Logo El Confidencial
JUNTO A MARÍA CHÁVARRI O PATRICIA OLMEDILLA

Mónica Martín Luque y María Porto se apuntan a la belleza exprés

Un nutrido grupo de señoras de la ‘jet’ se reunieron esta semana en Madrid para probar unos nuevos tratamientos de belleza y trucos de maquillaje

Mónica Martín-Luque, la galerista María Porto y las actrices Miren Ibarguren y Raquel Meroño compartieron una tarde noche muy especial con un grupo de mujeres profesionales del mundo artístico, de la comunicación y de la empresa, en el centro de belleza de Carmen Montalbán. Blanca Suárez es otra de las que confía en Carmen cada vez que tiene photocall o alfombra roja.Todas fueron invitadas por la propia dueña y por el maquillador David Frances, artífice de muchos de los cambios de imagen de actrices y damas de sociedad. Uno de sus últimos trabajos fue la puesta a punto de Gemma Gámez, flamante señora de Blesa, el día de su boda. En este caso sólo los invitados a la fiesta nupcial del pasado 4 de octubre tuvieron ocasión de ver el trabajo de Frances. Ella misma fue la que daba el nombre del maestro a las amistades, que resaltaban la naturalidad de su maquillaje. 

Mónica Martín-Luque no tiene aún fecha fija de boda, pero sí le gustaría que fuera en el verano del 2014. “A la vuelta de la esquina, aunque si fuera por mí, ahora mismo”, aseguró a Vanitatis. Vive con su novio desde que decidieron ser pareja. Con su exmarido, Fernando Gómez Acebo, hijo de la infanta Pilar, mantiene “una buenísima relación”, y con el resto de la familia “ningún contacto. No sé nada de ellos”. Muy cerca, María Porto hablaba con su hermana Teresa. La galerista es muy amiga de Carmen Montalbán y suele probar sus tratamientos. Casada con Álvarez Cascos, son la cara y la cruz de las relaciones públicas. Porto, agradable y siempre dispuesta a ilustrar sobre su trabajo, declaró: “Llevo desde los 19 años y me encanta lo que hago. En tiempos de crisis el mundo del arte se complica y sobre todo lo que nosotros denominamos obra media (entre 1.000 y 3.000 euros), porque la importante, como pueda ser un Picasso, sigue revalorizándose. Ahora los mercados emergentes son Perú y Brasil”, explicaba.

El motivo del encuentro era el acuerdo profesional de los dos anfitriones, que han decidido unir sus fuerzas. Unos tratamientos exprés de cuarenta minutos rematados por los pinceles de Frances. Montalbán explicaba los nuevos procesos en presencia de Teresa de la Cierva, María Chávarri -feliz porque su hermana Marta ya se encuentra mucho mejor- o Eliza Arcaya, dueña de Murillo, uno de los locales de moda donde se reúnen Boris Izaguirre, Carolina Herrera, Fiona Ferrer o el modisto Eduardo Ladrón de Guevara.

Patricia Olmedilla, incorporada de nuevo al mundo laboral, fue una de las invitadas que probó el tratamiento. Reluciente y guapa, comentaba el premio a la elegancia que había recibido el fin de semana en Sevilla. Muerta de risa, explicaba que estaba encantada, pero que sabía de sus cualidades: “Yo elegante no soy; simpática sí”.

Una de los detalles del encuentro fue la puesta en escena. En lugar de cócteles con alcohol había zumos de cactus, de yerbabuena, de papaya y granada y platos de crudites con crema de queso bajos en calorías. Todo muy sano, como comentaban Raul Romero, Rocío Márquez, Koki Font, María Villamil, Ana Marchessi, Lorena Voces, Isabel Abdo, Marta Amezarri, Teresa Porto o Isabel Fernández, hija del actor Arturo Fernández, que sigue triunfando con su obra de teatro Los hombres no mienten, donde como siempre hace de perfecto galán. 
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios