Logo El Confidencial
CASA REAL SUECA

Sofía Hellqvist, la rebelde: el pequeño fallo de etiqueta con el que acierta en estilo

La etiqueta es estricta con respecto a la vestimenta de las mujeres en la apertura del Parlamento, pero la esposa de Carlos Felipe ha sabido reinterpretarla con acierto

Foto: Sofía Hellqvist, en la apertura del Parlamento. (Getty)
Sofía Hellqvist, en la apertura del Parlamento. (Getty)

Este martes ha tenido lugar uno de los compromisos más esperados en la agenda de la Casa Real sueca, la apertura del Parlamento, a la que suelen asistir tanto los reyes Carlos Gustavo y Silvia como sus tres hijos, acompañados de sus parejas. Aunque, como ya sucediera el año pasado y como es habitual desde que se trasladaran a Estados Unidos, han sido la princesa Magdalena y Chris O´Neill los grandes ausentes en el servicio religioso y al acto oficial con los que cada año se celebra esta cita.

Se trata de un acto muy protocolario y en el que las mujeres de la familia Bernadotte deben ir vestidas de una forma determinada. Durante años, asistían de largo y luciendo tiara. Sin embargo, a partir de los años 50 el protocolo se cambió y se decidió que debían vestir trajes cortos y en blanco y negro. Una norma que este martes han cumplido a rajatabla la reina Silvia y la princesa Victoria. Pero no Sofía, la esposa del príncipe Carlos Felipe, que ha decidido saltarse ligeramente las indicaciones y dar al atuendo un toque un tanto personal.

La familia real, en la apertura del Parlamento. (Getty)
La familia real, en la apertura del Parlamento. (Getty)

Tocado y zapatos granates

Las estrictas normas de estilo han hecho que, en alguna que otra ocasión, haya habido ciertas coincidencias en el vestuario. Ocurrió en 2015, cuando los trajes de la propia Sofía y su cuñada Magdalena eran prácticamente idénticos. Quizá por eso, la nuera de los reyes suecos ha optado por una vía un tanto arriesgada, pero con la que ha acertado de pleno, a pesar de haber interpretado la etiqueta a su manera. No se ha alejado del negro como color dominante, luciendo un conjunto de dos piezas, con falda y top de manga larga, de corte recto y con el cuello barco cerrado. Pero ha cambiado el blanco por el color granate, poniéndolo en los zapatos de salón y el tocado con los que remataba su look.

La que no ha arriesgado en absoluto ha sido su cuñada, la princesa Victoria, que ha llevado la misma chaqueta bicolor que ya lució en 2011 y en 2015, cambiando únicamente la forma del vestido. Se trata de un diseño en color negro, con ribetes, bolsillos en color blanco y lazo al cuello en blanco, el mismo color escogido para el tocado, que ha sido la única novedad en su estilismo. Eso sí, aunque se ha ceñido a las indicaciones de estilo impuestas hace décadas, su atuendo no ha resultado tan favorecedor como el de Sofía, quien, fallo protocolario aparte, iba perfecta.

La princesa Victoria, en la apertura del Parlamento. (Getty)
La princesa Victoria, en la apertura del Parlamento. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios