Bernardo Francisco de Lizaur Cuesta, nuevo jefe de Protocolo de la Casa Real
  1. Casas Reales
Tras el cese de Alfredo Martínez

Bernardo Francisco de Lizaur Cuesta, nuevo jefe de Protocolo de la Casa Real

El BOE publica el real decreto sobre el nombramiento de Bernardo Francisco de Lizaur Cuesta como nuevo jefe de Protocolo de la Casa de Su Majestad el Rey

Foto: Los reyes Felipe y Letizia tienen nuevo jefe de Protocolo. (EFE)
Los reyes Felipe y Letizia tienen nuevo jefe de Protocolo. (EFE)

El pasado mes de septiembre, el organigrama de la Secretaría General de la Casa de Su Majestad el Rey cambiaba drásticamente tras el cese de Alfredo Martínez Serrano como jefe de protocolo. Este había ocupado la jefatura desde su nombramiento en 2014, cuando Felipe VI, ya proclamado Rey, eligió a su equipo y le entregó a él el mencionado puesto, pero antes había estado allí entre 2007 y 2012 como segundo jefe de Protocolo hasta que decidió irse a trabajar en la Embajada de Egipto.

Es, precisamente, su intención de avanzar en su carrera diplomática, al frente de una embajada, lo que le ha hecho abandonar este cargo y ser sustituido por el que hasta el momento era el segundo jefe de Protocolo: Bernardo Francisco de Lizaur Cuesta. Tal y como recoge el Real Decreto 932/2021 publicado este sábado día 23 de octubre, será él quien ocupe el puesto que, hasta la fecha, se encontraba vacío pues los reyes Felipe y Letizia estaban en plena búsqueda de sustituto.

placeholder La familia real, junto al nuevo jefe de Protocolo, Bernardo Francisco de Lizaur. (Limited Pictures)
La familia real, junto al nuevo jefe de Protocolo, Bernardo Francisco de Lizaur. (Limited Pictures)

"Vengo en nombrar Jefe de Protocolo de la Secretaría General de Mi Casa a don Bernardo Francisco de Lizaur Cuesta", dice el real decreto firmado por don Felipe y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Militar de carrera, perteneciente al Ejército de Tierra, Francisco de Lizaur cuenta con una amplia experiencia en el Palacio de la Zarzuela, habiendo sido adjunto, durante los últimos siete años, del puesto que a partir de ahora desempeñará y que casi siempre ha estado ocupado por diplomáticos.

En las últimas apariciones públicas de la familia real hemos podido ser testigos del notable incremento de su presencia y, de hecho, figura en muchas de las imágenes que dejaron los recientes Premios Princesa de Asturias, desde el concierto previo a la gala, pasando por la audiencia con los ganadores. El jefe de Protocolo es uno de los puestos de más confianza de los Reyes porque desempeña una función fundamental en la organización y desarrollo de sus actos, permaneciendo siempre a su lado.

Foto: Los Reyes, en una imagen de archivo. (LP)

Según indican distintos medios, antes de decantarse por Francisco de Lizaur, la Casa Real había barajado la opción de que la jefatura de Protocolo pasara a ejercerla una mujer, y es que de los 11 cargos que integran el equipo directivo de la Jefatura del Estado, solo una es mujer, la interventora, Beatriz Rodríguez Alcobendas. Una situación que seguramente traten de cambiar los reyes Felipe y Letizia poco a poco, más teniendo en cuenta la implicación feminista de esta última en muchos de sus actos.

En cuanto a Alfredo Martínez Serrano, se sabe que fue nombrado embajador de España en Canadá el pasado 28 de septiembre y que su dilatada formación le había llevado a ser "Jefe de Servicio en el Gabinete del Ministro de Asuntos Exteriores y a desempeñar la Segunda Jefatura en las Embajadas de España en Arabia Saudí, Bulgaria, El Salvador y Egipto", según aparecía aún en la página web de Casa Real, donde todavía no hay nada del actual y recién nombrado jefe de Protocolo.

​El otro hombre de confianza

placeholder Los reyes Felipe y Letizia, con Jaime Alfonsín. (Gtres)
Los reyes Felipe y Letizia, con Jaime Alfonsín. (Gtres)

En cualquier caso, como contábamos hace unas semanas en Vanitatis, puede que este no sea el único cambio de funciones en la Secretaría General de Casa Real. Según se rumorea, aunque no hay nada confirmado, algunos medios han asegurado que Jaime Alfonsín, jefe de la Casa del Rey, estaría pensando en jubilarse. Licenciado en Derecho, abogado del Estado y profesor en ICADE, pasó a la empresa privada: primero a la asesoría de Barclays y después a Uría & Menéndez.

Muchos años después, ese mismo bufete sería el encargado de redactar las capitulaciones matrimoniales previas a la boda de los ahora Reyes. De allí pasó directamente a ocuparse de la Secretaría del Príncipe, y cuando Fernando Almansa, jefe de la Casa de su Majestad, abandonó su puesto, tras el asunto de Eva Sannum, él adquirió el mismo, consolidando su papel como uno de los hombres de máxima confianza del actual monarca.

Rey Felipe VI Casa Real
El redactor recomienda