Agustín Boyer: "Hace tiempo que no tengo contacto con Isabel Preysler y su hija Ana"
  1. Noticias
vive en mallorca y se llevaban apenas 15 meses

Agustín Boyer: "Hace tiempo que no tengo contacto con Isabel Preysler y su hija Ana"

'Vanitatis' habla con el hermano de Miguel Boyer y desvela desde su vivienda de Mallorca episodios desconocidos de la relación entre los Boyer y Preysler

placeholder Foto: Isabel Preysler y Ana Boyer en un concierto de Enrique Iglesias (Gtres)
Isabel Preysler y Ana Boyer en un concierto de Enrique Iglesias (Gtres)

Mientras la familia Preysler ha optado por el silencio desde que Miguel Boyer falleciera este lunes en el Hospital Ruber Internacional de Madrid a causa de una embolia pulmonar, Agustín Boyer, uno de los hermanos del exministro de Economía, no ha dudado en revelar algunos de los episodios más desconocidos de la relación entre la familia Boyer e Isabel Preysler en conversación con Vanitatis.

Dedicado a la decoración desde su juventud, Agustín abandonó el seno familiar un vez finalizó sus estudios para establecerse en París y Nueva York, ciudades que le dotaron de conocimientos suficientes para hacerse un nombre dentro del mundo del arte plástico. Con la ayuda del pintor José Manaut Vigleti, discípulo y amigo de Joaquín Sorolla, sus exposiciones y sus trabajos le valieron varios premios importantes como la Medalla del Mérito Hispano-Belga con el grado de Caballero. Sin embargo, su carrera profesional se vio eclipsada por la de su hermano Miguel cuando Felipe González le eligió ministro de Economía, Hacienda y Comercio en diciembre de 1982.

“No le vi desde antes de que sufriera el ictus en 2012”

“Hemos mantenido una relación muy especial desde que éramos niños. Apenas nos llevábamos 15 meses y eso nos unió aún más. Él me enseñó a leer las primeras palabras, a sumar…”, asegura Agustín a este medio con voz rota desde su vivienda en Palma de Mallorca. “Me enteré de la muerte de Miguel por mi otro hermano”. Se refiere a Christian Boyer, el más joven de los cuatro hermanos -Miguel, Agustín, Nicolás (fallecido en julio de 2008) y él-.

Christian ha sido el encargado de recibir personalmente las condolencias de decenas de familiares y amigos del exministro, ya que Agustín decidió nada más enterarse de la muerte de su hermano no viajar hasta Madrid para despedirle. “Lo paso muy mal y yo ya estoy muy mayor. Tampoco fui cuando falleció mi otro hermano hace ya seis años. No puedo pasar el trámite de estar rodeado de tanta gente, saludar… Mi hermano lo lleva mejor que yo, es más joven”, confiesa Agustín Boyer.

A pesar de que no ha dado el pésame a Isabel Preysler ni a su hija Ana, Agustín define a la socialite como una buena mujer que ha cuidado de su marido hasta el final. “Hace tiempo que no mantengo contacto con ella”, dice. Además, confiesa que la última vez que habló con Miguel “fue hace ya varios meses”. “Reconozco que desde que sufrió el ictus en 2012 no he vuelto a verle. Estuve en la UVI con él desde la distancia, ya que cuando permaneció en el hospital le llamaba cada día y siempre le contaba cosas para que se animara. Pero cuando ya estaba en casa cada vez hablábamos menos”, declara. El motivo de que las llamadas entre ellos fueran cada vez más espaciadas en el tiempo no era otro que las dificultades de Miguel Boyer para hablar. “Nos emocionábamos tanto que era muy complicado mantener una conversación y él no estaba en condiciones de hacer esos esfuerzos”.

Desde la Comunión de Ana Boyer

La artífice de que los hermanos mantuvieran el contacto era Laura, la primogénita de Miguel Boyer, fruto de su matrimonio con la ginecóloga Elena Arnedo. “Con ella es con la que más contacto tengo, es mi ahijada”, revela tras ser preguntado sobre si tiene relación con su sobrina Ana Boyer, la única hija de Miguel e Isabel Preysler.

"Recuerdo a Ana con especial cariño. Era una joven encantadora. Estudió con mi nieta Carlota en el Colegio Británico de Madrid, ahora ella es arquitecta después de marcharse a estudiar a Oxford. La verdad es que hace mucho que no la veo. Quizá la última vez fue en alguna fiesta que dio por su cumpleaños o por la Primera Comunión”, asegura el hermano del exministro socialista de Economía.

Lo de Ruiz Mateos “fue insoportable”

Después de dos matrimonios fallidos con Julio Iglesias y Carlos Falcó, Isabel Preysler llegó a la vida de Miguel Boyer antes de separarse en 1985 del marqués de Griñón, el mismo año en el que el economista también se separó de Elena Arnero.

Juntos desde enero de 1982, su romance se mantuvo en secreto hasta años después cuando en 1988 decidieron casarse por lo civil en los Juzgados de la calle Pradillo de Madrid ante únicamente dos testigos.

“Mi familia jamás tuvo ningún problema cuando Miguel decidió darnos la noticia de su boda. A mí me sonó extraño porque yo les había visto viviendo juntos en el Ministerio. Me sorprendió y yo mismo le dije: ‘Miguel, eso de casarse a estas alturas está pasado de moda’”, asegura Agustín al respecto. “Confieso que creía que les iba a salir mal y me equivoqué para bien”, concluye.

La llegada de una habitual de la prensa del corazón al seno de la familia Boyer no trastocó el orden general de la vida de los tres hermanos. “Entiendo que las revistas tengan que vender números y de eso nunca nos hemos quejado. Eso sí, el daño que hizo Ruiz Mateos a mi hermano y que las televisiones siempre sacaran a ese Superman falso y asqueroso fue insoportable”.

Miguel Boyer Isabel Preysler Ana Boyer Tamara Falcó Enrique Iglesias
El redactor recomienda