El impacto del caso Baute en otros hijos no reconocidos: hablamos con los implicados
  1. Famosos
SABOR AGRIDULCE

El impacto del caso Baute en otros hijos no reconocidos: hablamos con los implicados

Tras el acercamientos de Carlos Baute con José Daniel Arellán, es inevitable pensar en todos esos hijos e hijas no reconocidos por sus padres que aún continúan esperando

Foto: Carlos Baute en una imagen de archivo. (EFE)
Carlos Baute en una imagen de archivo. (EFE)

La imagen de complicidad y concordia que el cantante Carlos Baute ha hecho pública esta semana junto a su hijo, José Daniel Arellán, ha sorprendido a la vez que ha llenado de felicidad, no solo a sus seguidores, sino a todos aquellos que consideraban que el venezolano llevaba años cometiendo un injusto error con el joven.

Carlos Baute se convirtió en padre de José Daniel Arellán cuando tan solo tenía 14 años. No quiso hacerse cargo de él y pasaron muchos años hasta que en 2013 lo reconoció como hijo. Pero Baute no asumió sus funciones como padre y José Daniel decidió luchar por sus derechos a través de la justicia.

Ahora, toda esa guerra ha quedado atrás. Baute ha reconocido sus errores y ha decidido dar a su hijo el lugar que siempre mereció: "Después de tantos malentendidos por ambas partes, José Daniel y yo tenemos la relación padre e hijo que debió haber sido desde siempre. Te pido perdón por mis errores y de ahora en adelante vamos a recuperar el tiempo perdido. Te quiero hijo”, escribió en sus redes sociales.

Foto: Marta y Carlos, juntos de nuevo. (El Hormiguero/7yAcción)

Al ser testigos del bonito gesto de Baute con José Daniel Arellán, resulta inevitable pensar en todos esos hijos e hijas no reconocidos por sus padres que aún continúan esperando que sus progenitores rectifiquen su conducta. El impacto de una noticia así en ellos es grande porque remueve muchos fantasmas con los que conviven desde su niñez.

“Los padres son muy egoístas y los hijos no reconocidos lo pasan fatal. Viven situaciones muy embarazosas cuando son niños y tienen que escuchar constantemente por qué su padre no viene a un cumpleaños a una tutoría… Los niños se ven obligados a dar explicaciones y lo pasan muy mal. Un caso como el de Baute puede tener influencia. Me conformaría con que tan solo un 10% de estos padres tan egoístas presentes en los muchísimos de los casos que llevamos, que son más de 600, secundasen a Baute. Sería ideal. Sería feliz”, nos comenta Fernando Osuna, abogado experto en este tipo de litigios, que se encarga, además del de José Daniel Arellán, de muchos otros casos de hijos no reconocidos por parte de padres famosos o con un gran poder adquisitivo, como el de Javier Sánchez Santos, hijo de Julio Iglesias, o el de Erika, hija de Eto’o, entre otros: “No te puedes imaginar la cantidad de casos que hay, pero de gente muy muy famosa que no han salido a la luz y que llevamos nosotros con la máxima discreción. Hay personas de mucha relevancia a nivel político, empresarial, financiero, industrial, artístico, deportivo…. Muchísimos”.

La labor de Osuna en el caso de Baute ha sido fundamental en el final feliz que ha protagonizado con su hijo: “Para que un padre dé un paso como el que Baute ha dado, primero tiene que existir una buena voluntad por su parte y que tenga un mínimo de sentimientos y de ética. También el hijo tiene que tener predisposición, porque hay hijos que también son muy revanchistas. La labor de los abogados también es fundamental. En el caso de Baute, ha habido un muy buen entendimiento entre nosotros, como abogados del hijo, y los abogados del padre. Las conversaciones eran muy fluidas, había mucha conexión y gracias a Dios se ha conseguido”.

placeholder El abogado Fernando Osuna junto a Javier Sánchez Santos. (EFE)
El abogado Fernando Osuna junto a Javier Sánchez Santos. (EFE)

Fernando Osuna ha mostrado a este medio la gran satisfacción que ha sentido ante la decisión de Carlos Baute: “El paso dado por Carlos Baute me produjo una gran alegría. Ha demostrado tener unos grandes valores humanos. Nunca pensé que tendría esa reacción tan fantástica. Ojalá sirva en otros de los muchísimos casos que llevamos nosotros. La verdad es que ha sido un acto precioso, constructivo y edificante, el entonar ese mea culpa y el reconocer que es su hijo y que no lo ha atendido durante muchísimos años. Eso demuestra una talla moral y ética de Baute muy grande, porque el egoísmo reina en muchísimas situaciones de este tipo y en estos padres. Ojalá sirva el ejemplo para Julio Iglesias y otros muchos padres. Además, tan difícil no es. Si yo sé que genéticamente soy tu padre, porque está demostrado, yo no tengo obligación de comerte a besos, pero sí, por lo menos, reconocerte, ayudarte económicamente. Porque muchos de estos padres tienen una gran cantidad de dinero. Muchos de ellos son magnates, multimillonarios. Deben ceder, no ser tan egoístas y permitir que sus hijos vivan medianamente bien”.

Osuna, no solo señala a los hijos como sufridores. Las madres también arrastran una complicada situación emocional: “Las mujeres también sufren, porque cuando existen este tipo de relaciones clandestinas y la mujer se queda embarazada, es ella la que tiene el problema. El hombre ya suele tener su vida organizada, normalmente con su mujer y sus hijos, en un ambiente de confort y con una buena situación económica. Un embarazo clandestino en esa situación es muy triste”.

María Edite Santos, madre de Javier Sánchez Santos, hijo no reconocido por Julio Iglesias, sabe bien lo que es vivir este tipo de situaciones y nos ha contado cómo se han sentido ella y su hijo al conocer la noticia de Baute: “Mi hijo ha sentido mucha alegría por el hijo de Baute, pero a la vez siente tristeza e impotencia. Yo también siento impotencia, por Julio Iglesias. Me alegro muchísimo por el hijo de Baute. Ojalá Julio vea este ejemplo y haga algo, porque ya está bien de tanto sufrimiento y de tantos años de ver a mi hijo sufrir”.

placeholder Javier Sánchez Santos junto a su madre, María Edite Santos, en julio de 2019. (EFE)
Javier Sánchez Santos junto a su madre, María Edite Santos, en julio de 2019. (EFE)

María Edite es consciente de que, a pesar de la sincera intención de contacto de muchos de los hijos y de los abogados que llevan estos casos, sin la voluntad sincera del padre es imposible que se produzca el milagro: “Nadie puede entender la actitud de Julio Iglesias, cuando tenemos unas pruebas de ADN que demuestran que es su padre. Ojalá tome conciencia después de lo de Baute y dé el paso de una vez. Espero que le pueda influir. La labor de los abogados en el caso de Baute ha sido la misma que en mi caso. Al final se trata de un paso que tiene que salir del padre. En el caso de Baute existía una voluntad personal por su parte. Puede que la mujer que tiene al lado también haya podido influir. Lo que hace Julio Iglesias es absurdo. Mi hijo se me puso el otro día a llorar… No lo entiendo”.

A pesar de todo, María Edite no pierde la esperanza: “Imposible no hay nada. Espero que Julio vea lo de Baute y cambie el chip. Además sería bueno para él porque la gente se pondría de su parte, porque ahora mismo no lo entienden y su actitud es un daño para sí mismo. La vida es corta. Espero que Julio se dé cuenta.”

placeholder Carlos Baute en una imagen de archivo. (EFE)
Carlos Baute en una imagen de archivo. (EFE)

Esta esperanza no es compartida por otro hijo afectado por el no reconocimiento de su padre. Por voluntad propia, esta persona, cuyo padre es un famoso compositor ya fallecido, prefiere mantener el anonimato. Lleva años de lucha judicial y de desencuentros con los hijos sí reconocidos, sus hermanos, quienes no se lo están poniendo nada fácil. Nos cuenta que cuando supo del acercamiento de Baute con su hijo "me hice otra vez ilusiones. El caso de Baute me abrió por un momento la fantasía, pero no la esperanza. Por un momento empecé a fantasear con tener en el presente lo que no tuve en el pasado, pero no creo que el gesto de Baute vaya a remover conciencias en mi caso. En este país, nadie reconoce sus errores de manera sincera. Lo vemos cada día en la televisión, con los políticos, por ejemplo. La sociedad en general tiene ideas fijas y no creo que la familia de mi padre rectifique. En mi caso, no tengo ninguna esperanza, viendo lo que ya he visto. Me alegro muchísimo por el hijo de Carlos Baute y también por el padre, porque el saber que un padre no quiere saber nada de ti es muy duro para un hijo".

Esa misma dureza es la que siente Erika, quien lleva años de lucha judicial para que el futbolista Samuel Eto'o la reconozca como su hija. "Me está costando mucho organizar las ideas en cuanto a lo referido a mi padre y lo que rodea al caso", reconoce. El hecho de que José Daniel Arellán haya logrado el reconocimiento de Carlos Baute la alegra "enormemente". "Me alegra no solo que mantengan una buena relación sino todo lo que conlleva: el reconocimiento, el perdón, etc", asegura, para también añador que el desenlace de este caso le produce una agradable sensación que se hace también extensible a Paquita España, hija no reconocida de Paco Gento, quien ha compartido su alegría con este medio: "Estamos luchando porque, en mi caso, se reconozca esa paternidad. Me alegro muchísimo de que Carlos Baute haya reconocido a su hijo, tanto por él como por su hijo. Espero que puedan recuperar algo del tiempo perdido y que sean felices el tiempo que estén juntos".

Carlos Baute Julio Iglesias
El redactor recomienda