Logo El Confidencial
SU ENORME DETERIORO FÍSICO EN DIEZ AÑOS

La frágil salud de la hermana pequeña del rey de Tailandia: lupus, pancreatitis, dolor...

La salud de la princesa Chulabhorn es preocupante y apenas puede sostenerse en pie sola. Requiere de la ayuda constante de los sirvientes de palacio

Foto: La princesa Chulabhorn de Tailandia, en una imagen de archivo. (IG thairoyalfamily)
La princesa Chulabhorn de Tailandia, en una imagen de archivo. (IG thairoyalfamily)

El rey de las polémicas, Rama X de Tailandia, ha vivido un confinamiento muy cuestionado. Mientras el coronavirus azotaba el planeta y la crisis asolaba a su país, él decidió encerrarse en un hotel de lujo alemán acompañado de un harén de 20 mujeres.

[LEA MÁS: El esplendor de Sirikit, la reina madre de Tailandia, que ha apagado su hijo Rama X]

Entretanto, la salud de su hermana pequeña, la princesa Chulabhorn de Tailandia, de 62 años, frágil desde hace décadas, ha continuado deteriorándose y este pasado lunes era ingresada una vez más en el hospital que lleva su mismo nombre, en Bangkok, según el comunicado de prensa que envió la Oficina de la Casa Real de Tailandia.

Retrato de la princesa Chulabhorn de Tailandia. (IG thairoyalfamily)
Retrato de la princesa Chulabhorn de Tailandia. (IG thairoyalfamily)

El motivo del ingreso fue entumecimiento y pérdida de sensibilidad en su antebrazo derecho.

La salud de la princesa Chulabhorn es preocupante. Antes de este último ingreso, ya pasó por el hospital en octubre de 2019, cuando tuvo que someterse a una operación después de un entumecimiento de su brazo izquierdo. Además, en febrero de 2019 fue operada de cataratas, momento en el que la princesa también sufría de fuertes dolores de espalda, y en 2014 se descubrió que padecía lupus. La hermana pequeña de Rama X padece también pancreatitis.

La princesa Chulabhorn de Tailandia. (IG @thairoyalfamily)
La princesa Chulabhorn de Tailandia. (IG @thairoyalfamily)

Inflamaciones y falta de oxígeno son otros problemas con los que Chulabhorn lidia en los últimos años.

Todas estas dolencias son las culpables de que el deterioro físico de la última hija del difunto rey Bhumibol y la reina Sirikit en los últimos años sea más que evidente. Apenas puede sostenerse sola. Los sirvientes la ayudan a ponerse en pie, a caminar con dificultad o a empujar su silla de ruedas cuando dar un paso le resulta imposible.

La princesa Chulabhorn de Tailandia, en diciembre de 2018 en Londres. (Cordon Press)
La princesa Chulabhorn de Tailandia, en diciembre de 2018 en Londres. (Cordon Press)

La situación para los empleados de palacio es complicada. Ante la prohibición de ser más alto que un miembro de la familia real, no siempre es fácil para ellos ayudarla a caminar o empujar su silla de ruedas.

La princesa Chulabhorn recibió un nuevo título, el de la princesa Srisavangavadhana, en la coronación de su hermano en 2019. Tiene dos hijas y está divorciada.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios