terminaron en abril por decisión de la modelo

Los secretos de la ruptura de Mar Flores y Elías Sacal

Mar Flores y el millonario mexicano Elías Sacal ya no son pareja. La razón tenía que ver con los rumores que ya daban por cerrada la historia: los hijos de la modelo

Foto: Mar Flores. (Gtres)
Mar Flores. (Gtres)

Mar Flores y el millonario mexicano Elías Sacal ya no son pareja. La relación afectiva terminó poco antes de Semana Santa y fue la propia Mar la que informó a sus íntimos de su nueva 'soltería'. La razón tenía que ver con los rumores que ya daban por cerrada la historia y sobre todo para que estuvieran al tanto de posibles imágenes de su novio con otras mujeres.

Estos días Sacal se encuentra en Venecia con motivo de la Bienal que se organiza en estas fechas en la ciudad de los canales. El empresario ha estrenado su nuevo estado de hombre sin compromiso compartiendo su tiempo con algunas de sus amigas. Su currículum en este aspecto de su vida es amplio y de ahí que una vez terminado el compromiso el millonario haya vuelto a recuperar su vida habitual.

La crisis empezó hace un mes

El punto de inflexión del distanciamiento quedó de manifiesto en abril. Mar se fue a Sevilla con sus hijos y un grupo de amigos también con niños. Fue entonces cuando surgieron los primeros indicios de distanciamiento. La modelo, entonces, no entró en el juego de los desmentidos.

La pareja no viajó -como era habitual mientras duró el noviazgo- a ningún destino paradisíaco ni se citaron en Nueva York o Miami, dos ciudades donde Sacal es propietario de dos lujosos apartamentos. Mar Flores documentó gráficamente en sus redes sociales esa nueva y elitista vida que la llevaba de un lugar a otro en el avión privado de su novio: del hotel Four Seasons de París a los días de esquí en Aspen (Estados Unidos) pasando por almuerzos en el Cipriani de Nueva York o convocando en Horcher a sus conocidos de Madrid para presentar a su pareja.

Mar Flores en una imagen de archivo. (Gtres)
Mar Flores en una imagen de archivo. (Gtres)

Por su parte, Sacal estaba encantado con la actividad social de su novia que se reflejaba en la revista '¡Hola!'. Era la primera vez que su pareja tenía más repercusión mediática que él. Un aspecto que puede gustar al principio, pero que después es una rémora para hombres con el perfil del magnate.

Los motivos de la ruptura

Como aseguran a Vanitatis, la decisión de romper ha sido de la modelo y las razones no tienen que ver con las distancias geográficas que se solucionan (como hasta ahora) utilizando el avión privado del empresario, sino con una manera diferente de ver la vida. Y sobre todo con la dedicación de Mar a sus cuatro hijos que son aún muy pequeños. El mayor ya vuela solo.

Cuando se divorció de Javier Merino estipularon una custodia compartida y sin cambio de domicilio familiar para los niños. Los padres son los que se mueven de la casa cada quince días y Merino ejerce de padre igual de bien que de madre Mar Flores. Antes de verano incluso Sacal se interesó por varios inmuebles en las zonas nobles de Madrid como el barrio de los Jerónimos o el de Salamanca para compartir con ella.

Mar Flores y Elías Sacal en una imagen de archivo. (Gtres)
Mar Flores y Elías Sacal en una imagen de archivo. (Gtres)

Sacal, un hombre “sin responsabilidades”

Sacal por su parte también tiene hijos que cuidan sus exmujeres y por lo tanto su vida era y es mucho más fácil que la de la Mar y con menos responsabilidad en ese sentido. El millonario tiene varios centros de operaciones profesionales repartidos entre México DF, Nueva York y Miami y sus parejas deben acoplarse a ese movimiento continuo que en el caso de la modelo ha resultado muchas veces complicado.

Y no solo por los hijos, que son sin duda la causa más importante de su vida, sino porque ella quería seguir siendo independiente en temas relacionados con su economía y sus proyectos profesionales como es su línea de bolsos y complementos.


Habla el envidioso entorno de Mar

“Hombres como Elías con su potente capacidad económica deslumbran, pero una vez que pasa la pasión inicial, resulta muy complicado seguir su ritmo. Y esto es lo que le ha sucedido a Mar. Para ella sus hijos son lo más importante y para perfiles como el de Sacal no siempre es bien recibido ser segundo plato”.

Mar Flores y Elías Sacal en una imagen de archivo. (Gtres)
Mar Flores y Elías Sacal en una imagen de archivo. (Gtres)

Como ha sucedido siempre en el historial afectivo de la modelo, esa nueva incorporación amorosa despertó la envidia en parte del grupo social de mujeres que suelen coincidir con ella en fiestas privadas y públicas.

Daban fecha de caducidad a una relación que ha sido intensa mientras duró. Ahora queda una buena amistad y, según confirman a Vanitatis, “seguramente la prensa los vuelva a ver juntos porque se llevan y se entienden muy bien. Seguramente si Mar no tuviera sus compromisos familiares, seguirían juntos”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios