Logo El Confidencial
CASA REAL NORUEGA

Marta Luisa de Noruega: el oscuro pasado de drogas y alcohol de su novio chamán

Este pasado poco ejemplar no hace más que intensificar el recelo de los noruegos, que no terminan de confiar en Verret ni verle como la pareja ideal para la hija del rey

Foto: Shaman Durek Verret y Marta Luisa de Noruega. (EFE)
Shaman Durek Verret y Marta Luisa de Noruega. (EFE)

Las críticas recibidas por parte de la princesa Marta Luisa de Noruega desde que se hizo pública su relación con su nuevo novio, Shaman Darek Verret, no han cesado. El principal motivo ha sido el trabajo que este realiza como chamán.

[LEA MÁS: El 'éxtasis' de Marta Luisa de Noruega y su nuevo (y espiritual) novio]

Su labor espiritual unida a la imagen de la princesa ha sido visto por muchos como una auténtica estafa que además se hace valer del título de la hija del rey Harald para generar negocio.

Ahora, unas nuevas revelaciones sobre la vida de Verret han salido a la luz. 'Bunte' ha rescatado del olvido unas declaraciones que al parecer el propio Darek Verret realizó en la revista estadounidense 'Voyage LA'. El novio de Marta Luisa de Noruega confesó que durante un tiempo abusó de las drogas y el alcohol.

El novio de la princesa Marta Luisa de Noruega, el chamán estadounidense Durek Verret. (EFE)
El novio de la princesa Marta Luisa de Noruega, el chamán estadounidense Durek Verret. (EFE)

Fueron varios los motivos que le llevaron en su juventud a entrar en esta espiral de consumo, entre ellas que no se sentía amado y que eso le hizo sentirse atrapado entre muchas y diferentes energías. "Cuanto más dolor sentía, más me acercaba a Dios", reconoció Verret durante la entrevista.

Con 23 años fue cuando decidió dejar de beber y convertirse en chamán. La cocaína logró dejarla algo más tarde, cuando ya trabajaba como sanador espiritual.

La princesa Marta Luisa de Noruega y su novio, el chamán estadounidense Durek Verret. (EFE)
La princesa Marta Luisa de Noruega y su novio, el chamán estadounidense Durek Verret. (EFE)

Este pasado poco ejemplar no hace más que intensificar las sospechas y el recelo de los noruegos, que no terminan de confiar en Verret ni verle como la pareja ideal para la hija del rey.

Tampoco la familia de Marta Luisa parece estar contenta con los últimos pasos que la princesa ha dado en su vida. Recientemente su hermano, Haakon de Noruega, admitió en el medio de comunicación noruego 'NRK' que su intención era tener una conversación con su hermana sobre este asunto y sobre el hecho de que pudiera estar lucrándose ofreciendo charlas espirituales junto a su novio y utilizando, además, su título real como reclamo.

Marta Luisa, sin embargo, parece estar feliz y decidida a continuar con su nueva vida amorosa después de su sonado divorcio con el escritor Ari Behn.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios