Logo El Confidencial

Como Vanitatis adelantó ayer en el Capítulo 1 de esta historia, Rocío Flores fue condenada por varios delitos y faltas después de que, tras propinarle varios golpes a su madre el 27 de julio de 2012, se iniciase un trámite judicial en el que ella misma habría denunciado a Rocío Carrasco Mohedano por unas supuestas agresiones.

[Ver el especial: Rocío Carrasco o su hija, ¿quién es la verdadera superviviente?]

Retomamos la historia en el punto en el que la habíamos dejado: Rocío Flores, de 15 años, abandona su casa y tras negarse el chófer a llevar a comisaría va al colegio en el que estaba cursando actividades extraescolares. Una vez allí, pide insistentemente acudir a comisaría. El centro se niega y pretende esperar a que alguno de sus progenitores vaya a recogerla, sin embargo, contra la voluntad de las autoridades educativas, la joven de 15 años sale acompañada de un par de amigos de Antonio David Flores que se habían presentado allí.

A ellos les contó que su madre le había pegado. En declaraciones judiciales, la pareja aseguró que, al contrario que lo sostenía el chófer así como de la versión que ofreció el colegio, que la niña “olía a fruta” y tenía señales de la misma en el pelo y en el cuerpo. Además, uno de los dos indicó que presentaba arañazos en las piernas.

En el parte médico que se le hace a la joven en el hospital, al que acude de urgencia, el médico manifestó que la hija de Rocío y Antonio David “no presentaba lesiones ojetivables en la zona del cuello, pese a lo sensible de la piel en la citada zona”, algo que resultaba incompatible con su versión, pues ella misma insistía en que “su madre le había agarrado del cuello intentando ahogarla”.

Más tarde, Rocío Flores acudió junto a su padre, Antonio David Flores al cuartel de la Guardia Civil y presenta una denuncia contra su madre por un presunto delito de malos tratos, una acusación que podría costarle a Rocío Carrasco una condena de entre tres meses y un año de cárcel.

Por su parte, esta, tras la salida de su hija del chalet y la vuelta del chófer, acudió al hospital. Allí, los médicos firmaron un parte en el que se recogió que Carrasco había sufrido “policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho”.

Flores-Carrasco, una exclusiva de 2.000 folios

A continuación puedes encontrar todas las noticias publicadas hasta ahora:

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios