Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La 'otra' infanta Cristina, más allá del caso Urdangarin y de la Casa Real

La hermana del rey Felipe cumple hoy 54 años con Urdangarin en la cárcel pero consolidada en su vida profesional, donde sus colaboradores la piropean

Foto: La infanta Cristina, en un acto hace unas semanas de la Gavi Alliance. (Twitter)
La infanta Cristina, en un acto hace unas semanas de la Gavi Alliance. (Twitter)

Hay un dicho popular que le va al pelo a la infanta Cristina: no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista. La hermana del rey Felipe cumple hoy 54 años y, en este caso, podríamos titular que es el primero que pasa con su esposo, Iñaki Urdangarin, en la cárcel. Pero también que probablemente sea el último que tenga que pasarlo sola. El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Ortiz, ya explicó que se prevé que Urdangarin goce de su primer permiso en noviembre o diciembre de este año. Parece que la travesía que empezó oficialmente en 2011, cuando Urdangarin fue apartado de la dinámica de la Casa Real por su comportamiento "no ejemplar", va llegando a puerto.

[LEA MÁS. Los Urdangarin vuelven a Madrid: Pablo visita de incógnito la capital]

A la Infanta se le puede acusar de muchas cosas, pero no de falta de estoicismo ante la adversidad. Desde que el pasado 18 de junio de 2018 su marido ingresara en la cárcel de Brieva, la hija del rey Juan Carlos solo ha pretendido una cosa: seguir con su vida de la forma más discreta posible.

La situación profesional de la infanta Cristina no ha variado en los últimos dos años. Sigue manteniendo sus mismas responsabilidades como directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa. Reside en Ginebra y viaja con frecuencia a Barcelona para reunirse con sus colaboradores y asistir a las reuniones necesarias para el seguimiento de los mismos. Por lo general, se desplaza a Barcelona una o dos veces al mes.

La Infanta, el pasado mes en Hannover, viendo jugar a su hijo Pablo. (Cordon Press)
La Infanta, el pasado mes en Hannover, viendo jugar a su hijo Pablo. (Cordon Press)

De hecho, fuera del ámbito español, donde su nombre está asociado inevitablemente al asunto Nóos, la Infanta es un referente en el mundo de la cooperación. Cristina de Borbón ha luchado especialmente contra la mortalidad infantil desde su compromiso con Gavi Alliance en 2005, una asociación que promueve la vacunación de los niños en países desfavorecidos. Es un proyecto al que le tiene especial querencia y por el que es capaz de romper su habitual alergia a dejarse fotografiar en su día a día, como ocurrió hace unas semanas, en el Global Health Campus. "Estamos muy agradecidos por su fuerte y duradero compromiso con Gavi y con la salud de los niños", la piropeó el CEO de la asociación (a ella y a La Caixa).

[LEA MÁS: Lo que supone para la infanta Cristina que el rey Juan Carlos abandone la vida pública]

En Ginebra colabora también con la Fundación Aga Khan. Se trata de un gigante filantrópico que extiende sus tentáculos por casi cualquier campo, de la educación a la arquitectura, la agricultura, la salud o el desarrollo industrial. Aunque la entidad que preside el Aga Khan ha sido tradicionalmente muy reacia a explicar las labores concretas de la Infanta dentro de su organigrama, Vanitatis ha podido confirmar que doña Cristina está centrada en el Aga Khan Trust and Culture, coordinando la colaboración entre las pequeñas entidades que integran la gran red del Aga Khan.

La infanta Cristina, entre el público viendo jugar a su hijo en Hannover. (Michael Thieme)
La infanta Cristina, entre el público viendo jugar a su hijo en Hannover. (Michael Thieme)

Eso, en el plano profesional, el lugar donde se ha desarrollado más allá de su pertenencia a la familia del Rey. En el plano íntimo, las cosas también pintan mejor que en los últimos tiempos para ella. Cristina de Borbón ha recuperado a su familia públicamente, como se demostró en el cumpleaños de la reina Sofía o en la visita de los Reyes padres para ver a Pablo Urdangarin jugar al balonmano en Hannover. Su vuelta a la agenda institucional es una quimera.

[LEA MÁS: Juan Carlos, Sofía, Cristina y los Urdangarin: los detalles desconocidos de su reunión]

Es una posibilidad cada vez más cercana que veamos este verano a la infanta Cristina en Palma de Mallorca, con el resto de la familia del Rey y con sus hijos. Pablo Urdangarin está de vacaciones desde el pasado 9 de junio, cuando tuvo su último partido con el TSV Hannover. No volverá a incorporarse a la disciplina del equipo hasta dentro de unas semanas. De ahí que le hayamos visto en Madrid estos días. El jugador de balonmano ha tenido tiempo de quedar a tomar algo con su primo Felipe (Froilán para el vulgo) y de ver la final de la Champions con sus amigos. Sus hermanos Miguel e Irene Urdangarin acaban las clases el próximo 27 de junio. Y Juan está de exámenes. La reunificación familiar está próxima.

Lo dicho, que no hay mal que cien años dure...

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios