BOCADOS GAllegos y cocina viajera

Casa de Petiscos: la nueva y más informal aventura de Pepe Solla

Galicia y el Atlántico. Las dos obsesiones de Pepe Solla vuelven a coincidir en su último proyecto, Casa de Petiscos, un homenaje al tapeo de barra y taburete con productos de la tierra

Foto: Casa de Petiscos, taburetes y mesas altas a un paso del Retiro
Casa de Petiscos, taburetes y mesas altas a un paso del Retiro

Petisco significa en gallego-portugués bocado, aperitivo, golosina, tapa, pellizco arrancado a algo. Es una palabra comodín, sugerente y tentadora que, traducida al mundo gastronómico, podríamos asociar a ese picoteo que se disfruta y comparte sin corsés. Y este es el concepto del que parte Pepe Solla (una estrella Michelin en Poio, Pontevedra) para crear su Casa de Petiscos, una aventura que hereda la esencia gallega de su hermano mayor, el ya consolidado Atlántico. 

Confidencias sobre la mesa
Confidencias sobre la mesa

Pepe Solla y su filosofía: "Cuando a finales de 2015 me traje los trastos a Madrid, comprendí que no tenía sentido hacer otro Casa Solla; quise recuperar el espíritu un poco demodé de la casa de comidas gallega (una cocina rica, sincera y asequible), en donde uno no dice 'oh, cómo me sorprende', sino que come estupendamente. Y así nació el Atlántico". 

Un paso adelante: "Tras la buena acogida del Atlántico me apetecía hacer más cosas. El empuje decisivo fue encontrar este precioso local junto al Retiro. Pero, nuevamente, no quería repetirme haciendo otra casa de comidas. Es cuando surge la idea del 'petisco', ese comer pequeños bocados de forma muy informal. La decoración mantiene algunos elementos comunes -los pececillos de papiroflexia, las lámparas-, pero, sobre todo, buscamos algo básicamente fresco, ligero, fuera de toda ceremonia o solemnidad. También hemos intentado aproximarnos a la idea del mercado, a esa comunicación directa entre el cocinero y el público, y por eso hemos sacado fuera parte de la cocina".

Nunca estuvo el mercado más próximo
Nunca estuvo el mercado más próximo

¿Y qué se come aquí? "Hemos conservado alguno de nuestros platos, como esos mejillones verdes con curry que tanto éxito han tenido. También hemos querido dignificar las empanadas, un plato gallego brutal que se ha devaluado mucho. Ofrecemos nuestra versión del pulpo, almejas de la ría, navajas, tartar de vaca gallega, huevos rotos con cachelos asados... La carta es itinerante y varía en función de la temporada y de la disponibilidad del producto en el mercado, pero siempre serán pequeñas sorpresas gallegas con pinceladas de la cocina viajera".

Zorza con huevos y cachelos
Zorza con huevos y cachelos

Llega la hora de pagar...  Bien, la idea es que sea un tapeo asequible. El precio medio de los platos es de unos 11 euros y la horquilla va desde los 6,5 euros que cuesta la empanada del día a los 16 euros de las almejas. Y puestos a lanzarnos a por la comida informal, también tienes la opción de elegir el tamaño de tu bocadillo

Bocata gigante de calamares. Tú decides cuánto quieres comer
Bocata gigante de calamares. Tú decides cuánto quieres comer

 

Toma nota: Feria de Enoturismo en Madrid

De la mano de las Rutas del Vino de Cigales y Rueda llega a Madrid la I Feria de Enoturismo Welcome Castilla y León. La cita es los días 21 y 22 de mayo en el Museo del Ferrocarril de Madrid, y en ella se darán a conocer las diferentes propuestas y atractivos turísticos de ambas rutas. 

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

 

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios