Logo El Confidencial

Glenn Close en 20 cambios de look: de lo andrógino a Cruella de Vil

  • Pantalla completa
El diablo viste de Prada
1 de 21
Comparte la fotografía

El diablo viste de Prada

Uno de sus looks más favorecedores y elegantes. Irremediablemente nos recuerda a la gran Miranda Priestly en 'El diablo viste de Prada'. Glenn Close en la 76 edición de los Globos de Oro en 2019. (Getty)

White power
2 de 21
Comparte la fotografía

White power

La actriz domina a la perfección su corte de pelo y se ha abonado al blanco como su color del éxito. Para el maquillaje, opta por un toque de gloss en los labios y abundante máscara de pestañas. Glenn Close en la 25 edición de los Screen Actors Guild (SAG) Awards en 2019.(Getty)

Garçon largo
3 de 21
Comparte la fotografía

Garçon largo

Además de jugar con el volumen, Gleen también acostumbra a peinar hacia abajo el flequillo logrando un look muy chic. Las mejillas sonrosadas son otra de las claves de su éxito. Glenn Close en los Writers Guild Awards en 2018. (Getty)

Shirley Temple
4 de 21
Comparte la fotografía

Shirley Temple

Otra forma de llevar un corte a lo garçon más largo es hacerlo en su versión rizada, pero no nos termina de convencer. Glenn Close en los Gotham Awards en 2018. (Getty)

Desenfadada
5 de 21
Comparte la fotografía

Desenfadada

Todo al blanco, todo al blanco y, entre su tez, su cabello y su outfit, la actriz prácticamente se mimetizaba con el muro del photocall. Glenn Close en la 83 edición de los Annual Drama League Awards en 2017. (Getty)

Andrógina
6 de 21
Comparte la fotografía

Andrógina

Una de las claves de su carrera ha sido jugar con el estilo andrógino, no solo en la forma de vestir sino también en el cabello, aquí peinado al natural. Glenn en la première de 'Crooked House' en 2017. (Getty)

Pelo corto más ear cuff igual a éxito
7 de 21
Comparte la fotografía

Pelo corto más ear cuff igual a éxito

La actriz siempre ha tenido un carácter desenfadado y no le importa probar todas las tendencias, siempre en su justa medida. Glenn Close en la presentación de 'The Wife' en el Toronto International Film Festival en 2017.  (Getty)

Con sombras glitter
8 de 21
Comparte la fotografía

Con sombras glitter

Con el cabello mucho más corto y ligeramente texturizado con los dedos, su maquillaje natural y luminoso nos maravilla. Glenn Close en los premios The London Evening Standard Theatre Awards en 2016. (Getty)

Es ella, no es Michael Douglas
9 de 21
Comparte la fotografía

Es ella, no es Michael Douglas

Con este look andrógino y acompañada de un buen wet hair, la actriz asistió a la entrega del premio honorífico a Michael Douglas en la comida del Grownups Gala Countdown en 2016. (Getty)

Presumiendo de raíces
10 de 21
Comparte la fotografía

Presumiendo de raíces

Si Madonna puede dejarse las raíces y ser icónica, las raíces blancas estratégicamente peinadas también son un acierto. Glenn Close en el 40 aniversario del Saturday Night Live en 2015. (Getty)

Cuando vuelves de la playa y no necesitas maquillaje
11 de 21
Comparte la fotografía

Cuando vuelves de la playa y no necesitas maquillaje

Más allá de la cara de susto de la actriz, nos quedamos con su tez bronceada y salpicada de pecas y su natural blanco nuclear tornado en dorado. Glenn Close en la conferencia de la Fountain House en 2014. (Getty)

Melena dorada
12 de 21
Comparte la fotografía

Melena dorada

Una melena con movimiento y las puntas peinadas hacia arriba, recordando ligeramente al clásico peinado de Jennifer Aniston. Glenn Close en la Giorgio Armani One Night Only NYC en 2013. (Getty para Giorgio Armani)

Sandra Dee
13 de 21
Comparte la fotografía

Sandra Dee

Look supernatural y con el que la actriz potenciaba sus pestañas. Glenn Close en la fiesta CAA en 2011. (Getty para Vitaminwater)

Sexy a cualquier edad
14 de 21
Comparte la fotografía

Sexy a cualquier edad

¿No te recuerda a Candice Bergen en 'Miss Agente Especial'? Glenn Close en la 62 edición de los premios Emmy en 2010. (Getty)

Look 10
15 de 21
Comparte la fotografía

Look 10

Ondas marcadas muy classy y manicura siempre perfecta. Glenn Close recogiendo el premio a mejor actriz protagonista en los Emmy 2009. (Getty)

Aquel pelo a lo Anne Heche
16 de 21
Comparte la fotografía

Aquel pelo a lo Anne Heche

Durante varios años este fue el look de varias actrices, desde Meg Ryan hasta Robin Wright. Glenn Close en la 17 edición de los desayunos Women In Entertainment Power en 2008. (Getty)

Piel bronceada
17 de 21
Comparte la fotografía

Piel bronceada

Matizando solamente las mejillas y con aquel labial coral satinado que todas llevamos... Glenn Close en la 62 edición de los Globos de Oro en 2005.  (Getty)

Y las mechas llegaron al look Close
18 de 21
Comparte la fotografía

Y las mechas llegaron al look Close

Con el cabello ligeramente más largo y de nuevo siguiendo las tendencias de moda de los comienzos de los 2000. Glenn Close en el aniversario del Women In Film Silver 'Crystal Awards Luncheon' en 2001. (Getty)

Un pixie muy pixie
19 de 21
Comparte la fotografía

Un pixie muy pixie

La actriz ya probó el cabello corto en el pasado, eso sí, en una versión mucho más pixie. Glenn Close en una escena de 'Cosas que diría con solo mirarla' en 2001. (Mark Lipson/Showtime)

Flequillo Lady Di
20 de 21
Comparte la fotografía

Flequillo Lady Di

La influencia de la princesa de Gales llegó a todos los sectores, hasta a Hollywood. Glenn Close en el 15 aniversario de 'Reencuentro' en 1998. (Getty)

Tiene 70 años y ahí está, de nuevo nominada a los Oscar, demostrando que también se puede triunfar en Hollywood una vez superados los 50.

Desde que Glenn Close comenzara su andadura en el cine, allá por 1982, siempre, absolutamente siempre, ha tenido un estilo diferente al del resto de las actrices. Sus rasgos eran más marcados y le aportaban más carácter a sus personajes. Su forma de llevar el cabello, muy claro (platino, básicamente) y siempre con volumen gracias a una gran onda al modo del Hollywood clásico, junto con su forma de vestir andrógina hacían un cóctel adictivo para el cine que la llevó a participar en decenas de películas en la década de los 80.

Sus interpretaciones también han sido valoradas por la crítica favorablemente. Su primer papel en el cine, en la película ‘El mundo según Garp’ le valió la nominación a mejor actriz de reparto. Pero ahí no quedaba la cosa, tanto en 1983 como en 1984 repitió en categoría. 3 años consecutivos, todo un récord.

Sin embargo, su trabajo nunca ha terminado de ser laureado con las auténticas mieles del éxito hollywoodiense. Hasta en 7 ocasiones Glenn Close ha estado nominada al Oscar con sus consiguientes elecciones de vestuario, peluquería, maquillaje, entrevista en la alfombra roja diciendo de quién iba vestida y cuál era su actriz favorita… Y lo que es peor, hasta en 6 ocasiones ha tenido que aguantar una cámara fija esperando su reacción al descubrir que ella no era la ganadora del Oscar. Y decimos 6 momentos porque aún queda saber si este año se llevará la ansiada estauilla, el Oscar a mejor actriz por su interpretación en ‘La buena esposa’.

Pero más allá de su indiscutible carrera como actriz, también debemos señalar su personal estilo beauty, así como la evolución de sus últimos años. Desde esa dolorosa, tanto estilísticamente hablando como en el mundo del maquillaje y la peluquería, época de los 90 hasta nuestros días, hemos podido observar cómo Glenn Close ha dejado atrás las melenas midi peinadas con las puntas hacia afuera para apostar de lleno con el cabello más blanco e impoluto del celuloide. Su corte de pelo, un garçon algo más largo y con mucho movimiento, se ha convertido en su elemento diferenciador del resto de actrices. Hubo un momento en la carrera de la actriz que optó por dejar a un lado una imagen más sexy y decantarse por la sobriedad y la eficacia. Así sí.

Sobre la evolución de su maquillaje, poco podemos decir. Glenn Close nuna ha sido seguidora de tendencias alocadas y por ello nunca la hemos pillado en un paso en falso. Su piel siempre suele ir casi desnuda, aunque en verano deja que se broncee y presume de pecas. La máscara de pestañas nunca falla en su maquillaje y últimamente hemos visto que se decanta por la piel muy iluminada, eso sí, jamás con iluminadores satinados. Lo suyo es la piel jugosa, el rubor sonrosado y un labial hidratante en una tonalidad rosa.

Así ha evolucionado Glenn Close en los últimos años… ¿Nos sorprenderá en los Oscar? ¿Subirá a reconocer el único premio que se le resiste?

 

 

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios