Estos son los 8 tipos de encaje más habituales en vestidos de novia
  1. Novias
ELIGE TU FAVORITO

Estos son los 8 tipos de encaje más habituales en vestidos de novia

Descubre los encajes más utilizados en la confección de vestidos de novia para dar con el que más te gusta y que te sea más fácil encontrar el vestido perfecto

Foto: Vestido de novia con encaje de Pronovias. (Cortesía)
Vestido de novia con encaje de Pronovias. (Cortesía)

La búsqueda del vestido de novia perfecto implica tener en cuenta muchos elementos. No solo hay que enfocarse en aquellos diseños que cuentan con un estilo ligado al de la novia, sino que además deben satisfacer las necesidades de la protagonista. Las opciones son prácticamente infinitas en lo que a moda nupcial respecta, llegados a este punto.

Así, gracias a la amplia variedad presente en el mercado, cada novia tendrá la oportunidad de encontrar el vestido de sus sueños sin complicarse demasiado. Independientemente de cómo lo consiga, también es necesario que se decanten por un tipo de adorno u otro y, en este sentido, aunque los bordados han sido una de las últimas grandes tendencias, el encaje se consolida, con el paso del tiempo, como un clásico infalible; pero no todas las novias conocen todos los tipos de encaje que existen. Así, os traemos los 8 tipos de encaje más habituales en vestidos de novia.

Chantilly

placeholder Vestido de novia confeccionado en chantilly de Pronovias. (Cortesía)
Vestido de novia confeccionado en chantilly de Pronovias. (Cortesía)

El chantilly es uno de los encajes más demandados por las novias de estilo romántico y debe su origen a Francia. Se trata de un encaje realizado mediante la técnica del encaje de bolillos que consiste en una red final, generalmente de seda o lino, que a lugar a flores, hojas y guirnaldas según el patrón. Es uno de los encajes que más detalles puede llegar a albergar lo que le hace poseer una gran capacidad de ornamentación para velos, chaquetas y vestidos de novia en general.

Blonda

La blonda​ es un tejido de encaje de bolillos (una técnica de confección artesanal que consiste en entretejer hilos, enrollados en bobinas (bolillos) e irlos situando en una almohadilla mediante alfileres, siguiendo el diseño de un determinado patrón), ejecutado en hilo de seda sobre tul. De origen español se caracteriza por la finura de sus hilos y con él, suelen hacerse partes como los cuellos o puños de los vestidos de novia y, sobre todo, el borde de los velos de novia o las mantillas al completo.

Guipur

placeholder Vestido de novia confeccionado en guipur de Aire Barcelona. (Cortesía)
Vestido de novia confeccionado en guipur de Aire Barcelona. (Cortesía)

El guipur también se lleva a cabo mediante la técnica artesanal de encaje de bolillos, pero, en este caso, se realiza al aire sin un fundo que predetermine un dibujo concreto. Los patrones que se crean son, generalmente, dibujos de hojas y flores y el resultado final suele ser plano, aunque cabe la posibilidad de hacerlo en relieve superponiendo unas piezas con otras. El guipur está presente en espaldas escotadas, chaquetas o capas, e incluso en tops y prendas superiores.

Veneciano

Muy similar al anterior, el encaje veneciano, pese a su nombre, tiene origen francés y se lleva a cabo mediante la técnica de confección de aguja, completamente a mano, lo que le da un toque de sofisticación y exclusividad único. Se caracteriza por su tela más gruesa y compacta, cuyo resultado final suelen ser hojas y flores con grandes espacios entre el tejido que dan pie a sutiles transparencias. Ideal para puños y cuellos, pero también para espaldas e, incluso, adornos para el ramo de novia.

Alençon

Al igual que el veneciano, el alençon es un tipo de encaje realizado con aguja. Se sitúa entre el chantilly y el veneciano porque parte de un tejido más grueso que el primero, pero es más preciso y naturales que el segundo. Lo que le desmarca del resto es que, cada motivo se hace por separado, y se unen posteriormente mediante una malla bordada.

Valencienne

El encaje valencienne -también de bolillos- proviene de Francia y se diferencia del resto de encajes por sus escasos espacios libres dados por la compactación del dibujo y un patrón uniforme. Las puntillas realizadas en este tipo de encaje son muy versátiles, suaves, de tacto ligero y suelen realizarse en algodón con tul.

Bruselas

Más allá de los encajes franceses, encontramos el encaje bruselas, originario de Bélgica. La técnica mediante la que se confecciona es la de aguja y se define por su naturalidad, tanto en lo que respecta al resultado final (muy fino), como en su patrón: motivos naturales y vegetales. Suele ser un tipo de encaje más caro, debido a la exquisitez de su diseño, su tradición histórica y la calidad superior de los materiales con los que se elabora.

Ganchillo

placeholder Novia con capa confeccionada en ganchillo. (Instagram @esif_fotografia)
Novia con capa confeccionada en ganchillo. (Instagram @esif_fotografia)

El aumento del número de novias que buscan vestidos de inspiración boho, ha hecho que cada vez más firmas opten por crear piezas con detalles de ganchillo. Se trata de un encaje que se realiza a partir de una tela de hilo o lana gruesa, pero maleable, que da como resultado un tejido, a priori, más distendido que los anteriores, pero muy natural y campestre e, incluso, con un cuerpo y una presencia que pocos o ninguno podrían conseguir. Ideal para colas, faldas, chaquetas e incluso vestidos enteros.

Bodas Tendencias
El redactor recomienda