Trucos para llevar la coloración de moda (las canas) con mucho estilo
  1. Estilo
  2. Belleza
De Hollywood a Zarzuela

Trucos para llevar la coloración de moda (las canas) con mucho estilo

Naturales y perfectamente cuidadas. Las canas han pasado de ser algo que ocultar con un tinte tras otro a convertirse en un ingrediente básico de la elegancia

Foto: El espectacular posado de Andie MacDowell en el Festival de Cine de Cannes. (Getty)
El espectacular posado de Andie MacDowell en el Festival de Cine de Cannes. (Getty)

Hasta hace apenas un par de años, descubrir un mechón cano que se asomaba a la altura de las sienes podía copar titulares, además de ser motivo del comentario "ya no se cuida". Las canas naturales y bien cuidadas de la reina Letizia, el cabello grisáceo de Carolina de Mónaco o el despliegue de belleza sin igual de Andie McDowell en Cannes han contribuido a normalizar una realidad: si las canas asoman por tu cabellera, es porque han venido para quedarse, así que no está de más que aprendas a llevarte bien con ellas.

placeholder Las canas de la reina Letizia, a examen. (Getty)
Las canas de la reina Letizia, a examen. (Getty)

Eso sí, no todas las canas valen. Ni siquiera las naturales, que a menudo transmiten una imagen de suciedad y sequedad. Y, por otra parte, ¿cómo contrarrestar esos años de más que, parece inevitable, transmiten los mechones blancos? Un corte de pelo con mucha personalidad suele ser la solución, además de tratarse de casi una exigencia si se llega a ese momento vital en el que pasar de unas raíces canosas al cabello blanco por completo. Cuando se decide dejar el cabello blanco porque un amplio porcentaje ya es cano, los expertos suelen recomendar cortar para que el cabello crezca con un tono homogéneo.

placeholder El cabello de Carolina de Mónaco es un ejemplo del grey blending para incluir las canas en la coloración. (Getty)
El cabello de Carolina de Mónaco es un ejemplo del grey blending para incluir las canas en la coloración. (Getty)

“Dejar de teñirse y empezar a lucir las canas con orgullo no siempre es un proceso fácil: si el cabello está coloreado, es inevitable pasar por el engorroso proceso de dejar crecer la raíz. Se puede hacer una transición más suave empezando con mechas o reflejos más claros para ir aclarando el pelo más y más y luego utilizar un matiz para enfriar los tonos. Otra opción es recurrir a cortes extremos que aceleren el proceso”, explica Eduardo Sánchez, de Maison Eduardo Sánchez (calle de Claudio Coello, 57).

Pero, tras haberse decidido a dejar el cabello canoso o directamente blanco, hay que tener en cuenta otro factor fundamental: el mantenimiento. Conseguir que no amarillee, no se encrespe y no sufra depende del día a día y se resume en estos 5 pasos.

1. Lavarlo con dos tipos de champús

En primer lugar, un champú para cuidar. Tiene que ser uno de volumen o neutro, si se trata de unas canas naturales; o uno nutritivo e hidratante si se trata de pelo decolorado. Y, en segundo lugar, un champú para embellecer. Se aplica una segunda dosis, esta vez de champú violeta, que se deja actuar durante unos minutos. El tono azulado de estos productos neutraliza la tendencia del cabello canoso y el decolorado a ponerse amarillo.

2. Aplicar una mascarilla nutritiva

La decoloración seca extraordinariamente el pelo, por lo que el uso de la mascarilla es fundamental. De hecho, mientras en pelo canoso natural se recomienda usarla semanalmente, en el decolorado se sugiere hacerlo en cada lavado. También se pueden usar estas o acondicionadores de color violeta que, al igual que el champú, ayudan a mantener el color blanco en todo su esplendor, manteniendo sus matices metálicos y sin rastro del amarilleamiento. Hay que cuidarlos mucho si no queremos que tanto unos como otros amarilleen. No es muy complicado, pero hay que ser constante, porque este tipo de cabello es más delicado que el normal.

placeholder Hellen Mirren, con un recogido trendy de coletero y diadema nudo, llegando al Festival de Cine de Cannes. (Reuters)
Hellen Mirren, con un recogido trendy de coletero y diadema nudo, llegando al Festival de Cine de Cannes. (Reuters)

3. Usar aceites protectores en verano

El sol es un potente agresor del cabello y, como tal, exponerse a él durante mucho tiempo en los meses más calurosos del año puede alterar el color. Además de las barreras físicas como sombreros, también es recomendable aplicar protectores solares para el cabello o aceites nutritivos que nutran el cabello con canas en las situaciones más adversas.

4. Mantener el color mediante la matización

El matiz que se utiliza tras la decoloración no deja de ser un tinte que pierde fuerza con el tiempo. Lo lógico, por tanto, es volver a repetirlo una vez al mes. Un ejemplo de este tipo de coloraciones canosas, creadas de forma artificial, es el reciente rubio sand y canoso de Laura Sánchez. En vez de perder color con el paso de los meses, la modelo ha mantenido el gris eléctrico y favorecedor, acudiendo regularmente a matizarlo.

Con las canas naturales se procederá de la misma forma, con la diferencia de que el matiz a utilizar no es de color gris. “Además, es posible darle un toque más divertido si hacemos un balayage en tonos empolvados, una técnica de coloración que solo dura unos lavados, no agrede al cabello y permite numerosos cambios de tonalidad en poco tiempo”.

5. Imprescindible: un corte actual

Para llevar el pelo con canas sin parecer tu abuelo, resulta fundamental llevar un corte con movimiento, algo desenfadado. Cuando Cara Delevingne apareció con el cabello rapado al dos, platino y con raíces negras, tras haberlo decolorado semanas atrás de blanco y con un corte de pelo pixie irregular, nadie en su sano juicio pensó "Cara parece mayor", todo el mundo cayó rendido a los encantos de la británica. Desde entonces, Cara es incluso más respetada y única.

placeholder Nonagenaria e 'it girl'. Iris Apfel también sabe cómo lucir canas de diez
Nonagenaria e 'it girl'. Iris Apfel también sabe cómo lucir canas de diez

Cabello Canas Tinte pelo Tendencias pelo Trucos Trucos belleza Trucos de estilismo
El redactor recomienda