Logo El Confidencial
CASO NÓOS

Un año del ingreso de Urdangarin en la cárcel: soledad, religión, bicicleta y tomates

El marido de la infanta Cristina pidió el tercer grado y se lo denegaron. Recurrió la sentencia ante el Constitucional y fue rechazada. Desesperado, deberá aguardar hasta finales de año

Foto: Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. (Cordon Press)
Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. (Cordon Press)

Un año en soledad, en insoportable soledad, a la espera de poder salir cuanto antes. Este martes se cumple un año del ingreso de Iñaki Urdangarin en la cárcel de mujeres de Brieva y toca de nuevo reunión con la Junta de Tratamiento de la prisión para pedir el tercer grado. Aunque todo apunta a que no lo conseguirá hasta finales de año, como suele suceder con la mayoría de presos.

LEER MÁS: La 'otra' infanta Cristina, más allá de Urdangarin y la Casa Real

Son muchos los factores que influirán en la decisión de los miembros de la Junta y tener una red social que le dé apoyo durante sus salidas es imprescindible. Por eso el preso más famoso de España se puso en contacto con sus amigos y familiares para conseguir un trabajo.

Iñaki Urdangarin en una foto de archivo. (Getty)
Iñaki Urdangarin en una foto de archivo. (Getty)

"Algo conseguirá"

Aunque su abogado, Mario Pascual Vives, lo ha negado, su círculo insiste a este medio en asegurar que es así. Es más, dicen que “algo conseguirá, aunque sea de administrativo en el club deportivo que dirige su hermano”. Desde Vanitatis hemos intentado hablar con el letrado, pero “se niega a atender a periodistas”.

Lo que sí se sabe es que el marido de la infanta Cristina pidió a principios de año la revisión de su régimen de segundo grado para obtener permisos, pero le fue denegado. La petición se puede realizar cada seis meses, señalan desde Instituciones Penitenciarias, así que este verano podría volver a pedirlo. Lo más lógico, sin embargo, es que haya pasado un tercio de su condena para lograrlo, algo que sucederá a finales de año. "Esperamos que sea así", declaró su abogado hace unas semanas.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en Copenhague. (Getty)
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en Copenhague. (Getty)

Su desespero quedó evidente en marzo, cuando se supo que el Tribunal Constitucional rechazó admitir a trámite el recurso de amparo del exduque de Palma a la sentencia del caso Nóos, tal y como informó El Confidencial. El tribunal consideró que el recurso contra la sentencia que le condenó a 5 años y 10 meses de cárcel por los delitos de malversación, prevaricación y fraude, entre otros, carecía de especial trascendencia constitucional para ser admitido.

LEER MÁS: Urdangarin busca trabajo para conseguir el tercer grado

El día a día de Urdangarin en prisión es el que él mismo escogió: en total soledad. Custodiado por dos funcionarios que hacen turnos, el exduque dispone de una bicicleta estática para su uso y disfrute. Lo contó su abogado a la salida de su despacho: "Él ha sido un deportista profesional, nunca ha dejado de hacer deporte y tiene unas medidas que son singulares, por tanto precisaba de tener su bicicleta".

Huerto y carreras

El marido de la Infanta compagina la bicicleta con carreras por el patio cuando no hay nadie más y con su apego a la religión. Se ha dicho también que tiene un pequeño huerto en el que cultiva tomates. Abierto y divertido, el exduque ha tenido que hacer ejercicios de introspección para poder soportar el peso de las horas. Las visitas de su familia han sido frecuentes, sobre todo de sus hermanos, que le han ido a ver con regularidad. Sus hijos y su mujer, al vivir fuera, han ido menos de lo esperado aunque la presión mediática del principio se relajó. La Infanta, centrada en cuidar de sus hijos, ha tenido menos oportunidades de visitar a su marido.

LEER MÁS: Este es el día a día de Urdangarin en prisión

Hasta las próximas Navidades, cuando espera poder salir. Entonces llegará el momento crucial. La hermana de Felipe VI ha vuelto a estar integrada en su familia, con quien la hemos podido ver en numerosas ocasiones desde que su marido ingresara en prisión. Cuando pueda salir, se enfrentarán a una compleja situación. Lo apuntan personas del círculo de la pareja: “¿Qué hará Cristina con Iñaki? Lo tiene muy difícil...”.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios