Logo El Confidencial
REGENTA EL HORNO DE BABETTE

La hija díscola de Anson: es panadera, de izquierdas y no usa su apellido

Beatriz Teresa Anson Balmaseda no utiliza el apellido familiar, hizo la tesis sobre el Partido Comunista de España y tiene un obrador de barrio en Madrid

Foto: Beatriz Teresa Anson Balmaseda en su tienda, 'El Horno de Babette'
Beatriz Teresa Anson Balmaseda en su tienda, 'El Horno de Babette'

Beatriz Teresa Anson Balmaseda, de 43 años, hija del periodista y escritor Luis María Anson Oliart, decano de la prensa conservadora española, y de Beatriz de Balmaseda y Arias-Dávila, marquesa de Casasola (el matrimonio tiene otras dos hijas: Marta y Leticia), regenta desde hace dos años y medio un pequeño espacio en la periferia de Madrid, que se ha convertido por méritos propios en la panadería de moda de la capital. Hablamos de El Horno de Babette, un recoleto obrador-escuela de Puerta de Hierro. Y si están pensando en el típico local con estética vintage y cupcakes rosas y morados en las vitrinas, abandone esta idea. Estamos en un lugar más parecido a una bakery neoyorquina que a una tienda cuqui del barrio de Salamanca.

Beatriz Teresa Anson (El Horno de Babette)
Beatriz Teresa Anson (El Horno de Babette)

Bea, como la conocen sus diez empleados, busca recuperar el pan tradicional apostando por harinas ecológicas y molidas a la piedra como antaño y panes de fermentación lenta hechos con masa madre. Hasta aquí todo normal. ¿Curiosidades? Que esta mujer menuda y risueña, que ha vivido 17 años fuera de España (estudió periodismo e historia en Estados Unidos y fue traductora de libros en Inglaterra), oculta su apellido y se hace llamar Beatriz Echevarría. Los que la conocen dicen que es una persona sencilla, minuciosa, honesta y nada ambiciosa que un día descubrió que lo suyo era el pan cuando una vecina de Lancaster, el pueblo en Inglaterra donde vivía, le dejó masa madre.

Desde entonces no ha dejado de formarse e, incluso, se fue dos años antes de emprender en España a trabajar a una panadería en Nueva York. “Beatriz es una persona poco amiga de los focos y huye de que se la etiquete de hija o sobrina de (su tío Rafael Anson es presidente de la Real Academia de Gastronomía española). Es una profesional y punto”, dicen sus íntimos. La hija de Anson ha labrado la carrera profesional al margen de la fama de su padre, con el que a todas luces no comparte ideología política. Hizo su tesis doctoral sobre el Partido Comunista en la época de Franco en Estados Unidos y ha desarrollado su labor profesional en Inglaterra, donde conoció a su pareja, Chris Ealham, un historiador de la Universidad de Lancaster, que tiene parte de su obra centrada en la Barcelona anarquista de 1898 a 1937, y que ha publicado en España (en la editorial Alianza) libros que a su vez ha traducido la hija del fundador de La Razón.

Beatriz Teresa Anson (El Horno de Babette)
Beatriz Teresa Anson (El Horno de Babette)

Tres socias, dos tiendas

Beatriz no está sola en su aventura empresarial. Regenta esta panadería-escuela con su socia Susana Gaona, que tampoco es una repostera al uso. Gaona estudió filosofía y trabajó como profesora durante varios años en su Venezuela natal. Hace 11 años llegó a Madrid para realizar un doctorado en Derechos Humanos, pero en el año 2004, en un proceso de reconversión profesional hacia lo que verdaderamente le apasionaba, se fue a París a estudiar cocina. Y ahora es la encargada de repostería de El Horno de Babette.

El Horno de Babette
El Horno de Babette

Luego se unió la economista y experta en marketing Carla Medrano. Tres mujeres doctoras a cargo de una panadería de barrio, algo poco habitual. Lo cierto es que la hija de Anson se ha hecho un hueco dentro del boom de panaderías cool que han elevado a la categoría de delicatessen el mal llamado alimento de los pobres. A Beatriz sin necesidad de tirar del empuje mediático familiar le van saliendo las cuentas. Además del obrador de Puerta de Hierro, inauguró el año pasado un segundo establecimiento en el barrio de Chamartín. Si los visitan, quedarán cautivados, como nosotros, por sus panes de sutil acidez, cortezas crujientes y migas alveoladas. Y aún más por la otra vida de Beatriz, la panadera de barrio que es hija de Anson. 

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios