de los políticos. Todos los políticos destacables tienen o han tenido preparadores que les ayudan a crear el personaje, les enseñan a vocalizar y a ejecutar sus discursos”.

placeholder Isabel Díaz Ayuso en una imagen de archivo. (Reuters)
Isabel Díaz Ayuso en una imagen de archivo. (Reuters)

Ana, quien ha visto a actuar a cientos de personas a lo largo de su carrera profesional, explica la puesta en escena de Ayuso: “No sé quién es el asesor o asesora de Ayuso, pero es evidente que hay alguien preparándola. Se vio muy claramente en el debate televisado. Isabel Díaz Ayuso llevaba una serie de cuñas y párrafos muy preparados, con los tiempos perfectamente cronometrados, y sabía exactamente dónde estaba la cámara y cómo dirigirse a través de ella a los espectadores. No estaba allí para debatir con sus contrincantes, sino para emitir sus discursos electorales en un lenguaje televisivo. Pero, en mi opinión, ella solo actúa cuando tiene el discurso preparado. No sabe improvisar. En los ratos en que la enfocaba la cámara pero no hablaba, solo reaccionaba, y lo hacía mal. Perdía la compostura del personaje y dejaba translucir los gestos y emociones propios de la persona Ayuso, no de su personaje político. Otras veces, simplemente, como decimos en el argot teatral, se "sentaba en escena", es decir, que dejaba de actuar esperando que le "dieran el pie" para decir su texto. Sin embargo, el resto de candidatos del debate no supo interrumpir sus monólogos y llevarla al terreno del debate, quizás porque asistir a una actuación siempre hace que nos coloquemos como espectadores”.

Contreras no solo ve una actuación preparada en Ayuso, también lo que transmite su imagen le parece importante para evaluar el éxito de la política: “Hay otra cosa muy importante, que es conocer al público que tenemos. Ayuso tiene una imagen muy cuidada. Además de ser muy mona, copia la estética de Blancanieves, con el pelo y el maquillaje impecables. En nuestro imaginario, Blancanieves es la más guapa, la víctima que triunfa sobre su destino trágico. Además, la elección de las prendas, colores y calidad de su vestuario son atributos de poder que el público identifica como los propios del personaje importante o protagonista de una obra o una historia. Por último, se ha permitido un golpe de efecto que implica una seguridad en sí misma total, un gesto performativo radical y que transgrede todas las convenciones de campaña: enviar un sobre vacío."

placeholder Isabel Díaz Ayuso durante la campaña electoral. (Reuters)
Isabel Díaz Ayuso durante la campaña electoral. (Reuters)

Como dice la canción: “La vida es puro teatro”. En la gran escena de la política, lo poco o mucho que haya de actoral, debe tocar la fibra del votante. Y como en una gran escena teatral en la que los actores deben perder el miedo y transmitir al público un discurso convincente y preparado, los políticos han defendido su papel como mejor han sabido. Si nos atemenos a los resultados, parece que Isabel Díaz Ayuso ha jugado mejor sus cartas. El premio, como ocurre en cualquier gran gala del cine, del teatro o de la televisión, podrá parecer injusto para algunos o merecidísimo para otros. También podrá afianzar su carrera o estancarla. El tiempo dirá si Isabel Díaz Ayuso sabe aprovecharlo.

Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda