Logo El Confidencial
ES CONSORTE DESDE JULIO DE 2013

Matilde de Bélgica, una "reina de hielo" obsesionada con el poder

"Tiene un personalidad y unas opiniones tan fuertes que parece que ansía un poder que no podemos imaginar”, asegura la periodista Brigitte Balfoort

Foto: La reina Matilde de Bélgica el pasado 1 de abril durante un acto oficial. (Gtres)
La reina Matilde de Bélgica el pasado 1 de abril durante un acto oficial. (Gtres)

Segunda princesa en acceder a un trono europeo en lo que llevamos de siglo, Matilde de Bélgica ha sido considerada en los últimos meses como la perfección hecha reina. Sin embargo, no todos son alabanzas para una consorte que apenas lleva diez meses de reinado.

Si bien es la única de todas sus homólogas europeas que no tiene aún una dotación propia, parece que algunos de sus compatriotas no tienen en buena consideración a una reina que compite en sonrisa con Máxima de Holanda.

“Es una reina de hielo”, asegura el periodista belga Robin Vissenaekens, experto en realeza en la revista Familia TV. “He hablado con ella en varias ocasiones y esa es la imagen que proyecta. Eso sí, en varias ocasiones se ha mostrado muy interesada en los problemas de los demás. Es muy consciente del mundo en el que vive”.

Matilde de Bélgica (Gtres)
Matilde de Bélgica (Gtres)

A pesar de que estas declaraciones no son una crítica abierta a la reina Matilde de Bélgica, lo cierto es que varios periodistas ‘royals’ han aprovechado este primer comentario negativo hacia la consorte para dar rienda suelta a su verborrea. “Matilde no puede quedar relegada en un rincón. Tiene un personalidad y unas opiniones tan fuertes que parece que ansía un poder que no podemos imaginar”, asegura la periodista Brigitte Balfoort, que incide en que Matilde “ha trabajado mucho para llegar hasta donde está”.

 

 

“Un puño de hierro en un guante de terciopelo”

Experto en realeza, Thierry Debels no se permite ninguna licencia a la hora de hablar de la consorte. “Sobre el matrimonio entre el Felipe y Matilde se puede decir mucho, pero nunca que no son un buen equipo. Oficialmente ella no tienen ningún poder, pero detrás de todo, Matilde es la auténtica jefa. Ella sabe lo que quiere y cómo lo quiere y solo eso puede respetarse. Nadie puede negar que lo hace muy bien como reina, pero es un papel con el que nos engaña. No es más que una ilusión óptica. Quienes la conocen bien tienen comentarios negativos hacia ella. Es muy profesional pero eso no quiere decir que sea sociable. A través de sus gestos quiere afirmar su poder. (…) Es como un puño de hierro en un guante de terciopelo”, apunta. Ante estas duras acusaciones la casa real belga no ha querido hacer ningún tipo de declaración y se ha limitado a asegurar que “el periodista de esta publicación no ha tenido nunca con la reina Matilde ni con ningún otro miembro de la familia real o de la oficina de prensa”.

Más laxo en sus declaraciones es Reinout Goddyn, que asegura que Matilde mantiene una relación meramente profesional con el personal que está a su alrededor, pero que esta no es nada agradable.”No me atrevo a comentar más al respecto. Solo diré que los árboles altos protegen bien del viento”.

La eterna lucha sobre la homosexualidad de su marido

Considerada por su círculo cercano como una mujer tímida, el momento de Matilde de Bélgica llegó el pasado 21 de julio. Siempre en un segundo plano y a la espera de cumplir con su papel, la abdicación del rey Alberto de Bélgica el 3 de julio forzado no solo por su edad, 79 años, y salud, sino también por el escándalo de su pregunta hija ilegítima de 45 años y por el intento de la reina Fabiola de eludir el pago de impuestos a través de la creación de una fundación, hizo que apenas dos semanas después se convirtiera el reina consorte en una ceremonia que costó más de 600.000 euros y a la que no fue invitada ninguna familia real extranjera.

Alberto II abdica en su hijo Felipe el pasado 21 de julio (Gtres)
Alberto II abdica en su hijo Felipe el pasado 21 de julio (Gtres)

Sobradamente preparada y con dos carreras, Logopedia y Psicología, Matilde de Bélgica fue en su momento la única princesa heredera consorte de una casa reinante con ascendencia noble, junto a Sofía de Baviera, esposa del príncipe heredero Luis de Liechtenstein, y Estefanía de Lannoy, mujer del príncipe Guillermo, gran duque heredero de Luxemburgo. Ahora, sólo Matilde es la única que ha conseguido reinar.

Sin embargo, el principal mérito de Matilde ha sido su aguante ante las continuas informaciones que apuntaban a que su marido, el rey Felipe de Bélgica y padre de sus cuatro hijos –Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eléonore-, era homosexual. “El libro es el resultado de una investigación en profundidad de varios meses y que cuenta con 50 testigos cercanos a la familia real”, aseguró en 2012 el periodista belga de investigación de la cadena RTBF, que publicó Question royale(s).

Matilde y Felipe el día de su entronización (Gtres)
Matilde y Felipe el día de su entronización (Gtres)

“Con 39 años, Felipe tenía un problema con las mujeres”, aseguraba. Sin embargo, no todo quedó ahí ya que explicó con todo detalle que el heredero tuvo una intensa relación con un hombre entre los 21 y los 35 años. “Durante varios años estuvieron juntos pero Felipe cedió al chantaje de su padre y se casó con Matilde: ‘O te casas o nunca serás rey’”. Al poco de publicarse, la casa real se defendió y envió un comunicando tachando de “irreal” y “dolorosa” la información publicada. 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios