Cinco personas que NO tienen por qué estar en tu boda (y lo sabes)
  1. Novias
Invitados que no quieres en tu boda

Cinco personas que NO tienen por qué estar en tu boda (y lo sabes)

La lista de invitados de tu boda no tiene por qué convertirse en un dolor de cabeza, te recordamos quienes son las personas que no tienen por qué estar en tu gran día

Foto: Personas a las que NO invitar a tu boda. (Thomas William para Unsplash)
Personas a las que NO invitar a tu boda. (Thomas William para Unsplash)

Tenerlo todo perfectamente controlado el día de la boda no es tarea fácil y los novios deberían contar con que es muy probable que no todo suceda como ellos tenían planeado. Sin embargo hay cosas sobre las que sí tienen control, como la elección de la fecha de la boda -sobre todo cuando tienen claro si quieren una boda de verano o de invierno- o el vestido de la novia, pero la hoy nos ocupa es la lista de invitados.

Al organizar nuestra boda, o al colaborar con el wedding planner que nos ayude a que todo sea perfecto, es importante tener claro qué personas queremos que vengan a la boda, pero igual de necesario es saber quiénes no deberían hacerlo, sobre todo en los casos en los que los presupuestos son más ajustados. Hay personas que son imprescindibles para los novios, pero otras no deberían recibir una invitación para tu boda… y lo sabes.

placeholder Personas a las que NO invitar a tu boda. (Andreas Rønningen para Unsplash)
Personas a las que NO invitar a tu boda. (Andreas Rønningen para Unsplash)

Hay parejas que terminan, historias de amor que no salen bien y que no estaban destinadas a ser “felices para siempre”, prueba de ello es que la boda tiene otros protagonistas. Por mucho que tu relación con tu expareja sea cordial, ¿seguro que lo es tanto como para mandarle una invitación a tu boda? Si no lo es, no le invites, porque así evitarás varias situaciones incómodas.

¿Qué pasa con los familiares lejanos? No hablamos de esos primos con los que has pasado tu infancia, a los que adoras, pero viven lejos y ya no os veis tanto como os gustaría, en este caso nos referimos a una lejanía emocional. No es raro que, cuando se empieza a planear una boda, comiencen a surgir nombres de familiares de los que nunca antes habías oído hablar, personas con las que solo has coincidido una vez en tu vida, cuando tenías dos años y a los que nunca más has visto. ¿Seguro que les quieres invitar?

placeholder Personas a las que NO invitar a tu boda. (Kats Weil para Unsplash)
Personas a las que NO invitar a tu boda. (Kats Weil para Unsplash)

Este caso es muy similar al anterior, hay personas que han pasado la barrera de la cordialidad en el portal y han llegado a convertirse en amigos muy queridos. No hablamos de ellos, nos referimos a los que simplemente son nuestros vecinos, con los que no tenemos demasiada confianza ni estaban en nuestra primera lista de invitados, pero una vez que han sabido que nos vamos a casar, la culpa de no invitarles comienza a pesar… pero recuerda por qué no les invitaste en primer lugar.

Hay compañeros de trabajo que son amigos, pero otros no lo son y es importante que sepas marcar la diferencia porque, si no lo haces, corres el riesgo de acabar convirtiendo tu boda en una réplica de la cena de Navidad de la empresa. Tu boda es para compartirla con la gente que es importante para la pareja y esto, no solo puede hacerlo todo más incómodo, sobre todo si tu jefe está entre los invitados, también hará que el presupuesto de boda se tambalee.

placeholder Personas a las que NO Invitar a tu boda. (Amy Kate para Unsplash)
Personas a las que NO Invitar a tu boda. (Amy Kate para Unsplash)

Hay gente que ayuda, y mucho, durante el proceso, como el peluquero que te ayuda a crear el peinado perfecto o la diseñadora que crea el traje o los encargados del preparar la tarta. Han sido encantadores, pero eso no quiere decir que sea necesario invitarles a la ceremonia, piénsalo muy bien antes de hacerlo porque puedes estar poniéndoles en un compromiso.

Una boda es un momento especial, único y en el que buscas tener a tu lado a la gente a la que más quieres, por lo que no dudes en dejar fuera de la lista de invitados a las personas con las que no tienes una relación cercana o a quienes hace años que no ves. Al fin y al cabo es un momento de felicidad y no de cumplir con compromisos, tuyos o ajenos.

Bodas
El redactor recomienda