Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El verdadero amor de Wallis Simpson (y no fue el duque de Windsor)

Wallis ejerció el papel de esposa perfecta hasta la muerte del duque de Windsor, en 1972, sin embargo, unas cartas publicadas dan a entender que su auténtico amor no fue Eduardo

Foto: Wallis Simpson y Eduardo VIII. (EFE)
Wallis Simpson y Eduardo VIII. (EFE)

Su historia de amor hizo tambalear los cimientos de la monarquía británica. Cuando Eduardo VIII se enamoró de Wallis Simpson, tanto su propia familia como los medios del país se levantaron contra él. Un rey no podía casarse con una mujer americana y, encima, divorciada. El tío de Isabel II antepuso el amor a la Corona, y renunció al trono en 1936, pudiendo así cumplir su sueño de casarse con Wallis, aunque eso lo condicionó para siempre, pues vivió toda su vida con un gran rencor hacia los Windsor.

Wallis ejerció el papel de esposa perfecta hasta la muerte del duque de Windsor, en 1972, sin embargo, unas cartas publicadas recientemente dan a entender que su auténtico amor no fue Eduardo. Antes de contraer nupcias con el exmonarca, la duquesa estuvo casada primero con Earl Spencer y después con el corredor marítimo Ernest Simpson. Este último fue el auténtico amor de su vida, como se deduce de 15 misivas que se intercambiaron mientras ella ya estaba con Eduardo.

Poco antes de su boda, Wallis le escribió una carta al que posteriormente sería su tercer marido pidiéndole terminar con la relación. ¿El motivo? Quería volver con su segundo esposo, del que seguía enamorada, a pesar de enterarse de que tenía varias aventuras sentimentales. No obstante, la respuesta de Eduardo VIII fue tan drástica que Wallis no se atrevió a dar el paso.

Eduardo VIII y Wallis Simpson. (EFE)
Eduardo VIII y Wallis Simpson. (EFE)

Y es que, tal como le contó Wallis a una tía suya, se sentía ligada emocionalmente a Eduardo, ya que este le aseguró que si se marchaba de su lado y volvía con Simpson se suicidaría. "Tengo que estar allí con él. Está solo y necesita compañía y afecto, de lo contrario atentará contra su vida", rezaba la misiva enviada por la duquesa a su tía. Un hecho, el de que Wallis quisiera volver con su segundo marido y no casarse con el tío de Isabel II, que desmonta la leyenda de que la suya fue una historia de amor absoluto desde los inicios.

También Simpson seguía enamorado de Wallis, tal como demuestra una carta que le envió cuando abandonó el apartamento que compartían: "Creo que algo dentro de mí ha muerto esta noche cuando he cerrado la puerta del piso. No tengo más lágrimas que derramar. Sé que una pequeña llama por mí sigue latiendo en algún lugar de tu corazón. Guárdala cuidadosamente y no la dejes apagar. Un día rezo para que Dios haga que resurja de nuevo y te devuelva a mi lado".

Wallis Simpson. (EFE)
Wallis Simpson. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios