Bolos, cine, patinaje y música: Así es Melani Costa cuando sale de la piscina
  1. Noticias
Está estudiando fisioterapia

Bolos, cine, patinaje y música: Así es Melani Costa cuando sale de la piscina

La espontaneidad de esa mallorquina de ojos azules enterneció a los espectadores que seguían el Mundial de Barcelona y la red se inundaba de felicitaciones

placeholder Foto: Melanie Costa en una imagen de su perfil de Facebook
Melanie Costa en una imagen de su perfil de Facebook

Finalmente no pudo ser y la final de 200 metros libres se le escapó entre los dedos a MelaniCosta este miércoles. Pese a todo, su quinta posición bien valía una sonrisa y satisfecha respondió a los periodistas. Los españoles ya se habían prendado de esta rubia de ojos azulesel pasado domingo cuando logró la segunda posición en los 400 libres. De ella y, sobre todo, de su naturalidad.

“4.02. He bajado cuatro segundos mi marca. Soy subcampeona del mundo. He llegado donde quería llegar. Segunda del mundo…” MelaniCosta apenas podía hablar mientras aún hiperventilaba después del esfuerzo realizado en la piscina. Las palabras se mezclaron con suspiros y el tiempo se detuvopara ella. “No puedo pensar”, decíala joven.

La espontaneidad de esta mallorquina enterneció a los espectadores que seguían el Mundial de Barcelona. La red se inundaba de felicitaciones para ella que destacaban la frescuracon la que Melanihabía respondido a los medios de comunicación que le asaltaron nada más terminar la competición. “La pureza del no-discurso de MelaniCosta es brutal. Todos los deportistas deberían sentirse así al menos una vez en la vida”, decía un usuario en su perfil de Twitter.

Los Costa Schmid, una familia apasionada por la natación

MelaniCosta no lo ha tenido fácil y conseguir este triunfo significa mucho para ella. Alguien que la conoce muy bien reconoce “lo mal que lo ha pasado” para llegar donde está. Se trata de su ex entrenador, Rafael Huetes, hoy Director Técnico del Centro de Tecnificación Balear donde Melaniestuvo desde los 14 hasta los 19 años. Con sólo 4 se inscribió en unos cursillos de natación, ya que es muy habitual que los niños aprendan a nadar con una edad muy temprana cuando vivenen un isla, y a partir de ahí su carrera fue meteórica. Importantísima fue su madre, Felicitas Schmid, alemana de nacimiento y española de adopción, que sacrificó su trabajo en una inmobiliaria para llevar a entrenar a diario a sus hijos a Palma, a 20 kilómetros de Calviá, donde vivía la familia Costa Schmid. Tino, el mediano, 8 años mayor que Melanitambién fue nadador pero un mal asesoramiento hizo que su sueño se truncase. Su hermana menor tuvo más suerte y antes de cumplir los 9 años ya había ganado su primera competición.

“Con este nuevo triunfo la vida de Melaniha dado un vuelcoradical. Ha tenido que sacrificar muchas cosas para llegar donde está y se lo merece”, dice Huete. Su exentrenador se refiere a sus estudios principalmente. La mallorquina “era una estudiante excelente” que podría haberse sacado la carrera de Medicina fácilmente de no ser por su vida como deportista de élite. Ya lo intentó en 2008 cuando viajó a Estados Unidos para formarse de la mano de Gregg Troy, un técnico de gran prestigio internacional, y de paso matricularse en Medicina en la Universidad de Florida. Pero al poco tiempo se dio cuenta de que la combinación no iba bien y Melanituvo que abandonar la carrera para empezar una que la exigiese menor dedicación: Fisioterapia. Eso sí, en España.“Tuvo que regresar porque se dio cuenta de que aquí no le convalidaban nada”, dice el Director Técnico balear. Según él fue su ambición la que le llevó a cruzar el charco. “Siempre quiere más, es muy competitiva”, añade. “Entrenarse en Estados Unidos fue muy positivo para ella. Vino muy cambiada. Yo ni la conocía. Llegó a España convencida de que era tan buena como la que más. Quizá se impregnó de esa seguridad que da el espíritu americano y que tanto falta en España”.

Un carácter muy competitivo

El caráter de la de CalviáRafa Huete lo conoce muy bien. Han sido muchos años entrenando a diario y aún hoy siguen manteniendo contacto. “Es una chica reservada, no solía contar nada personal, pero es encantadora. Sin embargo, su ambición a veces no fue entendida por muchos que vieron en ella una chica poco sociable. Ha tenido roces con mucha gente por ese motivo. Ha tenido muchas piedras en su camino por su carácter”, puntualiza el entrenador, que añade: “Eso sí, más de uno habrá tenido que tragarse sus palabras cuando haya visto hasta dónde ha sido capaz de llegar Melani”. Un punto de vista sobre la nadadora que ratifica una de sus mejores amigas, Irene Vidal, que, como Melani se entrenó con Huete durante más de cinco años. Ha sido siempre tan buena que despertaba celos y envidias. Cuando decía 'Yo quiero ir al Mundial' la veían como una chica prepotente, pero mira, ahí está. La verdad es que ni yo me lo esperaba", dice la joven ya retirada del mundo de la natación. Ireney Melani son amigas desde que ambas tenían seis años y juntas han vivido muchos momentos dentro de la alta competición. Ahora aprovechan el poco tiempo que Melani pasa en Mallorca para salir a tomar algo, ir a jugar a los bolos o ver una película. A estos hobbies este verano unirán uno más: patinar. "El año pasado Melani se presentó en mi casa diciendo que fuéramos a patinar, pero yo no tenía patines. Este verano ya me los he comprado", dice Irene mientras ríe. Juntas disfrutaran de la isla cuando Melani vaya de vacaciones a su casa, que será este mes de agosto.

Como ya ocurriera con el pasado año con las chicas de la Sincronizada, Melanien más de una ocasión ha aprovechado su acceso a los medios de comunicación para denunciar la difícil situación económica que atraviesan algunos deportistas de élite. Habla en nombre propio. Ella misma ha reconocido seguir viviendo de sus padres pese a ser una nadadora de alto nivel. Rafa Huete, lo suscribe. “Le retiraron la beca y cuando nos fuimos a los Juegos de Pekínla organización ya se ocupó de que no hubiera ni un gasto de más, tanto que las familias no pudieron acompañar a las deportistas. Pero Melanies muy orgullosa y nunca la verás quejarse”, aclara Huete. Por su parte, su amiga Irene, que también sabe cuál es la situación de los nadadores, dice: "Es imposible vivir de esto, hay que plantearse hacer algo más".

Posible reclamo publicitario

Económicamente lavictoria de Melani en el Mundial de Barcelona será un impulso. Resulta casi imposible no compararla con Mireia Belmonte que tras alcanzar el cielo en la natación fue reclamo publicitario para varias marcas. Una vez finalice el Mundial de Barcelona, la mallorquina se centrará en Brasil 2016, su objetivo primordial y, entre tanto, podrían surgirle proyectos televisivos que, siempre y cuando no interfieran en su preparación y supongan un apoyo económico, Melani aceptaría.

Su cabello rubio y sus ojos azules son carne de anuncio. Tanto es así que ya la reclamaron para protagonizar un videoclip musical. Su incursión en el mundo del spot aún está por ver. De momento, sus objetivos están cumplidos y como ella misma dice “ya ha llegado donde quería llegar”.

Alejada de su Palma natal, Costa vive en Barcelona donde empezó una relación con un joven nadador de nombre Raúl con el que ha tenido algunas idas y venidas. Le gusta la música y pese a su frenético ritmo de vida -entrena ocho horas diarias-, siempre que puede aprovecha para reunirse con sus amigas de toda la vida.

Melanie Costa Mireia Belmonte Fisioterapia
El redactor recomienda