Kiko Rivera consigue la custodia compartida de su hijo Francisco
  1. Noticias
LA CANTANTE NO ACUDIÓ A LA VISTA ORAL

Kiko Rivera consigue la custodia compartida de su hijo Francisco

Un día ha tardado la jueza en tomar la decisión. El hijo de Isabel Pantoja se ha salido con la suya y compartirá la custodia del niño que tiene con Jessica Bueno

La jueza ha tomado ya una decisión, aunque no es firme. Kiko Rivera y Jessica Bueno compartirán la custodia del hijo que tienen en común. El hijo de Isabel Pantoja se ha salido con la suya, pues es lo que pretendía. No obstante, la medida es provisional, hasta que dentro de un par de años se celebre otro juicio en el que ambas partes podrán solicitar la custodia única. De esta manera, se anula elconvenio regulador firmado por el que, entre otras cosas, Kiko debía pagar una pensión de 1.200 euros mensuales más la mitad de los gastos extraordinarios y la parte proporcional del alquiler del domicilio donde vivía Jessica con el bebé.

Francisco Rivera Pantoja ha hecho llegar un comunicado a Vanitatis en el que señala que no desea "hacer ningún tipo de comentario adicionalacerca de ningún otro término o condición establecido enla citada resolución judicial", pues es su deseo "preservar laintimidad" de su hijo "de toda perturbación o intromisiónque pueda sufrir derivada de esta situación o de cualquierotra". Asimismo, el hijo de Isabel Pantoja ha pedido "respeto y la consideracióndebida hacia mi hijo, su madre y mi mismo".

La magistrada no ha tardado ni un día en pronunciarse tras escuchar a las partes este lunes. Una vista a la que no acudió Isabel Pantoja.Hubo dos razones para su inasistencia, a pesar de que se había dicho que la cantante acudiría como testigo a petición de la que fuera su nuera e incluso de su propio hijo. Unos datos facilitados en su día desde el entorno del padre y de la madre e incluso avalados por las defensas.

Según la propia ley, Isabel Pantoja nunca habría podido testificar ni a favor ni en contra de su hijo, ya que a los parientes con este grado de consaguinidad no se les toma declaración. Tal y como confirman a Vanitatis los abogados del proceso, “nunca se propone en un enjuiciamiento civil una parte interesada. La única razón que motivaría algo así sería un acontecimiento singular presenciado por el testigo, en este caso la abuela. Se trataría de casos extremos de violencia o similar”. Por lo tanto, la presencia de Isabel Pantoja se hubiera producido como simple acompañante y apoyo de su hijo y no hubiera entrado en la sala. En este sentido, dado el morbo que despertaría una imagen de la cantante de nuevo en un juzgado, esta decidió quedarse en Cantora, mientras el tío Agustín y la prima Anabel le iban transmitiendo sus impresiones. Más tarde, sería la propia abogada de la tonadillera, Chyntia Ruiz, quien la informaría de los términos legales, mientras su hijo hacía lo propio con los afectivos.

Rechaza las pruebas toxicológicas

La juez no ha admitido la petición de las pruebas toxicológicas y psicológicas solicitadas por Jessica Bueno a su expareja. Esta negativa tranquilizó a Pantoja, que no entiende, y así se lo ha manifestado a su entorno, cómo han podido acabar las cosas de esta manera. Mantenía una relación magnífica con la madre de su nieto Francisco e incluso llegó a convencer a su hijo para llegar a un acuerdo y no tener que acabar en el juzgado, como así ha sucedido finalmente. Aunque una vez que Jessica decidió no facilitar los encuentros con el bebé, también fue ella la que le aconsejó que utilizara la vía legal.

Hasta que Jessica Bueno no dejó Sevilla, donde mantenía el domicilio familiar, y se instaló en Éibar junto a su nuevo novio, el futbolista Jota Peleteiro, impidiendo que Kiko viera a su hijo, las relaciones eran cordiales. Habían llegado a un acuerdo y firmado un convenio regulador en el notario que solo faltaba ratificar en el juzgado. En sus puntos principales quedaba de la siguiente manera:1.200 euros mensualesque se incrementarán anualmente con el IPC y que es la cifra que Kiko Rivera lleva ingresando desde que se separó de la madre de su hijo. Gastos extraordinarios a medias. A esto se suma la parte proporcional del alquiler del domicilio donde vivía Jessica con el bebé.

Isabel Pantoja Kiko Rivera Sevilla
El redactor recomienda