Logo El Confidencial
por 78 dólares

Del coche de 'Grease' a las gafas de Cruise: qué ver en el primer estudio de Hollywood

Te contamos cómo hacer el tour nocturno de Paramount que, fundado en 1912, es el único de los grandes que permanece en el corazón de la meca del cine

Foto: Puerta exterior de los estudios. (Getty)
Puerta exterior de los estudios. (Getty)

Anochece en Melrose Avenue y unos pocos turistas buscan aparcamiento como locos. Pese a que en Los Ángeles nunca faltan parkings donde dejar el coche, todos quieren el mejor lugar. Su objetivo es entrar al 'After Dark Tour', un paseo nocturno por el estudio más antiguo de Hollywood, el de Paramount. Han pagado 78 dólares y no quieren perder detalle de todo lo que el 'backlot' (término popularísimo por aquellos lares) tiene que ofrecerles.

Fundado en 1912 en el corazón de la meca del cine, el estudio quizá no es tan lúdico como Universal (que incluye un llamativo parque de atracciones) ni está tan enfocado a los superhéroes como Warner. Sin embargo, pasear por sus estancias es una forma de revivir el Hollywood más auténtico, el de la 'Golden Age' de los años 20, 30, 40 y 50, que hizo que medio mundo imitase las maneras y los modos del star system.

John Travolta y Olivia Newton-John en 'Grease'. (CORDON)
John Travolta y Olivia Newton-John en 'Grease'. (CORDON)

Empezando por su puerta interior, aquella por la que entraba la mismísima Norma Desmond en 'El crepúsculo de los dioses' cuando regresaba al estudio que la había convertido en una estrella. Tras esa puerta hay mucho más. El turista tiene la oportunidad de disfrutar de la copa de champán que le ofrece el guía, que le dará como aperitivo un pequeño museo tras la taquilla en el que se puede otear desde el Oscar a la Mejor Película de 'Titanic' a las gafas de Tom Cruise en 'Top Gun'. Hollywood, cada vez más consciente de su (relativamente escueta) historia, exhibe sus reliquias con el orgullo de un padre en la fiesta de fin de curso de su hijo.

Puerta interior (y clásica) de Paramount Studios. (J.Madrid)
Puerta interior (y clásica) de Paramount Studios. (J.Madrid)

Segunda parada: una serie de oficinas con nombres de ilustres del estudio (de Cecil B. DeMille a esos hermanos Fleischer a los que debemos 'Betty Boop' o 'Popeye') inician un recorrido en el que el turista tiene ocasión de ver, por ejemplo, el coche del musical de 'Grease', uno de los estandartes de Paramount. También hay tiempo de descubrir, con gran asombro, que la escena del Mar Rojo de 'Los Diez Mandamientos' se rodó en un… parking. Sí, como leen. Un aparcamiento con una pantalla blanca al fondo sirvió para que Moisés abriese esas aguas por las que desfilaría el pueblo judío.

Uno de los posters de 'La ventana indiscreta'. (CORDON)
Uno de los posters de 'La ventana indiscreta'. (CORDON)

Los amantes de Hitchcock también tienen su pequeño regalo. Cuando el guía introduce al visitante en el estudio donde se rodó 'La ventana indiscreta' lo mete en un ascensor que baja hasta una planta subterránea, una construcción específica para albergar la profundidad que requería ese patio de vecinos, en el que James Stewart lo observaba todo. Una maqueta gigante nos muestra la enormidad del decorado, el tipo de iluminación que requirió la puesta en escena de la obra cumbre de la filmografía hitchcockiana.

Las falsas calles de Nueva York. (J. Madrid)
Las falsas calles de Nueva York. (J. Madrid)

El paseo del visitante también lo llevará por las calles de un Nueva York en el que Vito Corleone (Marlon Brando) fue disparado entre naranjas en 'El Padrino' y en el que Audrey Hepburn cantó aquello del 'Moon river' con la escalera de incendios al lado en 'Desayuno con diamantes'. La falsedad de los edificios, llenos de tablones de madera y focos en el interior, es aún más impactante en mitad de la noche, en la quietud de este rincón hollywoodiense.

Entre tanta zona industrial también hay un jardín por el que se han paseado desde los protagonistas de 'This is a Us' a los de 'Blacklist'. No muy lejos de allí, al lado de la vieja puerta que recibía a la Desmond, también podemos sentarnos en el banco en el que Forrest Gump comía bombones y recordaba su asombrosa vida.

El banco de Forrest Gump. (J.Madrid)
El banco de Forrest Gump. (J.Madrid)

Sin embargo, la verdadera sorpresa del recorrido tiene que ver con otro difunto estudio. Hace décadas, la mítica RKO tenía, en este mismo terreno, parte de sus estudios, tal y como atestigua un viejo globo terráqueo situado en la esquina de la pared exterior, que da a Melrose Avenue. Es decir, que Paramount agregó a sus impresionantes dependencias esos platós en los que bailaron Fred Astaire o Ginger Rogers. Sorprende ver, por ejemplo, el pequeño cine (llamado Gower, como una de las calles que atraviesa el estudio) donde los ejecutivos vieron por primera vez a 'King Kong' subirse al Empire State.

El 'Stage 19' en el que se rodó 'Ciudadano Kane'. (J.Madrid)
El 'Stage 19' en el que se rodó 'Ciudadano Kane'. (J.Madrid)

Sin embargo, es el plató 19 el que da al visitante la mayor lección sobre Hollywood. Cuando el guía anuncia que el mismísimo Orson Welles rodó allí 'Ciudadano Kane', el cinéfilo siente que está entrando en una especie de templo sagrado del séptimo arte. Pero esto es Hollywood, amigos. Y lo que nos encontramos es que en ese mismo lugar ahora se graba una serie infantil llamada 'Nicky, Ricky, Dicky Dawn'. Prueba de que, en la meca del cine, nada es para siempre. “Esto no es la vida real, esto es Hollywood. Todo es falso: desde el césped en pleno desierto a tu supuesta preocupación”, le dice la Bette Davis interpretada por Susan Sarandon a Hedda Hopper en 'Feud'. Paramount es la mejor prueba de ello. También de lo grande y fascinante que puede llegar a ser esa mentira por el módico precio de 78 dólares.

Lugar: 5515 Melrose Avenue (Los Ángeles)

Precio: 78 dólares

Horario: Jueves, Viernes y Sábados a partir de las 7 de la tarde

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios