Logo El Confidencial
viajes gastronómicos

Una escapada 'foodie' a Sotogrande

Sotogrande es más que una urbanización en donde podemos encontrar restaurantes de gran calidad, chiringuitos, o casas de comidas donde comer buen pescaíto frito o estupendos espetos

Foto: Trocadero Sotogrande
Trocadero Sotogrande

Sotogrande, es mucho más que una urbanización de villas, apartamentos y fincas de lujo. Es un enclave situado a escasos pasos del peñón de Gibraltar que ejerce de vigía desde donde se otea la costa africana. Son playas de arena blanca, alguna, de más de 5km, como la que discurre hasta Torre Carbonera, cerca de Guadalquitón,; arenales que se divisan desde el lujo de las cubiertas y los FlyBridge de los yates que al caer la tarde atracan en el puerto para contemplación de los paseantes. Es un polo de atracción de la gente más guapa y las familias más adineradas por las que compite cada verano con Marbella y Puerto Banús. Es deporte de lujo y el lujo del deporte visto a través de los verdes greenes de golf o la alfombra verde del césped de los exclusivos campos de polo.

Son campos de Golf como el de Valderrama cuna del golf andaluz y sede de la Ryder Cup hace años.  Son canchas de hierba cuidada donde se practica el polo, un deporte que puede parecer minoritario pero que se nutre de lo más granado de la sociedad que llena el campo de Santa María Polo Club para ver la elegancia de los caballos y la habilidad y dureza de los jugadores que se desplazan a grandes velocidades arriba y abajo de la cancha. Desde los palcos VIP se disfruta del juego mientras se escucha el tintineo de los cubos de hielo que enfrían el vaso de whisky Royal Salute, el whisky de los que juegan al polo.

Trilogía
Trilogía

La gastronomía en Sotogrande es variadísima y más si la extendemos a un radio de veinte minutos en coche encontramos en el lujoso hotel Finca Cortesín de estilo andaluz una cocina tan cuidada como la del estrella Michelin, Ricardo Sanz en Kabuki Raw o; la elegante cocina italiana de un Andrea Tumbarello en Don Giovanni. . Trocadero, el lujo de un agradable beach club, a la orilla del mar, con sus sombrillas de caña, piscinas, camas balinesas, jaimas y un singular y atractivo estilo de inspiración colonial y una buena cocina mediterránea a base de excelente producto. Excelentes pescados, como el inconmensurable atún de almadraba, muy buenos arroces y una brasa que denota oficio.

Don Giovanni
Don Giovanni

Cafetería Ke, el sitio idóneo para desayunar frente a los yates contemplando el mar, o tomar un almuerzo ligero a base de estupendas ensaladas. Chambao es un chiringuito de lujo con cocina abierta desde las 12 del mediodía ininterrumpida hasta la noche en donde se puede tomar ensaladas frescas, makis correctos, pastas y pescados. En el restaurante El Trasmallo de Agustino, se toman buenas y abundantes raciones de ‘pescaito frito’, buenos salmonetes fritos, y unas coquinas al vapor estupendas. En Casa Mané en la misma playa de Palmones, nos encontramos los mejores espetos de sardinas de la zona y un marisco muy bueno a precios razonables. El Gaucho es el lugar de referencia para los carnívoros. Buenos cortes, bien preparados sobre la parrilla. Bife de lomo y de chorizo.
 

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios