El torero Enrique Ponce se defiende de las acusaciones de estafa
  1. Noticias
DICE HABERSE ENTERADO POR LA PRENSA

El torero Enrique Ponce se defiende de las acusaciones de estafa

Por un supuesto delito de estafa al considerar que debían cobrar 178.000 euros por hacer de intermediarios en la venta de la finca que Ponce vendió hace varios meses

Foto: El torero Enrique Ponce en una imagen de archivo (Gtres)
El torero Enrique Ponce en una imagen de archivo (Gtres)

Enrique Ponce se enteró por la prensa de que Antonio Rey, Emilio Egea y una empresa llamada Detumo Energías SL habían interpuesto una denuncia penal contra él en losjuzgados de Córdoba por un presunto delito de estafa.Reclaman unacomisión por la supuesta intermediación en la venta antes del verano de una de lasfincas del torero, situada enJaén. Un dato que niegan aVanitatis desde el despacho de abogados que defiende los intereses de Ponce, dondeaseguran ademásque “a día de hoy no han recibido notificación alguna”.

Primero vino lasorpresa y después la indignación ante esta información, porque el torero considera que esa denuncia por parte de los supuestos intermediarios no tiene ni pies ni cabeza. “Enrique Ponce no tiene ningún socio, no ha firmado nada, ni tiene contrato alguno con nadie para ofertar ni vender esa finca. Por lo tanto, los datos que se están barajando en la prensa son absolutamente inciertos”, afirman a Vanitatis sus abogados, que prefieren no entrar en discusiones mediáticas ajenas a las que en un futuro se pudieran dirimir en un juzgado. Sí indican que, al conocer la información, se pusieron en contacto con el juzgado para saber quéestaba sucediendo, porque “no habían recibido notificación alguna. Y a día de hoy seguimos sin recibirla. En el caso de que llegue esa notificación se seguirán los cauces habituales en unas diligencias previas, que son presentarse en el juzgado y explicar la situación, que no es otra que una operación de venta que se ha cerrado directamente con el comprador”.

Es habitual que en este tipo de acuerdos pueda existir la figura del intermediario. Sin embargo, el torero niega que fuera así en este caso. Incluso,la relación con el actual propietario del campo es "magnífica", aseguran. De ahí la sorpresa de Ponce.

Desde su entorno consideran que “podría tratarse de una forma de presión” al ser un personaje popular, que está siendo víctima de una “extorsión” y un “chantaje”. De hecho, sus abogados no entienden que “hayan puesto una denuncia penal. Normalmente y en el caso de que exista una reclamación por considerar que a alguien le corresponde algo por haber intervenido en una operación, se formularía una demanda civil”.

Los abogados de Enrique Ponce son claros en esta historia: “No vamos a entrar en cuestiones que no sean estrictamente legales para dar cancha a quienes quieren un altavoz mediático para extorsionar. En este sentido, Enrique Ponce se reserva el ejercicio de todas las acciones legales que le asisten contra todas aquellas personas que atenten contra su derechos al honor y su imagen”.

El redactor recomienda