Logo El Confidencial
POLÉMICA INTERNACIONAL

Los vínculos del periodista asesinado con Lady Di y la Marbella más golfa

Jamal Khashoggi, el periodista crítico con la monarquía saudí que fue asesinado por un equipo de agentes saudíes en Turquía, proviene de una de las familias más conocidas de Arabia

Foto: Adnan Khashoggi con su segunda esposa, Lamir, en Cannes. (EFE)
Adnan Khashoggi con su segunda esposa, Lamir, en Cannes. (EFE)

El fallecimiento del periodista Jamal Khashoggi a manos de emisarios de "un equipo de agentes saudíes" se ha convertido en el terremoto internacional de la temporada. El hallazgo de sus restos en casa del cónsul saudí se suma a las conclusiones de la investigación llevada a cabo por Turquía sobre el asunto, que el presidente de Turquía hizo públicas ayer de la forma más explícita: "Las pruebas demuestran que (Khashoggi) fue asesinado de forma salvaje".

La comunidad internacional está espantada con el crimen y con lo que representa para la imagen de un país que parecía haberse comprado un billete a la modernidad. Jamal Khashoggi, a sueldo del 'Washington Post', era un periodista crítico con la monarquía saudí. Sus vínculos familiares y su historia profesional demuestran que no siempre lo fue. Jamal pertenece a una familia muy conocida en Arabia Saudí. Su tío era Adnan Khashoggi, el magnate saudí al que se conoció durante años como 'el rey de Marbella'. Su primo hermano, uno de los personajes más conocidos de la prensa del corazón, Dodi Al Fayed.

Liz Taylor, George Hamilton, Adnan Khashoggi y Jaime de Mora y Aragón, en Marbella. (CP)
Liz Taylor, George Hamilton, Adnan Khashoggi y Jaime de Mora y Aragón, en Marbella. (CP)

Khashoggi aterrizó en la ciudad malagueña en los años 80. Millonarios, artistas y la realeza internacional se turnaban para acudir a alguna de sus extraordinarias fiestas en La Baraka, su mansión marbellí, o en su yate Nabila, amarrado en Puerto Banús, un barco que posteriormente vendió a Donald Trump. En aquel entonces Marbella era el epicentro de la jet set mundial, el lugar donde podían exhibir sus joyas, sus cochazos y su estratosférico nivel mundial. El lugar donde un traficante de armas como Khashoggi podía hacer negocios con otros miembros de la elite económica internacional.

Cuando falleció, en verano de 2017, muchas crónicas le situaban detrás de la práctica totalidad de los conflictos bélicos del mundo. Aunque no duró para siempre. La justicia le puso coto. En su caída tuvo que ver la lucha de clanes en Arabia Saudí. Khashoggi era hijo del médico personal del rey Abdalá bin Abdulaziz y mantuvo su influencia hasta que perdió la confianza del hijo de este, el rey Fahd. Además, la justicia internacional le puso contra las cuerdas en más de una ocasión.

La princesa Diana con sus hijos Guillermo y Harry, en 1989. (Cordon Press)
La princesa Diana con sus hijos Guillermo y Harry, en 1989. (Cordon Press)

Con su tercera boda con Shahpari Zanganeh, una iraní afincada en Arabia Saudí y con muy buen nombre en el mundo de los negocios, Adnan quiso recuperar algo de su influencia perdida. Por si no la tienen localizada, Zanganeh se hizo famosa años más tarde por trabajar como 'project developer' (promotora) en el negocio de la concesión del AVE a La Meca entre la Casa Real saudí y un consorcio español.

La segunda conexión 'rosa' del periodista fallecido es aún más marciana y no ha pasado desapercibida para la prensa británica. La escritora Samira Khashoggi, hermana de Adnan Khashoggi, fue la primera esposa de Mohamed Al Fayed. El empresario egipcio es mundialmente conocido por haber fundado los emblemáticos almacenes Harrod's de Londres, pero sobre todo por ser el padre de Dodi Al Fayed. Dodi fue la última pareja de Lady Di y perdió la vida con ella en el mismo accidente parisino de 1997.

Una familia, sin duda, marcada por la tragedia.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios