Logo El Confidencial
gran ducado de luxemburgo

Las damas reales de Luxemburgo tiran la casa por la ventana con joyas históricas

Hoy en Vanitatis repasamos qué diadema eligió cada mujer para la cena de gala con motivo de la Fiesta Nacional

La familia gran ducal de Luxemburgo ha tirado la casa por la ventana en su Fiesta Nacional. Este jueves, se celebró un Te Deum y una posterior cena de gala en la que las cinco damas de la familia Nassau, María Teresa, Sthéphanie, Claire, Tessy y Alexandra, derrocharon glamour y elegancia. Hoy en Vanitatis repasamos qué diadema eligió cada mujer para este evento de tanta importancia.

La gran duquesa María Teresa eligió un vestido en color aguamarina que combinó con la tiara belga. Pertenece al joyero Henry Coosemans y está elaborada con 854 diamantes, todos ellos procedentes del Congo, antigua colonia de Bélgica. Fue un regalo que el banco nacional belga le hizo a la princesa Josefina Carlota, hija del rey Leopoldo y la reina Astrid y madre del actual gran duque, con motivo de su boda con el entonces gran duque heredero Jean de Luxemburgo. Josefina Carlota falleció en 2005 y como sus cinco hijos no llegaron a un acuerdo con sus joyas (entre las que se encontraba la tiara belga), decidieron subastarlas en Sotheby's. Finalmente, el gran duque decidió comprar dicha diadema y regalársela a su esposa.

La gran duquesa heredera fue una de las peores de la noche con un vestido blanco que no le sentaba nada bien. Eso sí, lo contrarrestó con una preciosa diadema que ella misma estrenó en junio de 2013. Se trata de una joya realizada con diamantes que imita la figura de unas mariposas. Se desconoce la procedencia de dicha diadema, aunque muchos aseguran que fue un regalo personal a Sthéphanie.

La princesa Claire es la dama más atractiva de la familia Nassau y lo volvió a demostrar con un precioso vestido en color rosa palo. La esposa del príncipe Félix eligió como joyas la tiara del zafiro. Se trata de una tiara de diamantes que representa hojas de laurel y bayas y lleva en el centro un espectacular zafiro. La diadema fue realizada a mediados del siglo XIX y perteneció a la gran duquesa Adelaida, esposa del gran duque Adolfo de Luxemburgo. Desde su muerte, ha ido pasando por las cabezas de todas las grandes duquesas de Luxemburgo. 

La princesa Tessy fue la más original de la noche al decantarse por un vestido en verde y naranja de Marcin Lobacz. La esposa del príncipe Louis coronó su cabeza con la tiara de las hojas de vid. Se trata de una diadema realizada con diamantes que representan hojas de vid y bayas. Está en la familia ducal de Luxemburgo desde finales del siglo XIX y se desconoce su origen. Durante muchos años, estuvo desaparecida hasta que en 2007 la gran duquesa María Teresa la rescató para una cena de gala. Desde entonces se ha convertido en una de las joyas preferidas de las damas de la familia Nassau e incluso la princesa Claire la utilizó como su tiara nupcial.

La princesa Alexandra, única hija de los grandes duques de Luxemburgo, brilló también con un vestido azul con drapeado en la zona central. La joven eligió la tiara enrejada realizada por la joyería Chaumet. Está hecha con diamantes que forman formas geométricas y en la parte superior lleva unos pequeños diamantes (que pueden cambiarse por perlas). El gran duque Jean y la gran duquesa Josefina Carlota, abuelos paternos de Alexandra, adquirieron la diadema en una subasta. Se puede utilizar también como gargantilla y es una de las favoritas de las damas de la familia Nassau.

Alexandra con la tiara enrejada
Alexandra con la tiara enrejada

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios