Anima bodas, inaugura empresas y aguanta broncas: así vive el doble del Rey Juan Carlos
  1. Casas Reales
HABLAMOS CON JUAN CARLOS ARRIÉN

Anima bodas, inaugura empresas y aguanta broncas: así vive el doble del Rey Juan Carlos

Ha recibido tanto el cariño de los súbditos como broncas de republicanos. No conoce a Corinna, pero se ha vestido de capitán general y ha inaugurado empresas. Así es vivir (casi) como el Rey

Foto: Así vive el doble 'oficial' del Rey Juan Carlos
Así vive el doble 'oficial' del Rey Juan Carlos

¿Para qué sirve un doble? En la película ‘Espérame en el cielo', de Antonio Mercero, un señor que se dedicaba a la ortopedia debe dejar su vida obligado a ejercer de sosias de Franco por motivos de riesgo. Más recientemente supimos que la policía suiza cuidaba con tanto esmero del refugio alpino del Rey Juan Carlos y Corinna que hasta buscaron un doble para hacerlo salir por la ventana en situación de emergencia. La seguridad del personaje es un buen motivo para buscar un doble. Ganarse la vida o divertir a otros, también. Es el caso del uruguayo Juan Carlos Arrién: empleado de banca, de petróleos de Venezuela y socio en una estación de servicio, solo había hecho algún papel en teatro amateur. Se estableció en España en 1997 –su esposa es española– y por su edad no le salía otra cosa que papelitos como figurante (llegó a participar en ‘Médico de familia’ y ‘Periodistas’). Sin embargo, contaba con una baza única: se llama Juan Carlos, tiene la edad del Rey emérito, un parecido asombroso y hasta camina como él.

“La familia de mi señora insistía en que me parecía mucho al Rey, la gente me lo decía en cenas… Todo comenzó en el programa ‘La noche de Fuentes y Cía’, donde necesitaban a alguien parecido al Rey para un 'sketch'. Acudí tres veces; la última de ellas fue por el compromiso de Don Felipe. Ponían a un chico de espaldas haciendo del príncipe y me anunciaba que se iba a casar con una tal Letizia que salía por la tele. Yo preguntaba escandalizado: ‘¿No será Leticia Sabater?’. Un día, de casualidad, vi en una revista unas fotos de Mr. Bean y Ronaldo el Gordo. Pero no eran ellos, sino sus dobles, así que decidí llamar a la agencia La Central del Espectáculo, que tiene un departamento de dobles, para ofrecerme como doble del Rey”.

Nuestro protagonista ha sido el Rey Juan Carlos en la película ‘La máquina de bailar’ y en las series ‘Los Serrano’, ‘Un paso adelante’ y varias veces en ‘Los hombres de Paco’. En infinidad de ocasiones le han parado por la calle confundiéndolo con el Rey y cuenta que se ha hecho no menos de 10.000 fotos con desconocidos. “Alguna vez les digo después: ‘Son 20 euros’. Se quedan en 'shock' (risas). En otra ocasión me quedé en 'shock' yo. Cuando el movimiento 15M, me acerqué a la Puerta del Sol. Una señora mayor se acercó muy amable para saludarme y sin venir a cuento le cambió el chip y me echó una bronca tremebunda recriminándome lo cara que salía la monarquía a los españoles, que éramos unos caraduras y no sé qué más. Le dije que yo era un doble, pero le dio igual. Acabó mandándome a la mierda”.

Respuesta de Casa RealJuan Carlos Arrién no ha llegado a conocer al verdadero Juan Carlos de Borbón, aunque lo ha intentado: primero envió una foto caracterizado dedicada a Su Majestad. Más adelante, escribió una carta a Zarzuela que firmó con su amigo Eduardo, su guardaespaldas en la ficción, explicándole que esos días (en torno al movimiento 15M de 2011) andaban por la calle mostrando la campechanía borbónica a los transeúntes. “Nos contestó la secretaría de Alberto Aza, entonces jefe de la Casa del Rey, agradeciéndonos nuestro gesto”. Un año después se envalentonó y pidió audiencia. “Me contestaron también, pero lo rechazaron muy amablemente por motivos de agenda”.

Confusión en el hospital

Una de las mejores anécdotas la vivió con el famoso incidente de Botsuana. “Me llamó mi amigo Eduardo y me dijo: ‘Vámonos a la clínica San José, que hoy le dan de alta al Rey’. Me puse la corbata, un 'blazer' azul, las gafas oscuras y nos fuimos allí. Entramos por una puerta secundaria y les preguntamos a los verdaderos escoltas si podíamos pasar a ver a Don Juan Carlos pero nos contestaron que si estábamos locos o borrachos, claro. Cuando salimos por la puerta principal nos hicieron decenas de fotos y salimos en una pila de diarios. Gracias a eso me conocieron en Uruguay como doble del Rey”.

A Juan Carlos le han salido trabajos de todo tipo: ha presidido fiestas de Moros y Cristianos, ha inaugurado la delegación española de una corporación norteamericana en Majadahonda y la primera vez que entró en una discoteca fue en el Pachá de Xàtiva (Valencia), acompañado de Angelina Jolie, Madonna, Robert de Niro, Tom Cruise y otros actores de similar enjundia, todos ellos dobles como él. Uno de sus más habituales cometidos es invitado especial en bodas: “La última fue hace poco, en Lérida, donde cené vestido de traje y para los postres y licores me cambié a capitán general del Ejército haciéndome fotos en todas las mesas. Además di un discurso y bailé con la novia”. Así de azarosa es la vida del doble de un Rey.

Descárga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Rey Don Juan Carlos Casa Real Rey Felipe VI